Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Bachelet arrastrada por el fracaso del modelo económico heredado de Pinochet. Por Pablo González
- Hacia una política de reconocimiento. Por Carlos Fernández
- Alemania rechaza semilla de maíz contaminada por transgénicos importada desde Chile. Por Lucía Sepúlveda Ruiz

- Sumario completo



Página de inicio

Estudiantes quieren establecer una asamblea abierta en el Paseo Bulnes

No es novedosa, pero eso no le quita a esta forma de lucha lo efectiva que puede llegar a ser.

Desde el mediodía del primer día de julio, medio centenar de estudiantes de distintas universidades están ocupando el Paseo Bulnes, donde instalaron sus carpas e iniciaron actividades de distinto tipo. Tal como lo hicieron los españoles el famoso 15M de 2011, cuando comenzaron unos pocos hasta transformarse en una potente demostración del cansancio ante los ajustes aplicados a la economía para mitigar la crisis.

El objetivo de la ocupación de los estudiantes chilenos es visibilizar la demanda por la educación y otras más globales, masificar la ocupación (no solo con estudiantes) e iniciar debates que vayan configurando una plataforma que incluya las demandas transversales de los movimientos sociales.

La iniciativa partió con la ocupación del frontis de la UC por estudiantes de Teatro de esa universidad. Según contó la vocera, Sofía Croxatto, estudiante de Teatro de la UC, no pudieron quedarse porque la masificación no se produjo, y el lugar no resultaba adecuado. Ahora apuestan a la masificación porque hicieron alianzas con otras universidades y el lugar permite la ocupación del centro del paseo y dejar libre los pasos peatonales de los lados.

Apenas instalaron sus carpas, los jóvenes se organizaron en equipos (cocina, aseo, programación y otros) e iniciaron una serie de actividades con horarios definidos que incluyen desde talleres y muestras de distintos tipos de bailes, cursos de tarot y prevén la realización de debates y conversatorios para ir estructurando los contenidos de la plataforma de demandas.

Si bien la apuesta de los estudiantes de las distintas universidades es a que se produzca la masificación de carpas y aumente el número de los ocupantes del Paseo Bulnes, también les interesa que las personas y sectores sociales organizados participen de las actividades.

En concreto, se imaginan que el espacio puede transformarse en una especie de asamblea diaria y permanente, donde convivan las diversidades y motivaciones para movilizarse, así como establecer un lugar de conversación, reafirmación y construcción de nuevas propuestas. Por cierto, también esperan apoyo y solidaridad.

(JPEG)
(JPEG)
(JPEG)
(JPEG)
(JPEG)
 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.