Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- OLCA: En Chile podemos votar, pero no elegir
- Utopía ciudadana: soberanía popular. Por Alex Ibarra Peña
- La fractura. Por Ángel Saldomando

- Sumario completo



Página de inicio

Modelo Chileno, el circulo vicioso de Corrupción y Desigualdad. Por Pablo González

Hace poco, un profesor nos hablaba de que en Chile prácticamente no existe corrupción; esto porque la capacidad de influir en las decisiones que determinan el curso del país está institucionalizada, y por tanto se hace dentro de un marco legal, siendo a la larga una conducta aprobada y aceptada” (parte de columna año 2013, de Renato Garín, Abogado, U. de Chile).

Hace un poco más de cuarenta años Pinochet junto a un grupo de altos oficiales golpistas aprovecharon la verticalidad del mando para comprometer a nuestras FFAA en un Golpe de Estado que se justificó ante sus suboficiales y tropa, y ante la ciudadanía que era para encaminar a Chile al progreso, ya que el gobierno de Allende con su socialismo a la chilena, nos estaba conduciendo al caos y la miseria. Desde la oficialidad golpista y las élites empresariales se nos habló de la mayor gesta libertaria en la historia de Chile para rescatar a Chile de las garras del comunismo y encaminar a nuestro país al desarrollo, de esa manera los anteriores nos impusieron por la fuerza el nuevo modelo económico que nos rige desde esa fecha. De allí en adelante y hasta ahora se nos ha reiterado hasta el cansancio que el mismo es todo un éxito y ejemplo para el mundo.

Luego asumió la Concertación y sus élites dirigentes aseguraron a las élites empresariales y a los electores de su conglomerado que si gobernaban ellos estaba garantizado que Chile se encaminaría a igual progreso pero en medio de una creciente justicia social sin necesidad de cambiar el modelo. Cuatro décadas más tarde el tan mentado modelo sigue atrapado donde mismo, es decir en el circulo vicioso de corrupción y desigualdad, que lo vio nacer en medio de la Dictadura.

Vale el caso traer a colación el modelo económico de China, quienes en iguales 40 años han transitado de una economía subdesarrollada que estaba por debajo de la nuestra al año 1973 a ser la primera economía del mundo en la actualidad, acompañada de un creciente bienestar para su población de la mano de un Partido Comunista que no se ha desdibujado ni ha cedido de su ideario socialista, por el contrario sus dirigentes han reiterado su compromiso de estar construyendo una " sociedad modestamente acomodada ", utilizando al capitalismo como una herramienta controlada y regulada al servicio de los intereses de su pueblo y de su país.

Los dirigentes del PC Chino han declarado y sostenido que no es el capitalismo el principal problema para alcanzar sus actuales metas de desarrollo, sino la corrupción de las élites y su codicia por la acumulación de riqueza, por lo mismo no han dudado en expulsar de las filas del PC a miembros con grado de Ministros, dirigentes del Partido y altos funcionarios públicos, tampoco han dudado en encarcelar o condenar a muerte a empresarios que no han respetado el capitalismo regulado impuesto por China y que se han coludidos con dirigentes políticos para ello. China está mostrando al mundo que la fortaleza del PC Chino radica en su férrea moral y organización puesta a disposición de su pueblo, lo cual habría resultado imposible si se hubieran doblegado al modelo neoliberal a ultranza por el que optaron los oficiales golpistas de nuestras FFAA y al que luego se acomodaron las élites de la Concertación - Nueva Mayoría.

En cuatro décadas China dio a luz una poderosa economía que se destaca por el desarrollo espectacular de sectores como el de tecnologías de última generación ( Computación, Informática, espacial, etc.,) que dejaron en el pasado a su vieja economía tercermundista, a la par que desarrollaban un sistema de seguridad social: salud, educación y vivienda que responde cada vez con mayores niveles de satisfacción a sus ciudadanos. Mientras el modelo económico chileno después de cuatro décadas sigue anclado a una economía tercermundista centrada en la explotación de nuestra fabulosa riqueza país en recursos naturales no renovables, los que una vez agotados por su explotación acelerada a la que están siendo sometidos terminará con el ciclo de aparente bonanza y mandará a la mayoría de su población a una pobreza más precaria que la actual.

