Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Vía crucis por los hermanos Vergara Toledo: Villa Francia la memoria viva por sus combatientes. Por Alex Ibarra Peña
- Organizaciones de la Diversidad Sexual denuncian discriminación del gobierno en proyectos de ley
- ¿Quién asesora al Ministro de Agricultura en tema de agua? Por Rodrigo Jiliberto

- Sumario completo



Página de inicio

Luis Mesina. Prefacio del libro Nuevo Sistema de pensiones para Chile. Propuesta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores No + AFP

La importancia de la Seguridad Social.
Por Luis Mesina

Cientos de miles de chilenos y chilenas han salido a las calles exigiendo el fin de las AFP. La transversalidad generacional, social y económica de quienes se manifiestan es diversa. Hay un punto que los une: este sistema nos condena a todos a una vejez indigna y ello exige luchar para cambiarlo.

Las AFP creadas en dictadura y perfeccionadas en estos años de “democracia” son la expresión más concreta de la extrema desigualdad que padecemos; derechos tan vitales como la salud y la previsión fueron expropiadas por José Piñera en 1981 y, después de 36 años, nos hemos levantado para decir NO+AFP.

La demanda por seguridad social implica la restitución de un derecho fundamental arrebatado por la fuerza. En la mayoría de los países, existen sistemas de reparto solidarios y a pesar de todas las ofensivas de los organismos multilaterales por disminuir beneficios a los trabajadores, éstos, siguen contando con sistemas que garantizan llegar al fin de la vida laboral en condiciones de respeto y dignidad. Eso no ocurre en Chile.

Actualmente más de 300 mil compatriotas reciben una pensión promedio de 119 mil pesos, cantidad que se convierte en un calvario cuando la persona requiere de salud. Otro derecho arrebatado en nuestro país

Por ello, la demanda que hacemos desde el mundo del trabajo para restituirle a todos los chilenos y chilenas este derecho fundamental, debe ser una tarea de todos, aquí nadie sobra. Acabando con las AFP -la estafa más grande de nuestra historia-, habremos terminado con la matriz económica actual que ha permitido la más alta concentración de la riqueza en pocas manos y, de paso, ha lanzado a muchas generaciones de compatriotas a la más absoluta pobreza.

La propuesta que presentamos en este libro ofrece la posibilidad de instalar en Chile un verdadero sistema previsional, que permitirá avanzar hacia la instalación definitiva de seguridad social para toda nuestra patria. ¿De quién depende? Solo de nosotros que somos la mayoría.

Luis Mesina


Libro NO + AFP "Nuevo sistema de pensiones para Chile" con propuestas concretas de cambio. En venta a $3.500 F: 22 664 20 50 SAn Antonio 434 local 14


Sumario del libro "Nuevo sistema de pensiones para Chile" I. PRESENTACIÓN

II. FUNDAMENTOS

A. El Sistema de AFP ha fracasado

B. No hay tiempo para continuar reformando este sistema

C. Emerge la protesta social. NO+AFP reclaman los chilenos

D. La dictadura destruyó la Seguridad Social

II. PROPUESTA

A. CONSIDERACIONES NECESARIAS

Respeto por los derechos adquiridos y certeza de ingresos No se expropiarán las cuentas de capitalización individual Trabajadores que ya están pensionados Certeza de Ingresos al momento de jubilar

B. SUPUESTOS MACROECONÓMICOS DE LA PROPUESTA

C. FINANCIAMIENTO

Fondo de Reserva Técnica

D. TIPOS DE PENSIONES

Pensión Contributiva Pensión Mínima Contributiva Pensión Universal No Contributiva Certeza de Ingreso Tope de Contribución Reconocimiento a las mujeres cotizantes Trabajadores Independientes Otras Pensiones y Garantías Trabajos Pesados

E. IMPACTO SOBRE EL GASTO PÚBLICO

Sostenibilidad de la relación entre número de cotizantes y pensiones Medidas transitorias para evitar o suavizar posibles impactos iniciales negativos

F. PROPUESTA INSTITUCIONAL Administración Hacia un tratamiento integral de la Seguridad Social

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.