Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El acuerdo SQM CORFO: un salar de Atacama imaginario, impuestos imaginarios y dueños imaginarios. Por Jan Cademartori
- El próximo Gobierno en Chile y los desafíos para defender nuestro medio ambiente. Por Camila Carrasco Hidalgo
- Acerca de los fachos pobres. Por Alicia Gariazzo

- Sumario completo



Página de inicio

En defensa de nuestros glaciares. Por Mario Osses

“EN DEFENSA DE “NUESTROS” GLACIARES”

Recientemente -sábado 21 de Mayo de 2016, El Acontecer-, ha informado que la “Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados de Chile, da luz verde al Proyecto de Ley que posibilita la destrucción de glaciares.

Agregando, “el 18 de Mayo de 2016, luego de dos años de engorrosa y permeada discusión por los poderes fácticos del País, se terminó de revisar en la Comisión de Medio Ambiente el Proyecto de Ley mal llamado -engañosamente- de “protección” de glaciares. El cual, como comunidades hemos denunciado de manera incansable que es una amenaza -cierta- para los territorios, ecosistemas y toda la población del País. Ante tan horroroso hecho, los territorios con glaciares expresan de manera enérgica el siguiente comunicado público:

1° Hoy se marca un paso más hacia la creación de una nueva norma que no hace más que profundizar un estado extractivista y corrupto. Que sólo legisla para los empresarios y sigue profundizando un modelo de muerte...” Más adelante, sostiene que -simplemente- “esta decisión es criminal”.

Y el propio Gobierno, estaría confirmando “tras los dichos expuestos ayer por Pablo Badenier, Ministro de Medio Ambiente..., que él y el Gobierno no protegen el medio ambiente, ni la salud de las comunidades al avalar y promover este ecocidio. Esto queda reflejado en sus dichos...: “el ejecutivo nunca ha dicho ni entendido que por efecto de esta ley se revoquen resoluciones de calificación ambiental que intervengan glaciares...Estamos reconociendo que eventualmente (¿?) existen -ya- proyectos aprobados con Resolución de calificación ambiental que intervienen glaciares. Y efectivamente hay una decena de proyectos que intervienen glaciares que están aprobados y que cuentan con una resolución de calificación ambiental que los gobierna”. ¡No puede ser más grave e irresponsable!

Es más, conforme expresa Miguel Bonasso -divulgado y prestigiado autor argentino- en su libro “El Mal”: “Hablamos de uno de los temas más importantes que puede tener la Argentina en el futuro. Un tema que no contaba con una legislación específica y que es fundamental y decisivo, porque aludimos principalmente a las reservas de agua de nuestro País.” “Como se sabe -explicita- los glaciares necesitan miles de años para integrar un ecosistema. A la vez ellos y su área circundante, el área periglacial, de donde escurre el agua más pura, constituyen reguladores naturales del recurso hídrico” en sus respectivas zonas.

Tanto o más grave es la denuncia pública que él formula respecto a que “la compañía -Barrick Gold- no sólo miente, también compra gente...con sus delegados...ha logrado la mancuerna perfecta: codicia y terror. La zanahoria y el garrote manejados con maestría”. Los anteriores alcances del autor, necesariamente nos conducen a relacionar el tema con los famosos lobbys... Y en Chile, para desgracia del País, recientemente se ha dictado una “ley de lobbys” que, necesariamente debe ser derogada por sus tenebrosos efectos. Y, sugestivamente, en nuestro País hay ciertos personajes -al parecer, mancomunados- que habrían logrado la dictación de leyes o Resoluciones de Gobierno que son nefastas para nosotros. Así por ejemplo, el diario La Segunda de 25 de Mayo de 2016, informa de una querella presentada contra el ex-Senador y ex-Ministro de Economía Pablo Longueira -a quien Insulza sin embargo tildara de un verdadero “estadista”...(¿?)- al actuar “como un verdadero gestor particular de SQM”. Sin nunca abstenerse ni inhabilitarse durante la tramitación en el Congreso de la Ley de Royalty, con lo que gracias a su gestión logró SQM acogerse a la invariabilidad tributaria hasta el año 2025, “con detrimento de los intereses públicos que debía representar”. Tanto así, que hace pocos días se publicara un libro bajo el título “Háganme callar”, cuya autora -doña Mónica Echeverría, viuda de Fernando Castillo Velasco-, precisamente denuncia esta clase de personajes con nombre y apellidos. Y no tan sólo eso, sino que además, en entrevista con Tomás Mosciatti ha afirmado claramente que son sujetos “peligrosos”. ¿Estarían ellos de hecho, tomando en sus manos las riendas del Gobierno de Chile y de su Economía?

Para que no se abriguen dudas de ninguna especie, reproducimos “fragmentos de la Propuesta de Resolución Común del Parlamento Europeo, sobre la prohibición general del uso de las tecnologías mineras a base de cianuro... (28 abril 2010)”: “Considerando que el cianuro es una sustancia química altamente tóxica utilizada en la minería del oro y que... está clasificado como uno de los principales contaminantes y puede tener un impacto catastrófico e irreversible en la salud humana y el medio ambiente y, por ende, en la diversidad biológica.

“Considerando que en los últimos 25 años se han registrado más de 30 accidentes importantes relacionados con el vertido de cianuro. En particular, hace 10 años cuando se vertieron más de cien mil metros cúbicos de agua contaminada con cianuro desde el embalse de una mina...al sistema fluvial

TISZA-DANUBIO, lo que causó el mayor desastre ecológico de esa época en la Europa Central. Y -esto es aún más grave- que no existe ninguna garantía de que no se vuelva a producir un accidente semejante...”

A todo lo cual, cumple añadir otra consideración no menos significativa: existen glaciares en parte argentinos y en parte chilenos, según expresa el mismo autor, con gran versación en la materia. Lo que además se confirma por el hecho de que después de una ardua lucha como parlamentario, logró la dictación de una Ley de Medio Ambiente dictada en nuestro Vecino País, la ley N° 26.639. Y en la cual en su artículo primero expresamente se declara que: “Los glaciares constituyen bienes de carácter público”

En Chile lamentablemente a pesar de que la Constitución de 1980 señala que los Recursos Naturales son del Estado, inalienable e imprescriptiblemente, sin embargo bajo el mismo Régimen Castrense, el hermano del Sr. Sebastián Piñera -quien nada hizo...- logró la dictación de una ley especial -ley de concesión plena, N° 17.098- que de hecho transforma en letra muerta los textos constitucionales y la cual a pesar de tantos años transcurridos bajo un régimen presuntamente democrático, jamás ha sido derogada... ¿ otro milagro del lobby...?

Mario Osses Quirós
Abogado.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.