Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El general Mathei es responsable de los crímenes cometidos en la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea de Chile. Por Enrique Villanueva
- Escritor Luis Sepúlveda rechaza invitación a integrar la delegación oficial de Chile al Salón del Libro de Torino.
- Querella criminal contra Agustín Edwards presentan familiares de 119 detenidos desaparecidos de Operación Colombo- Por Ernesto Carmona

- Sumario completo



Página de inicio

Que hacer a contar del 2018. Por Ricardo Klapp

“Vendrán tiempos mejores para los poderosos y
vendrán tiempos más malones para los del pueblo”

Los nueve puntos de Sebastián Piñera sobre Alejandro Guillier (635.671 votos). Hace que los dirigentes políticos, analistas, comentaristas y académicos, no logran darse respuestas entendibles. Lo que es concluyente es que estamos en un período o fase de reflujo de las fuerzas populares y ascenso de los sectores más conservadores y anti democráticos en distintos lugares del continente.

Hubo un aumento de electores y movilización de votos y de apoderados de la derecha en las comunas ABC1. En las comunas populares la participación se estancó y las derechas Piñeristas sumaron más de 350 mil votos nuevos. O sea, toda la derecha fue a votar, y al desprestigiarse las encuestas crearon incertidumbre y atemorizaron a su electorado.

En las comunas populares grandes de la región Metropolitana, con alcaldes de derecha, donde Beatriz tuvo un mejor desempeño electoral; Guillier obtuvo los siguiente resultados en segunda vuelta: Puente Alto 53,2%, La Florida 51,7%, Maipu 52,1% y Santiago 50,1%.

Además, resultados emblemáticos en ciudades como Valparaíso 55,5%, San Antonio 61,9%, Isla de Pascua 58,4%, Punta Arenas 55,9% y Coihaique 51,9. En dichas comunas el Frente Amplio tiene peso electoral y algunos de sus sectores traspasaron su respaldo.

La votación de Guillier en las comunas apitucadas: Las Condes 18,2%, Lo Barnechea 13,6% y Vitacura 12,0%. En las regiones del Bío Bío 41,5% y La Araucanía 37,6% lideraron el desastre electoral y la mayor movilización de las derechas.

Las autocriticas han sido escasas y las culpabilidades o otros voluminosas. Todos tenemos responsabilidad que las derechas tengan ese poderío electoral. Comenzando por la izquierda que no se define como centro izquierda. No hemos podido construir un conglomerado unitario, protagónico, organizado, con convicciones, conciencia social y con capacidad de movilización popular.

Se responsabiliza de la derrota, a Bachelet, al gobierno a la Nueva Mayoría, a la DC a Frente Amplio, a los fachos pobres, a las cúpulas sindicales, a los economistas neoliberales y monetaristas de hacienda, a Guillier, al comando y a las divisiones del comando, a las reformas radicales, a las reformas regresivas, a los desclasados, a los que apalearon las marchas, a los nepotistas, al programa, al no programa, a la falta de primarias de la Nueva Mayoría, a la campaña anticomunista, que votó menos de la mitad de los ciudadanos, al muy estrecho resultado y a la raza entre otros culpables. Si bien hay severas responsabilidades también es superficial y simplista lavarse las mano a lo Pilatos.

Es un triunfo del empresariado sobre los trabajadores y el pueblo. Se ha construido una cultura heredada de la dictadura y asumida en los últimos treinta años por todos los gobiernos. El clientelismo, el caudillismo no resuelve los problemas actuales de la sociedad. Hay escasa conciencia de clase y un sector de electores consumistas o aspirantes a emprendedores son sujeto de miedos y la prensa y la TV, financiada por los empresarios y por el Estado crearon una realidad social y económica, donde prima, vivir de las apariencias y negar nuestra herencia popular. Le hicieron olvidar que durante la dictadura el Estado fue saqueado y sus bienes traspasados a los consorcios económicos, al costo de miles de torturados, asesinados y hechos desaparecer.

Se impuso en las comunas populares que “todos los políticos son iguales”, “da lo mismo quien gobierna”, “son todos corruptos”, “total mañana tengo que trabajar igual”. Ese discurso no participativo, la derecha no lo promueven el las comunas mas platudas.

En actual escenario, de pasadas de cuenta por la prensa, nos ofrece un escenario donde los sectores pro-neoliberales de la ex nueva mayoría (Mariana, Zaldívar, Lagos) se desesperaron por saludar y apoyar a Piñera. Los PPD con 8 diputados están tristes, ni siquiera celebraron su cumpleaños (30 años). En la DC los no derechistas quedaron mejor parados que los pro derechistas. Muchos dirigentes PS y PR, son muy proclives de dormir siesta y se cansan en la calle. El PC, tendrá que escuchar más sus bases para evitar debilitamiento en lo sindical y estudiantil.

