Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Cuántas más esta semana
- Mediciones estandarizadas de la educación: una enfermedad mundial . Por Juan Casassus
- Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas. Por Ángel Saldomando - Respuesta de Sergio Grez

- Sumario completo



Página de inicio

Los jóvenes no pueden esperar. Por Nelson Aquiles Soto

El 11 de marzo recién pasado asumió como Presidente de la República por segunda vez, Don Sebastian Piñera Echenique, quién en su primer programa de gobierno, decía en el Capítulo II al referirse a la Sociedad de Seguridades lo siguiente:

…¨OTRA GRAN FUENTE DE INSEGURIDAD ES LA DELINCUENCIA, QUE GENERA EN LA CIUDADANÍA TEMOR A SER ASALTADOS EN LAS CALLES O VÍCTIMAS DE UN ROBO O ASALTO EN SU PROPIO HOGAR;

Continuando respecto a su programa de gobierno en cuanto a la seguridad señalaba: ¨Las naciones no sólo deben dar a sus habitantes oportunidades de progreso y espacio para que puedan desarrollar sus talentos; también deben darles una red de seguridad que los proteja cuando enfrentan un tropiezo. La difícil situación económica que afecta a la mayoría de los chilenos, y que se ha visto agravada por un debilitamiento en la capacidad de crecimiento y generación de puestos de trabajo de la economía chilena se arrastra por más de una década y ha aumentado la sensación de inseguridad…¨

También su propuesta programática de ese entonces Sebastián Piñera indicaba:

¨Otra gran fuente de inseguridad que está afectando a la mayoría de nuestros compatriotas es la delincuencia, que genera temor a ser asaltados en las calles o víctimas de un robo o asalto en su propio hogar. En el año 2008, un 35% de los chilenos manifestó haber conocido la experiencia de un asalto

El candidato Presidencial Sebastián Piñera en ese entonces, reforzaba su pensamiento, indicando:

¨ Que para construir una autentica sociedad de seguridades, se requiere también disponer de una mayor cobertura y mejor calidad de la educación, en la salud, en la previsión social y en la vivienda, creemos que todavía falta mucho por avanzar en la protección social y por tanto mi compromiso es construir una verdadera sociedad de seguridades¨ Sin embargo esos compromisos y buenas intenciones muchos no se cumplieron en su primer programa de gobierno, donde nada se dijo de combatir el Narcotráfico y Microtráfico, principal causa de la incertidumbre que por años millones de chilenos viven en la a inseguridad la que se ha acrecentado impactando en las modestas familias de las periferias del Gran Santiago, así también en las periferias de las distintas ciudades del país.

Valoro lo realizado hace unos días atrás de la visita efectuada en la Comuna de la Pintana por el Presidente Piñera, lugar donde fue baleado el Cabo de Carabinero Oscar Galindo Saravia (Q.E,P,D), sin embargo, creo que una política del buen samaritano, en hacer obras sin mucha parafernalia y con el alto sentido de estadista, para lo cual emplazo al Presidente Sebastian Piñera, visite en una noche cualquiera las periferias de las distintas poblaciones Santiago, en forma incógnita sin aviso previo y objetivo comunicacional, para que vea por sus propios ojos, como familias enteras y trabajadores (as) honestos (as), están atrapadas y encarceladas en sus propios domicilios, donde tienen que convivir con el narcotráfico y micro tráfico, sin poder hacer nada para sacar a sus hijos de ese ambiente, que los acecha y con el riesgo de caer en este mismo ambiente, como ya han caído miles de ellos ante la falta de oportunidades efectivas que le otorgue el Estado.

Así también podrá ver como esta lacra que lucra con el vicio de la droga, se encarga de proveerle albergue en en casas abandonadas denominadas caletas, donde hombre y mujeres jóvenes, padres de familia, dueñas de casa, y trabajadores (as) en general se denigran perdiendo la conciencia del mal que le está afectando, estas sustancias pasando a ser en las noches verdaderos zombies deambulando por las calles, a veces sin que aquellos que tienen las facultades del Estado para proceder hacen vista gorda.

Por otro lado legisladores, autoridades de los gobiernos de turnos, judiciales etc, y que tienen la responsabilidad legal al respecto duermen plácidamente en sus casas cada noche con el desconocimiento quizás de la dimensión y gravedad que sufre Chile, especialmente los más pobres de este país.

Pero el drama también afecta aquellos que son utilizados en este negocio, y sus familias principalmente por la falta de oportunidades, en educación, viviendas, alimentación, trabajo etc, donde el estado y los gobiernos de turnos a partir de la recuperación de la democracia han alimentado más bien el consumismo, con la implementación de un modelo económico neoliberal que dice ¨arréglense como pueda, el mercado los regulara¨ habiendo dado chipe libre a este cáncer que está matando a nuestros jóvenes, y quienes son los que tienen que tomar la responsabilidad de liderar este país a futuro.

