Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Sudán, una revolución en gestación
- Una crisis que no toca fondo
- Reforma laboral para nuevas precarizaciones

- Sumario completo junio de 2019





Sobre el autor

Carol Crisosto Cádiz
*Diplomada en Ciencias Religiosas y Estudios Eclesiásticos UCSC.
plus...



Página de inicio >> Junio de 2019

Crisis de la Iglesia Católica chilena: panorama y expectativas
Llegaron los tiempos de cambiar

por  Carol Crisosto Cádiz

Un panorama de lo que ha sido la crisis de la Iglesia Católica en Chile y las causas de la misma. La autora finaliza proponiendo medidas para salir de esta crisis tan profunda.

Momentos cruciales
La crisis de los abusos de menores de edad por parte del clero irrumpe con el caso del “cura Tato” (José Andrés Aguirre) en el año 2000. De ahí en adelante comenzaron a aparecer otros casos, pero aún no imaginábamos la profundidad de la crisis. Un momento crucial fue cuando se destaparon los abusos de conciencia y sexuales perpetrados por Fernando Karadima. La gravedad de los delitos y la notoriedad del acusado (con fama de santo y fuertes vínculos con los grupos de poder político y económico del país) le dieron a este caso repercusiones enormes. Y, cuando creíamos que la gravedad del caso Karadima era imposible de superar, hemos quedado golpeados, recientemente, con las denuncias contra el sacerdote jresuita Renato Poblete. Así nos fuimos dando cuenta de que las situaciones de abuso eran transversales. Por tanto, comenzó a aparecer en el diagnóstico un problema de la cultura eclesial que favorecía estas situaciones de abuso. En efecto, se trataba de algo más que de personas enfermas.

Desde mi percepción, la lucha de los laicos de Osorno marcó un punto de inflexión. Durante tres años protestaron por el nombramiento de Juan Barros como obispo de la diócesis de Osorno, pues había serias acusaciones de que había sido cómplice de Karadima. Durante ese tiempo fueron descalificados, desacreditados por la jerarquía de la Iglesia, sin embargo, ellos perseveraron en su lucha. Creo que ellos fueron muy relevantes en el vuelco que dio la situación en la visita del Papa a Chile. Hasta ahí, la actitud general de los obispos chilenos era defensiva. Se argumentaba que buena parte de la crisis de los abusos era artificial, provocada por grupos que buscaban desprestigiar la institución. De varias maneras se minimizaba la crisis, no asumiendo su gravedad. El error del Papa de desacreditar a las víctimas de Karadima y sus posteriores disculpas, dieron lugar a la visita de Charles Scicluna y Jordy Bertomeu. Ahí sí las cosas comenzaron a cambiar. Son ellos los que percibieron la profundidad de la crisis y la complicidad de la conferencia episcopal con sus dinámicas de encubrimiento; sea por dolo, omisión, negligencia o torpeza, pero encubrimiento al fin...

Texto completo en la edición impresa del mes de JUNIO 2019
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.