Algunos, no escucharon cuando perdieron las directivas del Colegio de Profesores y varios gremios, además de las Federaciones estudiantiles en manos de fuerzas representativas de otras izquierdas. No entendieron los nexos de entendimientos con el pueblo, de los alcaldes Jorge Sharp de Valparaíso y Daniel Jadue de Recoleta.

En 43 comunas, que poseen alcaldes DC, 29 de ellos dieron el triunfo a Piñera. Las descalificaciones a Guillier, de líderes de la Nueva Mayoría: Gonzalo Navarrete, Carlos Montes, Guido Girardi, Rabindratah Quinteros, Camilo Escalona, Felipe Harboe, entre otros, minaron sus posibilidades electorales desde dentro. Los cambios experimentados en la composición social, explicar las derrotas en Lota y Coronel, zonas del proletariado

El movimiento No+AFP tiene que unirse más, para aumentar en convocatoria y que su propuesta sea entendida por el pueblo. Los estudiantes enfrentaran la letra chica de las promesas de campaña del piñerismo. El sindicalismo tendrá que reconstruir el protagonismo, ya que las centrales empresariales tienen claro su objetivo de defensa de sus intereses económicos. El pueblo mapuche continuara enfrentado las empresas forestales y el racismo de las derechas. Hay que reconstruir los lazos al interior del mundo social y organizado y buscar más coordinación en la Confech. Las organizaciones de Derechos Humanos y de víctimas de la represión pinochetista, enfrentaran la impunidad de intentar liberar genocidas de Punta Peuco y paralizar la verdad, la justicia y la memoria. La derecha va a victimizar aún más a los torturadores y asesinos.

El consejero DC no momiacho y dirigente de la CUT, Nolberto Díaz, sostiene: “debemos convocar a una sola oposición, inteligente, no hay razones para no hacer una oposición democrática, con todos los que quieren profundizar cambios”, “no me saca ronchas juntarme con el Frente Amplio y con los comunistas”.

Las clases dominantes se impusieron a las clases dominadas, tratando de imponer su ideología y su conducta a los dirigidos, ajustada a los requerimientos del mercado y a la cultura mercantilista. Nos olvidamos que en el sistema capitalista, la moral es el lucro. Hay dos tipos de clases, los compradores y vendedores de fuerza o capacidad de trabajo.

Comunicaron por sus medios de comunicación, a apoyar a quien más posibilidades tenia de ganar, a los votantes indecisos con sus encuestas. Antonio Gramsci, el teórico italiano, afirmaba: “la cultura de las clases dominantes es una, típica, homogénea y consciente, a diferencia de aquella que caracteriza a las clases dominadas que es múltiple, atípica, heterogénea”.

El discurso de las derechas fue hacia la llamada clase media, que en nuestro lenguaje son las capas medias o, sectores medios que son los sectores desconfiados, sensibles al miedo y la inseguridad. Le remplazaron los libros por los celulares.

En lo local, nos enfrentamos a la necesidad de construir unidad en torno a objetivos que nos dé el cuero desarrollar: a) Las derechas y sectores de la de la DC, están por privatizar el Hospital Sótero del Río, hay que unir a los usuarios, sindicatos y organizaciones sociales contra el gran consorcio empresarial. b) El piñetismo engaño y prometió subir las pensiones, hay que fortalecer a la Coordinadora Cordillera No+AFP, informando, uniendo y movilizando al pueblo y sus organizaciones. c) Continuar con el accionar unitario de las organizaciones de Derechos Humanos, no solo en lo reivindicativo, sino en difundir las atrocidades de la dictadura y sumar jóvenes en la promoción de nuestras actividades. d) Promover primarias democráticas y participativas de los sectores anti-neoliberales para las futuras elecciones municipales, la división solo favorece a las derechas. e) Organizar paneles, seminarios, conversatorios para construir un borrador de programa unitario de las fuerzas transformadores, para la rearticulación de las izquierdas, e intentan elaborar una estrategia, que mantenga la viabilidad de cada proyecto político social, será un imperativo y un propósito a desarrollar.

En nuestro distrito 12, fueron electos cuatro diputados de izquierda y tres de derecha. De las cinco comunas, hay (4 alcaldes de derecha y una de la DC). Pese a eso, en Puente Alto (Piñera y Kast), obtuvieron 54.125 votos en primera vuelta y sumaron 23.295 del ossandonismo en segunda vuelta que concluyó en un 77.420 de los votos. Sin embargo, Guillier subió de 33.905 votos en primera vuelta a 87.855 votos, el 17 de diciembre, o sea, obtuvo de las fuerza anti-neoliberales 53.950 votos más, ganando a la derecha por 10.435 votos.

Ricardo Klapp Santa Cruz, (un borrador para una reflexión territorial).

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.