Pero si bien es cierto, muchas de las promesas del primer gobierno de Sebastián Piñera no se cumplió, los chilenos le dieron el año 2014, una segunda oportunidad, s la Ex Presidenta Michelle Bachelet, donde nuevamente es elegida Presidenta de la República.

En relación a su compromiso de gobierno respecto al tema de la droga, indicaba: ¨Respecto del Consumo de drogas, adicionaremos a las campañas de prevención de consumo abusivo de estas sustancias, alcohol, aquellas orientadas al consumo abusivo de psicofármacos, para que se manejen claramente los riesgos del consumo no supervisado por un médico.

Aumentaremos la cobertura de la prevención selectiva escolar en 1.000 establecimientos de educación básica y media bajo el programa denominado “Liceo Libre de Droga”. Programa de Gobierno MICHELLE BACHELET 2014-2018 .

Crearemos el Programa Nacional de Escuelas de Segunda Oportunidad que permita atender las necesidades de niños y adolescentes que hayan desertado del sistema escolar en las comunas más vulnerables del país, que los habilite a una reinserción plena al sistema tradicional.

Revisaremos la ley 20.000, entregando el conocimiento de las faltas consideradas en esta norma, ya no a la justicia penal, sino a los Juzgados de Policía Local. Entregaremos a la potestad reglamentaria de ejecución, la determinación de los niveles o cuantía de droga que debe considerarse constitutiva de micro tráfico y, consecuentemente, aquella que le está permitido portar a una persona para su consumo personal inmediato en el tiempo. Revisaremos el Reglamento que considera a la marihuana en la lista 1) entre las drogas más peligrosas

Respecto de la Prevención, aumentaremos la cobertura de la prevención selectiva escolar en 1.000 establecimientos de educación básica y media bajo el programa denominado “Colegio Libre de Droga”, con una cobertura de 15.000 niños y adolescentes de alto riesgo, incluyendo a su familia si así se pudiese. Concentraremos la prevención en la alta vulneración social (comunas vulnerables y barrios críticos); es decir, en quienes tienen alta probabilidad de consumo de drogas.

Se trata de programas preventivos selectivos en estas poblaciones (5.000 cupos, que hoy no existen).

Respecto del Tratamiento, duplicaremos la cobertura de tratamiento de drogas, ambulatorio y residencial, para población adulta masculina y femenina mayor de 20 años. Triplicaremos la cobertura de tratamiento de población adulta masculina y femenina mayor de 20 años con programa de detección temprana de consumo de riesgo y problemático e intervención breve. Reforzaremos los tratamientos para población adolescente menor de 20 años, que AUGE no cubre (casos más complejos). Adicionalmente, mejoraremos la gestión de los programas dirigidos a adolescentes menores de 20 años con consumo problemático de drogas y alcohol.

Focalizaremos y ampliaremos la oferta y cobertura para mujeres , para lo que se propone aumentar la cobertura para aquellas que tienen hijos menores de 5 años y que puedan permanecer con ellos durante el tratamiento. También impulsaremos un Plan Nacional contra el Narcotráfico que incorpore fortalecimiento de vigilancia en fronteras, en aduanas, en puertos; trabajo conjunto de especialización de los Fiscales y Policías; fortalecer las capacidades operativas de fiscales y policías en la lucha contra el narcotráfico; incrementar el uso de la inteligencia financiera en temas de lavado de activos, así como la cooperación internacional. Dotaremos de adecuado sustento institucional a los Tribunales de Tratamiento de Drogas, y extenderemos su competencia a diversos casos.

Me pregunto
¿La Presidente Bachelet, ante del término de su mandato comprobó cómo estaban sus conciudadanos en las distintas poblaciones de su país en una noche cualquiera?,

¿Sabía que el Narcotrafico y Microtrafico aumentó, y tiene tomadas las poblaciones más modesta de nuestro país, y que muchas veces los servicios de seguridad hacen vista gorda en las poblaciones?,

¿Sabía que este cáncer estaba matando nuestra juventud y sus familias, donde miles de familias tienen temor de enfrentar a quienes están detrás de este negocio, debido al poder y las redes que existen en distintos estamentos del Estado?

Quizás a la Presidenta nunca se lo dijeron o quizás lo supo y no se atrevió actuar. Terminado el periodo de la Presidenta Mitchell Bachelet, donde nuevamente nos encontramos con tantas promesas incumplidas, Sebastian Piñera lanza su campaña presidencial para acaparar adepto respecto al tema de la seguridad, comprometiéndose en lo siguiente

¨El foco de la acción de nuestro gobierno estará en disminuir la ocurrencia de delitos violentos que causan mayor temor a los chilenos. Concentraremos nuestra labor en la prevención del delito, minimizando el riesgo que el delito ocurra, y que el sistema entregue una respuesta más confiable y certera una vez que sucede el delito.

