Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Forestales: Una industria insustentable
- Música virtual, dinero real
- Son nuestros hijos

- Sumario completo septiembre de 2015





Sobre el autor

Branislav Marelic
Presidente de la Corporación Fundamental.
plus...



Página de inicio >> Septiembre de 2015

Cómo abrir el acceso a la justicia y a la sociedad los testimonios sobre la tortura en dictadura
Las complejidades del secreto de la Comisión Valech

por  Branislav Marelic

A pesar de que desde el 2004 existe el secreto de los archivos de la Comisión de Prisión Política y Tortura, o “Valech 1”, once años después comienza un debate público para cuestionar la procedencia de dicho secreto, de cara a la necesidad de investigar, procesar y sancionar a los responsables de graves violaciones a los Derechos Humanos. En este debate público se han visto posturas categóricas a favor de no tocar el secreto, como la del ex presidente Ricardo Lagos, y posturas para establecer medios de acceso, como la de la Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos Lorena Fries.

El gobierno ha establecido una postura ambigua, es más, pareciese ser que la posición oficial no entiende cabalmente el problema de mantener una norma de secreto por 50 años de los antecedentes de la Comisión Valech 1, que tendría información relevante sobre hechos de tortura que no se estarían investigando adecuadamente. Así por ejemplo, la ministra de Justicia, Javiera Blanco, en una carta publicada el 3 de agosto en un diario, señala que la futura Subsecretaría de Derechos Humanos llevará a cabo una consulta para preguntar a cada víctima que testificó ante la Valech 1 si desea que se levante su secreto. ¿Refleja esta propuesta que nos deja la ministra en su carta un entendimiento de lo que está en juego? Parece que no, ya que el secreto de la Comisión Valech 1 no es un asunto de privacidad, no es un asunto que esté sometido completamente a la voluntad de las víctimas, sino que es un asunto de justicia y de verdad, mucho más complejo para solucionarlo a través de una consulta infinita -son más de 30.000 víctimas reconocidas-, por un organismo que todavía no existe y que no se sabe cuánto demorará en funcionar, como lo es la Subsecretaría de Derechos Humanos...

Texto completo en la edición impresa del mes de SEPTIEMBRE 2015
a la venta en librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.