Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Sobre Estados, farándulas y racismo. LA PAJA EN EL OJO AJENO… Por Victoria Aldunate Morales
- La presidenta Bachelet y su día de la madre. Por Consuelo González Velasquez
- ¡Vivan los Bárbaros! Por Nicolás Camerati

- Sumario completo



Página de inicio

La falacia del " Todos x Chile " que nos perpetúa en el estancamiento mientras China sigue creciendo. Por Pablo Fernando González

(JPEG)

Hasta ahora el modelo chino, llámesele a una economía asociada a un capitalismo regulado, al que se le ha puesto como objetivo principal conseguir una " sociedad modestamente acomodada " para los ciudadanos de ese país, bajo la dirección y control del Partido Comunista Chino, ha demostrado ser más eficaz y eficiente para alcanzar el Desarrollo que nuestro modelo económico instaurado por la dictadura de Pinochet y controlado por los grandes grupos económicos, banqueros y compañías trasnacionales, del que se sienten sus administradores nuestras élites de la Concertación y ahora llamada Nueva Mayoría.

Chile le debe buena parte de su crecimiento económico del último par de décadas al crecimiento espectacular que ha tenido la economía China, porque la misma es la responsable de los altos precios y volúmenes que alcanzaron nuestras exportaciones de cobre y minería, por lo mismo hacer una lectura incorrecta de las proyecciones a largo plazo de esa economía que se convertirá lejos en la más grande del mundo nos llevará a décadas perdidas.

El Presidente de China Xi peng, es un líder muy preclaro que ha demostrado tener una lectura muy correcta y pragmática de cómo utilizar el capitalismo para transformar a su país y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. El año 2014 ante la crisis de crecimiento de su economía reconoció que China no seguirá creciendo como lo venía haciendo hasta ahora, es decir con índices de dos dígitos, pero anotó que sí se apega a la nueva estrategia la que denominó la " nueva normalidad ", lo puede seguir haciendo entre el cinco y el diez por ciento, explicando que para ello es fundamental "adaptarse a la nueva condición normal basada en las características del crecimiento económico de China en la fase actual". Xi peng, en su discurso en el APEC, dio tres claves sobre las bases de la "nueva normalidad": La economía china ha cambiado de marcha para pasar de un crecimiento de alta velocidad a uno de velocidad media-alta, la estructura económica se está mejorando y actualizando de manera continua, y la economía está cada vez más impulsada por la innovación en vez de por los factores de producción y la inversión.

El Presidente de China educado en la dialéctica sabe que si su país desea mantener un crecimiento robusto para alcanzar la " sociedad modestamente acomodada " que quieren sus dirigentes para los ciudadanos de su país necesita que su economía no siga insistiendo en políticas que apunten a saltos cuantitativos ( más inversión y productividad de su masiva industria de manufactura que caracteriza su economía actual ) sino que necesita de un salto cualitativo, y para ello la herramienta no es otra que la INNOVACION. Es decir, seguir insistiendo y haciendo más eficiente la inversión en Ciencia para luego tener donde echar mano a ciencia aplicada (la Academia China de Ciencias es el organismo de investigación científica más grande del mundo, en el que participan más de cien mil miembros estables, entre profesores, técnicos y estudiantes); Ciencia de última generación para un círculo virtuoso que generen innovaciones de impacto global y de alto valor agregado, con productos que encierran altos niveles de complejidad ajenos a los que producen los actuales grupos empresariales que explotan la industria tradicional; participación activa en el desarrollo de productos que están en las expectativas de los consumidores y que todavía no están en la mente de nadie. Puertas amigables y de fomento a la irrupción de las nuevas generaciones de emprendedores. Esto no es distinto a lo que se han propuesto las economías exitosas de Occidente ( Suiza, Reino Unido, Suecia, Finlandia y EEUU, entre otras).

