Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Historia popular de Francia
- Y Europa creó Compostela…
- Cuando Yugoslavia apoyaba las luchas anticoloniales

- Sumario completo agosto de 2018





Sobre el autor

Álvaro Ramis
Teólogo, doctor en Ética Aplicada.
plus...



Página de inicio >> Agosto de 2018

Un debate para superar el modelo neoliberal
La ecología social latinoamericana ante los límites del extractivismo

por  Álvaro Ramis

La crisis en el precio de los commodities latinoamericanos, relevante en la región desde 2014 en adelante, ha mostrado la importancia social y política de la ecología social, ejemplificada por el trabajo de autores como Gudynas y Evia (1993), Acosta (2011), Seoane (2012) y Svampa (2011a y 2011b). Esta aproximación asume un paradigma heredero del geonomismo que ya a inicios del siglo XX consideró que los problemas de la economía, del clima y del medio ambiente están unidos y, por lo tanto, las soluciones a esos problemas también deben estarlo. Gudynas y Evia reconocen que el medio ambiente es un sistema heterogéneo, sujeto a una hermenéutica permanente de los actores que interactúan por medio de marcos simbólicos muy diversos. De esa forma las relaciones humano-ambientales reflejan este campo de interpretaciones. La ecología social debe estudiar estos procesos, desde una praxis éticamente comprometida, que los autores describen cómo “una postura ética explícita a favor de todas las formas de vida” (Gudynas y Evia, 1993, 32).

A partir de estos axiomas la ecología social latinoamericana ha aportado una crítica sistemática a los modelos económicos basados en el “extractivismo”, categoría que define como “un tipo particular de extracción de recursos naturales, en gran volumen o alta intensidad, de los cuales el 50% o más, es destinado a la exportación, como materias primas sin procesar o con un procesamiento mínimo. Incluye tanto las fases de explotación, como las previas de exploración, descubrimiento, etc., y también las fases posteriores, como cierre y abandono de los sitios de apropiación” (Gudynas; 2013:15). Distingue entre un “extractivismo clásico” implementado por empresas transnacionales, mientras el Estado asume un papel secundario, brindado protección a las inversiones y exportaciones, con bajos niveles de tributación y un “neoextractivismo” donde existe mayor presencia del Estado por medio de empresas estatales o mixtas, con un nivel más alto de regalías e incluso mayores controles sobre la producción...

Texto completo en la edición impresa del mes de AGOSTO 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.