Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Nueva Arquitectura Financiera Regional. Por Luciano Wexell Severo
- MOVILIZACIÓN DE TRABAJADORES CHILENOS POR RENACIONALIZAR LAS A.F.P por Nelson Soto
- A 42 años del golpe en Chile: La primera mujer de la resistencia. Por Dr. Tito Tricot

- Sumario completo



Página de inicio

El malestar de Chile y la falta de acceso al consumo de proteinas marinas. Por Pablo Fernando González

“Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos” , José Saramago – Premio Nobel.

La mayoría de las Familias Chilenas reciben un sueldo mínimo que no alcanza los 200 mil pesos, con los que deben enfrentar la mayor alza de precios de los alimentos de los últimos años, donde la proteína animal más económica es la contenida en el Pollo a casi 2 mil pesos el kilo, razón por la cual miles de hogares no la pueden consumir y otro tanto en el mejor de los casos las consume dos veces al mes.

Mientras nuestras principales pesquerías, que al igual que el Pollo poseen casi un 20% de su peso en proteínas, cuyas capturas anuales sobrepasan los mil millones de kilos, en vez de tener como prioridad a los hogares y niños de nuestro país, estas han ido a parar a las 7 Familias que controlan el Sector Pesquero que la destinan en su totalidad a la Alimentación Animal de cerdos, pollos y salmones, por las que pagan un precio que no alcanza los 100 pesos el kilo en el caso de la Sardinas Común, Austral, y Anchoas, y 230 pesos en el caso del jurel el que en su mayoría lo destinan a la exportación, lo que explica el porqué los chilenos, pudiendo tener una Alimentación Saludable ese derecho les fue arrebatado por las elites, de allí que el derecho a Elegir Vivir Sanos se ha transformado en una falacia.

España con menos de un décimo de la captura de Chile, ha conseguido que el 21% del consumo de proteínas de su población sean de origen marino ( FAO ), en una proporción importante contenidas en Sardinas y Anchoas, y que en el caso de Chile aunque son nuestras pesquerías más abundantes y ricas en Omega-3 Marino, los chilenos no tenemos acceso a ellas.

El Gobierno a través del Ministerio de Economía-Subpesca, no tan sólo se ha dedicado a perfeccionar y amparar a este Monopolio de Privilegio responsable de destinar nuestras proteínas marinas a la Alimentación Animal, sino que se ha unido para encabezar la campaña de tergiversación y mentiras de los anteriores, acusando que el problema del consumo de pescado en Chile es un problema cultural de los chilenos aunque es un hecho indesmentible que nuestras principales pesquerías no están disponibles a ningún precio y menos en su calidad de pescados frescos aptos para el consumo humano, siendo este el problema de fondo y el que no tiene justificación racional alguna. En este caso, la responsabilidad máxima por la mantención de esta política demencial, del todo discriminatoria, inconstitucional e ilegal del Ministerio de Economía-Subpesca, y que la Ley Longueira pretende extender a perpetuidad, cabe a nuestros Diputados y Senadores, a la Concertación y Alianza por Chile, y al Gobierno.

El Malestar de Chile, se ha alimentado por décadas de este tipo de injusticias puestas en práctica por la colusión de las elites económicas con las elites políticas, las que han impactado a la mayoría de las familias incluyendo la educación de sus hijos y, en este caso, su alimentación y salud. Uno de los dos pilares del Modelo Chileno, - dicen los que lo defienden-, es haber otorgado una mejor calidad de vida a quienes vivimos en este país: sin embargo, la obesidad y las enfermedades derivadas de la misma, se han convertido en el principal marcador de pobreza e inequidad que deja en evidencia el profundo grado de Desigualdad en que se sostiene el mismo, al afectar a dos de cada tres chilenos.

El segundo pilar dice que el mercado y la libre competencia, pone atención en el valor de la libertad como ningún otro sistema, a excepción del Modelo Chileno que se ha encargado de vulnerarlo sistemáticamente, en este caso, 7 Familias lucran en forma abusiva con recursos naturales que nos pertenecen a todos los chilenos, por sobre el derecho a la Alimentación Saludable de los millones de niños, jóvenes, mujeres y hombres, de nuestro país.

Pablo Fernando González / PYME SALAZONES PATAGONIA /

¡¡¡ PROTEINAS MARINAS PARA LA FAMILIA CHILENA !!!

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.