Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Hasta cuándo nos ridiculizan y faltan el respeto. Por Alicia Gariazzo
- Servicios mínimos en la Banca: la anulación del derecho a huelga. Por Ana Muga
- Caso Bombas: el único estallido que escuchamos fue el de la alegría frente a la lectura del fallo. Por Marco Silva Cornejo

- Sumario completo



Página de inicio

La Sech no imparte justicia, lo que ésta “juzgó y decida y pueda lograr no se nos ocurre discutirlo”


-  En decisión unánime, su directorio, en el cual están representadas todas las tendencias políticas, rechazó nuevamente las críticas por incorporar como socio a Ricardo Palma Salamanca.

“Todo aquel escritor con los méritos de serlo, según sus propios estatutos, es aceptado sin distinción de credos políticos o religiosos y no tenemos ni pensamos tener la autoridad de negar su calidad de tal”, expresó la entidad.

Como “una ignominiosa diatriba” calificó el directorio de la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), presidido por Roberto Rivera Vicencio el artículo publicado este domingo 29 en un importante periódico nacional.

La decisión de aceptar como miembro al ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez fue adoptada con la unanimidad de los 11 miembros del directorio a inicios del mes de mayo, luego de que cumplir con los requisitos de sus estatutos: tener un libro publicado.

El organismo, fundado en 1931 y del cual han sido socios los más importantes escritores chilenos, entre ellos Gabriela Mistral y Pablo Neruda, considera que “la publicación de las novelas El gran rescate en 1998 y Una larga cola de acero, el 2001, por la prestigiosa Editorial LOM, adelanta y garantiza que nos encontramos ante un escritor, una verdadera mala fe consistiría en no reconocerlo como tal”, expresó.

La Sech “debe explícitamente señalar que, no imparte justicia, su misión es otra, y todo aquel escritor con los méritos de serlo según sus propios estatutos, es aceptado sin distinción de credos políticos o religiosos y no tenemos ni pensamos tener la autoridad de negar su calidad de tal”, indicó.

“Lo que la justicia juzgó y decida y pueda lograr no se nos ocurre discutirlo, y lo que cada escritor haga con su conciencia después es otro tema en lo que no pretendemos participar”, agregó la corporación sin fines de lucro.

“Los escritores -y también los periodistas- saben muy bien desde donde escriben, cual es el punto de vista adoptado y a la vez el medio desde el cual escriben, incluso la oportunidad en la cual lo hacen, por ello en el artero ataque a la Sociedad de Escritores de Chile de este fin de semana pasado, no podemos pensar en ingenuidad ninguna”, precisó la Sech.

“Ya que nos desprendemos de la ingenuidad, cabe, preguntarse el contexto comunicacional en el cual se provoca la diatriba, en el marco de una ofensiva que tiene como figuras paradigmáticas a Mauricio Rojas, un supuesto ex militante del MIR y a nuestro Canciller, el ex comunista y también escritor Roberto Ampuero, -todos ex y al servicio de- y con ello se engloba y se cierra un mensaje mayor que, dejamos en manos del lector dilucidar”, puntualizó la organización que tiene 19 filiales en todo el país, desde Arica a Punta Arenas.

“La totalidad de sus directores trabajan ad honorem, no así quien perpetra la diatriba, con una absoluta ignorancia de lo que es un gremio”, precisó.

La Sech imparte veinte talleres anuales, realiza 5 concursos literarios para educación básica, media y superior, atención a colegios, convenios con universidades, participa en las Ferias del Libro a lo largo del país, tuvo más de 100 presentaciones de libros en 2017 y varios convenios vigentes con municipios.

https://www.sech.cl/declaracion-directorio-sech/

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.