No se puede desconocer que el presente modelo para el 0,1% asociado a las élites empresariales ha sido espectacular, sus fortunas se han multiplicado como nunca antes en la historia de Chile, al apropiarse de la riqueza país: minera, pesquera-acuícola, forestal, fuentes energética, etc., para lo que han necesitado de la clase política, para conseguir leyes que le permitan apropiarse de ella en forma " legal " y luego explotarla en medio de una legislación medio ambiental y una administración pública e institucional, permisiva y amigable con sus mega inversiones la mayoría de ellas con alto impacto ambiental negativo, y de prácticas permanentes de elusión de impuestos, a cambio de apadrinarlos económicamente para que como élite política se perpetúen en la dirección de sus partidos y en la alta administración pública, y gocen de similares condiciones de vida y de gustos exclusivos, que los de ellos. http://www.lemondediplomatique.cl/Caso-Penta-y-los-intentos-de-las.html

Como en nuestras élites nadie quiere quedar al margen de la codicia de detentar posiciones de poder y ganar plata fácil, la corrupción lo invade todo y se ha institucionalizado como una práctica de los negocios y de la política. La justicia en buena parte está atada de manos por los anteriores ya que se han preocupado que la legislación tenga vacíos, sea insuficiente y que este lejos de poder proteger un estado de derecho como lo hacen los países modernos, entre ellos los de la OCDE.

Los casos Penta- UDI- Evasión de Impuestos, Sr. Dávalos, Primer Damo, hijo de la Presidenta de la República, por tráfico de influencias para su beneficio personal negociados con dueño del BancoChile del Sr. Luksic, o las noticias del caso SwissLeak que destapa las fortunas chilenas escondidas en Suiza que además evaden impuestos, se suman a una larga lista de hechos similares como el Caso Angellini-Isasi, el caso Cascadas, Litio, la Polar, colusión pollos, farmacias, lucro en educación, subsidios forestales escandalosos al Grupo Matte, Ley Logueira que favoreció a 7 Familias, fondos públicos destinados a innovación entregados por CORFO a las élites http://ciperchile.cl/2014/06/06/asi-favorece-corfo-a-las-%e2%80%9cpymes%e2%80%9d-de-la-elite-empresarial/, etc.,etc. son un sombrío panorama no muy distinto al largo listado de corrupción que rodeó a la Dictadura de Pinochet, sus familiares y a las élites empresariales que construyeron fortunas apropiándose en condiciones vergonzosas de las empresas que antes eran del Estado, de tal manera que estos sucesos no son hechos aislados sino parte de la arquitectura e historia del modelo chileno que lo ha identificado desde el año 1973 hasta ahora.

La anterior codicia desquiciada de las élites empresariales que ha contado con la complicidad de nuestra clase política no puede ser más trágica y miope ya que por décadas han hipotecado el futuro de nuestro país y lo han condenado a ser una economía tercermundista por siempre, en vez de haber aprovechado la explotación de nuestra fabulosa riqueza país para usarla como base para la construcción de una economía competitiva en tecnologías de última generación previniendo el agotamiento de nuestras riquezas naturales no renovables que es un hecho que ocurrirá a mediano plazo. También por la oportunidad desperdiciada de no utilizarla en la construcción de una " sociedad modestamente acomodada ", y un país destacado por su progreso, como lo han estado haciendo en los últimos cuarenta años los líderes del Partido Comunista de China para los ciudadanos de su país, desafío al que han invitado en forma especial a los cientos de miles de jóvenes profesionales que egresan de sus Universidades y Centros Tecnológicos, y a todos los hombres de ciencia de China.

Llegó la hora para que las mayorías volvamos a confiar en nuestras fuerzas, para rescatar a Chile de esta ambición desquiciada de las élites y retomar el desafío de la construcción de un país más justo, entre todos !!

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.