La Presidenta Bachelet en vez de alinear a nuestra economía a igual desafío que la economía China, en un mundo globalizado intensivo en tecnologías de última generación y de innovación que postergan a un valor segundario el de las materias primas, lo que explica la baja de los precios de los commodities como el cobre, la celulosa, el petróleo, de la que no es ajeno el salmón chileno, etc., insiste que la columna vertebral de nuestra economía siga dependiente de la explotación y exportación acelerada de nuestras riquezas naturales no renovables y productos de baja complejidad, idea a la que contribuye su ministro de Energía quien tiene como principal propósito sacar adelante el obtener energía a bajo precio para hacer más competitivos los negocios de exportación asociados a la explotación acelerada del cobre, minería, celulosa y materias primas básicas, no importando que lo anterior se haga a costa de desastre ambiental país, por lo mismo existe un nulo interés desde el gobierno y el congreso en que nuestra legislación que " protege " el medio ambiente se actualice y sea equivalente al de los países desarrollados, ya que de promover un cambio de ella se perdería la permisiva legislación actual.

A diferencia del Presidente Xi peng la Nueva Mayoría antes Concertación ha tenido un tratamiento miope de la INNOVACION, la misma ha dotado de multimillonarios fondos públicos a CORFO para promoverla, sin embargo ésta se ha encargado de traspasar esos recursos a los Fondos de Riesgo de propiedad de los Grupos Económicos que controlan nuestra vieja economía, por lo mismo éstos han terminado beneficiando a las redes sociales de las élites de la que son parte, para que éstas hagan formidables negocios de especulación financiera, lucro en educación, comercio, manufactura, con platas públicas y todos ellos con nula innovación de valor global. Igual ocurre con los enormes subsidios estatales para I+D que terminan en las empresas de los poderosos grupos económicos que insisten en sus negocios que perpetúan nuestra economía tercermundista. Después de más de dos décadas de gobiernos de Concertación y Alianza por Chile, nuestro país no ha conseguido desarrollar empresas para producir productos de alta complejidad que se comercialicen en la economía global, lo que claramente es una prueba del fracaso y miopía que han tenido las políticas de promoción de la INNOVACION. http://ciperchile.cl/2014/06/06/asi-favorece-corfo-a-las-%E2%80%9Cpymes%E2%80%9D-de-la-elite-empresarial/

Vale recordar, el ridículo que hizo el presidente Piñera el año 2013 quien decidió designarlo como el año de la INNOVACIÓN justo cuando Chile cayó 7 lugares en el Índice Mundial de Innovación, al retroceder del puesto número 39 al 46, indicador que mide si las economías se encaminan o no al desarrollo, índice que no varió durante el 2014. A lo que se agrega que en el período 2011 - 2014, tres años corresponden a Piñera y el último a Bachelet, Chile retrocedió en el Índice de Competitividad Mundial que elabora el International Institute for Management Development de Suiza (IMD) en coordinación con el Departamento de Administración de la Universidad de Chile, al pasar del lugar 31 al 35, lo que implica el peor desempeño desde el año 2000 cuando el país ingresó a la medición.

No cabe duda que el diagnóstico de la economía chilena y las conclusiones para enfrentar la crisis de crecimiento, que sacaron Bachelet y la Nueva Mayoría en su conclave de hace unos días que resultó en el " Todos x Chile", insiste en un error que nos está costando muy caro como país, al reiterar que el problema del crecimiento se resuelve con políticas que apunten a lo cuantitativo, aumento de la INVERSION y la PRODUCTIVIDAD (última Comisión Bachelet), aunque resultan ser los mismos indicadores que los dirigentes de China han descartado que sean la solución.

En resumen, a diferencia de la estrategia China de la " nueva normalidad " del Presidente Xi peng que coloca como foco para el crecimiento de su economía a la INNOVACION, con el objetivo de darle continuidad a los esfuerzos de sus dirigentes para avanzar en el mejor bienestar de los ciudadanos de China , la estrategia de " Todos x Chile " de la Presidenta Bachelet y la Nueva Mayoría es coincidente con la de las élites empresariales que dominan la vieja economía, las que han conseguido imponer y justificar como razonable posponer las reformas que posibilitaban un mejor bienestar para los ciudadanos de nuestro país, justificándose que éstas colocarían en riesgo sus formidables negocios y utilidades que obtienen con el fracasado modelo económico centrado en un porcentaje mayoritario en la explotación y exportación acelerada de cobre, recursos naturales país no renovables y productos de baja complejidad.

Pablo Fernando González, empresario PYME INNOVACION.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.