Asimismo, nos avocaremos a que el temor baje de los niveles altísimos en que nos encontramos, para que nuestros compatriotas sientan que viven con tranquilidad en sus casas y barrios. Dentro de las múltiples propuestas queremos destacar: Modernizaremos y fortaleceremos a Carabineros de Chile y la PDI: Para esto haremos reformas administrativas y operativas.

• Modernización administrativa: Se creará un nuevo sistema de controles internos y reorganización de la gestión financiera, con procedimientos y protocolos que se ajusten a parámetros modernos de gestión, complementario con el control externo de la Contraloría General de la República.

• Modernización operativa: Se redefinirán las facultades y atribuciones, rediseñando las estructuras de formación, funciones operativas, carrera funcionaria, incorporación masiva de nuevas tecnologías, énfasis en labores preventivas por sobre administrativas, la división de funciones de las policías, creación de unidades mixtas para delitos graves como terrorismo, crimen organizado y narcotráfico, con mando centralizado y énfasis en la detención de delincuentes reincidentes y peligrosos.

• Se institucionalizará por ley el sistema de inteligencia para la prevención del delito, con metas específicas de reducción de delitos (STAD 2.0). Crearemos un Sistema Integral de Prevención del Delito: Fortaleceremos la Subsecretaria de Prevención de Delito y crearemos un Sistema Integral de Prevención del Delito; este sistema integral estará abocado a mejorar la gestión y coordinación de las instituciones involucradas en la prevención del delito (policías, municipios, servicios centralizados, Ministerio Público, y otros órganos).

Fortaleceremos el rol preventivo de Carabineros, mediante la introducción de tecnologías, despejándole al máximo sus funciones notificadoras y citatorias, aumentado la colaboración mutua con los municipios y una clara asignación de responsabilidad de la seguridad privada. Otras propuestas a destacar:

• Crearemos una Fuerza de Tarea Nacional Antidrogas.

• Crearemos una Fuerza de Tarea Nacional Anti Terrorismo y Crimen Organizado.

• Implementaremos un Nuevo Sistema Nacional de Inteligencia.

• Plan de Seguridad Fronteriza.

Como podemos apreciar, nuevamente en cerca de 16 años de los dos últimos presidente existen promesas de combatir la delincuencia y el narcotráfico y microtráfico, sin embargo, durante este tiempo, lamentablemente hemos visto crecer niños y adolescente que han nacidos y han sido criado en el ambiente del micro tráfico y narcotráfico, sin que ninguna autoridad ni menos los Presidente de la República corroboren por sus propios ojos como se muere paulatinamente en la droga, mientras otros que me atrevería decir, corrompen los sistemas democráticos, para aumentar sus ganancia.

Por lo anterior creo y estoy convencido que son muchos más los pobladores de los barrios más modesto, así, también los padres, hermanos, amigos, familiares y víctimas de la droga, que están dispuesto a levantar la voz para EXIGIR AL GOBIERNO, AL PARLAMENTO, A LA JUSTICIA Y AL ESTADO CHILENO QUE DEFINITIVAMENTE ENFRENTEN CON CORAJE ESTE FRAGELO DE LA SOCIEDAD, ya que ningún aumento de pena respecto a la edad de nuestros jóvenes que delinquen es la solución del problema, no es necesario aumentar las cárceles, más bien es necesario tener firmeza y darle educación a nuestros hijos, si el estado da realmente esta oportunidad, castigando además aquellos padres que irresponsablemente se despreocupen de la educación de sus hijos ,al menos hasta su enseñanza media, podemos iniciar un camino de recuperación de nuestra juventud.

También es urgente la asignación de recursos para la salud mental en todo el país especialmente para la rehabilitación y rescate a miles de jóvenes y adulto que han caído en este flagelo, muchos de ellos hoy privado de libertad por la misma causa con la aplicación de planes de salud eficientes y eficaces, y medibles sus resultados, los planes actuales no dan el ancho ni tienen los recursos.

Chile no necesita más mercado, más crédito de consumo, más endeudamiento, más bien nuestros país necesita recuperar valores de la sociedad y esto se hace con mentes sanas. Si la ciudadanía fue capaz de levantar movimientos en contra de la AFP, por una Educación Gratuita y por la Igualdad de Género, es hora que los chilenos levantemos un Movimiento contra el Narcotráfico y Microtráfico , los chilenos somos millones y millones, más de quienes tienen atemorizado a este pueblo.

Caso contrario si la civilidad no es capaz de erradicar de raíz este flagelo, no quedara otro camino encomendar a las FUERZAS ARMADAS TERMINAR CON EL CANCER DE LA DROGA, que está matando a las familias y a los jóvenes CHILENOS.

Tal como decía el Papa Juan Pablo Segundo, respecto a los pobre que no pueden esperar, indico en esta nota “ Que los Jóvenes no pueden esperar¨,

Fraternalmente
Nelson Aquiles Soto Aguilera
Ex – Consejero Nacional Federación de Trabajadores del Cobre

17 de junio 2018.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.