Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Management mediante el cinismo en los consultores
- Particularidades del fútbol en Europa del Este
- Violencia de género estatal

- Sumario completo junio de 2014





Sobre el autor

Jean-Arnault Dérens
Periodista. Jefe de redacción del sitio Le Courrier des Balkans.
plus...



Página de inicio >> Junio de 2014

Un pretexto para reescribir la historia
El atentado de Sarajevo

por  Jean-Arnault Dérens

¿La suerte de Europa se jugó en Sarajevo el 28 de junio de 1914? Ese día, un joven nacionalista “yugoslavo”, Gavrilo Princip, miembro de la organización secreta Joven Bosnia, manipulada por ciertas facciones de los servicios secretos del reino de Serbia, asesinó al archiduque Francisco Fernando, heredero de la corona imperial y real de Austria-Hungría, y a su esposa, Sofía Chotek.

La memoria de ese gesto mortal se propagó sin cesar a lo largo de todo el siglo XX, vapuleada al capricho de interpretaciones contradictorias. En 1941, cuando acababan de entrar en Sarajevo, oficiales nazis arrancaron la placa conmemorativa colocada en el lugar del drama y después se la regalaron a Hitler para su cumpleaños. Tras la liberación, bajo la Yugoslavia socialista, se colocó una nueva placa, y la huella de los pasos de Gavrilo Princip se grabó en el cemento. La Yugoslavia socialista consideraba al joven revolucionario, muerto de tuberculosis en la cárcel en 1918, como un “héroe” y un “libertador”. El próximo 28 de junio, la alcaldía de Sarajevo proyecta erigir un nuevo monumento a la memoria del archiduque asesinado, mientras que un busto de Gavrilo Princip debería, por el contrario, encontrar su lugar en Belgrado, en el parque de Kalemegdan.

¿Qué alcance debe darse a su gesto mortal? En su best-seller mundial Los sonámbulos, el historiador británico Christopher Clark propone una relectura de las causas de la guerra. Según él, ésta no era inevitable. El atentado de Sarajevo no solo habría servido de pretexto a la declaración de guerra de Austria-Hungría a Serbia el 28 de julio, que llevó, alianzas mediante, al primer conflicto mundial. Habría cumplido el papel de un disparador…

Texto completo en la edición impresa del mes de JUNIO 2014
a la venta en quioscos, librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.