Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- La herencia de Piñera
- Hungría entre la paranoia xenófoba y el desconcierto social
- La batalla de la confianza

- Sumario completo abril de 2014





Sobre el autor

Manuel Antonio Garretón
Sociólogo.
Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades.

plus...



Página de inicio >> Abril de 2014

La necesidad de abrir un proceso para un nuevo ciclo
Plebiscito para una Asamblea Constituyente

por  Manuel Antonio Garretón

Cuando se habla de nuevo ciclo de la política en Chile se corre el riesgo de banalizar su significado identificándolo con cambios de gobierno o en la correlación de las fuerzas políticas. Si bien estos elementos suelen estar presentes cuando se abre un nuevo ciclo histórico, lo que define a éste es la aparición de una nueva problemática histórica y de nuevos sujetos políticos y sociales que se hacen cargo de ella. Dicho de otra manera, cambia lo que está en juego en la sociedad. Y en este sentido puede no haber una correspondencia entre un nuevo ciclo histórico y los actores gubernamentales o de oposición que pueden corresponder al ciclo anterior, es decir, la emergencia de un nuevo ciclo es paralela al agotamiento y término del anterior y ambos tienden a coexistir por tiempos más o menos largos.

En Chile se inicia un ciclo histórico en 1990 cuya problemática central era la democratización política luego de la dictadura y la superación de los problemas socio-económicos más flagrantes como la pobreza. El sujeto principal de esta problemática, como en casi toda la historia de Chile del siglo XX y el actual, era una coalición de partidos imbricados con actores sociales (la Concertación) y su tarea se realizaba a través del gobierno. En la oposición se ubicaban, por un lado, las fuerzas de apoyo político a la dictadura expresadas en la derecha y poderes fácticos (militares que más de una década después volverán a sus tareas, corporaciones empresariales, medios de comunicación, poder judicial en un inicio), todos los que gracias al sistema institucional heredado contaban con un poder de veto para evitar que se desmantelara la sociedad heredada de la dictadura. Por otro, aunque importantes en la lucha contra la dictadura y partidarios de la democratización política, sectores político sociales de izquierda excluidos del sistema institucional y que no compartían las limitaciones del proyecto democratizador de la coalición en el gobierno…

Texto completo en la edición impresa del mes de ABRIL 2014
a la venta en quioscos, librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.