Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Manifiesto Liminar de la Reforma Universitaria
- TODOS SOMOS MAPUCHE
- El Aborto en Chile

- Sumario completo marzo de 2008





Sobre el autor

Anne Vigna
Periodista, México.
plus...



Página de inicio >> Marzo de 2008

Los campesinos mexicanos contra el librecomercio
“Sin maíz no hay país”

por  Anne Vigna

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, según su sigla en inglés, o TLCAN), que entró en vigencia hace catorce años, tuvo efectos devastadores sobre la agricultura de México. Los productos agrícolas estadounidenses (subvencionados) inundaron este país y arruinaron a millones de pequeños campesinos. Pero la situación se agravará todavía más, porque desde el 1 de enero de 2008 la liberalización de los intercambios agrícolas entre Canadá, Estados Unidos y México, que ya era muy importante, es total.

Primer día de enero de 2008. Hora cero. Bajo una gran pancarta que dice “Sin maíz no hay país”, miles de agricultores mexicanos forman una cadena humana en Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos. Es el aniversario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado el 1 de enero de 1994 entre Canadá, México y Estados Unidos. Los campesinos se manifiestan contra la liberalización total de los intercambios agrícolas que entra en vigencia al comienzo de 2008. A partir de ahora el maíz, los porotos, el azúcar y la leche en polvo, productos básicos de la alimentación de los mexicanos, ya no tienen ningún impuesto a la importación.

En varias ciudades hay reclamos de que se renegocie el TLCAN. Según las organizaciones campesinas, el balance de este Tratado es indudable: “Dos millones de empleos agrícolas perdidos, dos millones de hectáreas en barbecho y ocho millones de agricultores mexicanos obligados a emigrar a Estados Unidos”, resume Víctor Suárez, director de la Asociación de Empresas Comerciales Rurales. Una realidad que la investigadora estadounidense Laura Carlsen expresa así: “Cada hora, México importa 1,5 millones de dólares de alimentos, y en el transcurso de esa misma hora, treinta granjeros mexicanos pasan a Estados Unidos”.

Texto completo en la edición impresa de marzo de 2008.
En venta en quioscos, librerías,
y en la librería de Le Monde Diplomatique:
San Antonio 434 local 14, Santiago.
Teléfono: (2) 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

También puede adquirirlo directamente por internet:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.