Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Personalidades francesas entregaron Carta a la Presidenta Michelle Bachelet
- Ante la propuesta presentada por el gobierno alemán y la inacción del Estado chileno
- Pobreza y violencia social, una mezcla indeleble del Neoliberalismo. Por Carlos Fernández Jopia

- Sumario completo



Página de inicio

Primero de Mayo en Chile (Los trabajadores no pueden esperar). Por Nelson A. Soto

Este Primero de Mayo 2016, se Conmemoró el Día Internacional del Trabajo, fecha en la cual se rinde un homenaje a esos hombre que dieron la vida por mejores reivindicaciones de los trabajadores, donde la historia cuenta, que una de las reivindicaciones básicas de los trabajadores era la jornada de 8 horas, donde los objetivos prioritarios era hacer valer la máxima de: «ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa». En este contexto, se produjeron varios movimientos uno de ellos la denominada ¨Revuelta de Haymarket ¨en Chicago, donde perdieron la vida un número desconocido de obreros y que también producto del mismo hecho, fueron a prisión Samuel Fielden, inglés, , condenado a cadena perpetua; .Oscar Neebe, estadounidense, condenado a 15 años de trabajos forzados. Michael Schwab, alemán, condenado a cadena perpetua., y los condenados a muerte George Engel, alemán,.:Adolf Fischer, alemán,; Albert Parsons, estadounidense, esposo de la mexicana Lucy González Parsons aunque se probó que no estuvo presente en el lugar, se entregó para estar con sus compañeros y fue juzgado igualmente: August Vincent Theodore Spies, alemán, Louis Lingg, alemán, para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda; Las condenas fueron ejecutadas el 11 de noviembre de 1887.

Sobre la base de lo anterior, resulta inexplicable más aún, si miramos la historia de las luchas sindicales en nuestro país, como fueron la muerte de más de 3.600 trabajadores en diciembre 1907, en la huelga de la Salitrera hecho ocurrido en la Escuela Santa María de Iquique; la matanza en la mina el Salvador el año 1966; la huelga de los trabajadores del cobre el año 1984, por citar algunos hechos relevantes, donde los trabajadores muchas veces con sus vidas, despidos y exilios, han ofrendado a las futuras generaciones un mejor bienestar social y laboral, y que en esta Conmemoración del Primero de Mayo en Chile 2016 efectuado en Santiago, nuevamente hayan existido dos marchas simultánea para conmemorar este día, fijando como lugar para sus actos la Alameda, el mismo lugar que por 17 años los trabajadores no pudieron ocupar, y que hoy se dan el lujo de hacerlo en forma dividida, ante el desconcierto de la clase trabajadora quedando de manifiesto como los líderes sindicales, nuevamente manipulan y llevan a los trabajadores hacia sus mezquinos intereses partidarios, fortaleciendo sus propios egos, aprovechándose quienes se atrevieron a marchar en esta fecha, expresando los sentimientos de rabia, indignación y rebeldía, sin visualizar una real solución al nefasto sistema de AFP, al paupérrimo Sistema de Salud, al rechazo de un Proyecto de Reforma Laboral, que más que escuchar la voz de los trabajadores se está imponiendo el pensamiento de los empleadores a través del Tribunal Constitucional, en desmedro de la clase trabajadora, especialmente en lo que corresponde a la eliminación de la titularidad sindical, dejando a los sindicatos más debilitados que lo que están.

¿Pero por qu pasa esto a pesar de haberse recuperado la democracia hace más de 26 años?

Según mi modesta opinión, los grandes responsables han sido los políticos y sus partidos, los mismo que en algún momento solicitaron el apoyo ciudadano y de los trabajadores para recuperar la democracia, primero incentivando y llamando a ese gran paro de los trabajadores del cobre el año 1983, que fue el inicio del término de la dictadura militar el año 90, y que al poco andar de recuperada la democracia, fueron tildado los trabajadores del cobre como ¨trabajadores privilegiados¨ dicho por el entonces Presidente Patricio Aylwin (Q.E.P.D.)

