Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El pensamiento alternativo de Hugo Biagini: crítica al neuroliberalismo desde la contra cultura juvenil. Por Alex Ibarra Peña
- Nuestra verdad a 40 años del golpe de Estado. Por Sergio Apablaza Guerra, “Salvador”
- Chiloé enfrentado a plaga de algas y a su destrucción ambiental por la industria del salmón en medio de la complicidad del gobierno. Por Pablo González

- Sumario completo



Página de inicio

Statu quo, Reforma o Revolución. Por José Cáceres

Este es el título y a la vez una pregunta para el análisis de quien desee realizar el ejercicio. Si nos remontamos a la historia, y nos ubicamos en el tiempo de la revolución francesa, podríamos cuestionarnos si la burguesía optó por reformar o revolucionar el poder de la Monarquía y en qué grado logró cambiar el orden de las cosas.

La política continúo en la asamblea - en una discusión radicalizada entre Girondinos y Jacobinos, y la situación en cuanto a la diferencia de clase permaneció constante, marcando un hecho concreto en la comuna de Paris de 1871. Las décadas que se acercaban traían consigo el texto “Reforma o Revolución”, que en una base teórica, Rosa Luxemburgo le respondía a Berstein por el reformismo implantando en la Socialdemocracia Alemana, “perpetuando el mantenimiento del orden social burgués” según se indica en el prólogo de una de las ediciones de dicho libro.

Socialdemocracia que concuerda en su camino político con el revisionismo de los Laboristas ingleses, nacidos de la Sociedad Fabiana... Y así, llegaba el tiempo de las guerras mundiales. Mientras eso sucedía en Europa a comienzos del siglo XX, Chile ya conocía en su historia tres guerras civiles, entre Conservadores y Liberales. En tal caso, podemos cuestionarnos que tan Conservadores o que tan Liberales eran estos grupos, o que tanta diferencia de clase existía entre ellos.

La constitución de 1925 profundizó cambios importantes en comparación a la anterior, desde la formalidad se separó la Iglesia del Estado, y se estableció un firme régimen Presidencialista.

La historia continuó con nuevas situaciones políticas y sociales. Entre acciones y reacciones, entre matanzas obreras y progreso exclusivo. Entre Democracia, Injusticia, Justicia y Dictadura, entendiendo esta última como militar y económica. Así llegamos a la Constitución de 1980 que algunos validarán más que otros, que algunos aprovecharán más que otros, y que algunos profundizarán sobre todo en lo económico.

Otro siglo ha llegado, siglo que trae consigo la misma historia y la misma ley, e incluso - muchos de sus mismos actores políticos y económicos, ¡e incluso! las mismas diferencias sociales o de clase.

Al parecer, todo sigue igual o casi igual; o quizás, podemos visualizar que hoy estamos mejor que antes, y en estas afirmaciones bien deberíamos identificar cuanto grado de hegemonía contamina nuestra sangre.

Así como hoy nos cuestionamos que sucede con las reformas, podemos preguntarnos también, ¿cómo influye el poder económico en las decisiones políticas?... Si profundizamos el análisis, y entendemos que la Centro Derecha Gobierna desde la derecha, podemos profundizar también el cuestionamiento y preguntarnos… ¿Qué tan al centro de la derecha Gobierna la Nueva Mayoría?

El problema contingente se traduce en el Statu Quo de la estructura política y económica, intentándose generar reformas.

Reforma Tributaria, Reforma Educacional, Reforma Laboral. Y en esto, la opinión pública y nuestros vecinos pasan el día entre la incertidumbre y la confusión – (si es que les alcanza el tiempo para poder preocuparse de ello).

Al parecer a algunos “no les importa el color del gato (como dice Den Xioping y lo cita un ex Senador), lo que importa es que cace ratones”. Quizás, esa oración visualizaba un futuro multicolor donde los gatos, todos los gatos; concluían en una asamblea privada que ya no cazarían ratones, sino que los someterían eternamente… haciéndoles creer - que la luna es de queso.

José Cáceres. Santiago, Octubre 2015.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.