Sin embargo, a contar de ese año en adelante, olvidándose de los trabajadores, muchos de los políticos corrieron abrazarse y a coludirse con el mundo empresarial e incluso con aquellos que muchas veces atacaron y vociferaron en contra de ellos, para la muestra un botón tenemos el caso Soquimich y Julio Ponce Lerou, dejndo de lado y olvidándose de las aspiraciones de miles y miles de chileno que esperaron esa alegría que nunca llegó, para el desazón de miles de trabajadores que se murieron esperándola, y de otros que aún creen poder alcanzarla.

Pero la situación de los trabajadores en la cual hoy en día tenemos cerca de tres millones novecientos mil personas en situación de morosidad en sus deudas; con proyecciones de aumento del nivel de cesantía para este año; con movimientos sociales y sindicales desarticulados, atomizados y desunidos, sin grandes esperanza de mejoras salariales y sociales de sus afiliados, no solo es culpa de los gobiernos de turnos, los políticos y los partidos que representan, también ha sido de aquellos dirigentes enquistados en el mundo sindical, que aplicaron la lógica de la perpetuidad en el poder, y que en algunos casos perduran por más de 20 años como dirigentes, liderando poderosas Centrales, Confederaciones, Federaciones y Sindicatos, representando a los trabajadores en grandes conferencias internacionales, que solo le han servido a ellos para conocer el mundo, aplicando la misma lógica que la ciudadanía repudia, vale decir, coludiéndose con sus patrones o empleadores, privilegiando más sus intereses personales, por sobre los intereses de sus representados.

Lo que parece más extraño, que en estos últimos dos años, nuestro país fuera de haber sido azotado por la naturaleza, hemos sido azotados por los distintos actos de corrupción, cohecho, colusión, tráfico de influencia etc., que han estado envueltos diferente personalidades del quehacer nacional, políticos, parlamentarios, militares, autoridades de gobierno etc, pero alguien se ha preguntado: ¿Cuál es la situación de las organizaciones sociales y sindicales en esta materia, organizaciones que son la base de la sociedad?,

.En lo personal me atrevería que algunas de estas situaciones si deben existir, lo malo es que la clase trabajadora y la comunidad en general, muchas veces no se atreven a denunciar, porque todavía tienen impregnado en su génesis el miedo, que aparejado con el individualismo de las nuevas generaciones, permiten que denuncias de esta naturaleza no se conozcan, lo que de algún modo se renuncian a sus propios derechos a ejercer el verdadero rol que le otorga la democracia, que no es otro de defender sus derechos ciudadano en forma pacífica, pero con firmeza Finalizo en este Primero de Mayo emplazando a las organizaciones sindicales cupulares a discutir la presentación de una reforma que permita la renovación real de las cúpulas sindicales, para lo cual se presente un proyecto de ley que:

• Regule los procesos eleccionario sindicales, vale decir, la implementación democrática ¨un candidato un voto¨,

• Que los procesos eleccionarios de los dirigentes sean fiscalizados por el Servicio Electoral, en remplazo de la Dirección del Trabajo, que se quiera o no obedecen a la directrices de los gobiernos de turno.

• Que dichos procesos eleccionarios se efectúen en un solo día, evitando así que las urnas queden en lugares inadecuados, para una mejor transparencia del proceso, evitando así también, el manoseo de los votos.

• Que se inhabilite aquel dirigente sindical que, además de ejercer el cargo de representante de los trabajadores en el Directorio de la Empresa que pertenece, también ocupe el cargo de Presidente de la organización sindical, especialmente en aquellas empresas públicas y autónomas del Estado.

Fraternalmente,

NELSON AQUILES SOTO AGUILERA
Ex Consejero Nacional Federación de Trabajadores del Cobre

Los Andes, mayo 1 de 2016

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.