Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Gratuidad en la educación en escenarios de incerteza y desconfianza. Por Hugo Miranda
- El sentido de lo humano aparece en el encuentro. Por Paquita Rivera y Alex Ibarra Peña.
- Nicaragua: del sueño a la pesadilla. Por Angel Saldomando

- Sumario completo



Página de inicio

Tercer encuentro de conflictos socio ambientales del norte grande

Durante los días 14, 15 y 16 de agosto del 2015, tanto organizaciones sociales, como también, personas y/o comuneros (as) provenientes de Iquique, Mejillones, Calama, Antofagasta, Tocopilla, Petorca, Ventanas, etc, nos auto-convocamos en el marco del III Encuentro de Conflictos Socioambientales del Norte Grande, que se desarrolló en la ciudad de Antofagasta.

El objetivo de esta instancia, fue fijar acciones concretas a desarrollar en nuestros territorios, para profundizar la lucha colectiva en contra del modelo capitalista extractivista, instaurado durante la dictadura cívico militar de Pinochet y profundizado por los sucesivos gobiernos desde los noventa hasta la actual administración de Michelle Bachelet, que en el caso del norte grande ha tenido como consecuencia la sobreexplotación y contaminación de nuestros bienes naturales, afectando fuertemente los territorios y la salud de la población.

Luego de tres jornadas de trabajo, discusión y deliberación declaramos a la comunidad los siguientes acuerdos:

1- Rechazamos el actual modelo extractivista que saquea nuestros territorios y trastorna la salud de sus habitantes, además de afectar dramáticamente los ecosistemas y las posibilidades de vida de todos los seres que habitan las zonas intervenidas.

2- Tenemos la convicción que una de las principales razones por la que nuestros territorios están contaminados, y sobreexplotados es producto de la relación estratégica entre el estado y el empresariado nacional y trasnacional, que instala megaproyectos, a pesar del rechazo de las comunidades. Esto ocurre en el norte grande con la aprobación del Galpón de acopio de Concentrado de cobre y los movimientos de acopio y desembarque de concentrados minerales en el puerto en pleno centro de Antofagasta, la desaladora de Bhp Billinton, proyecto RT sulfuros, proyecto minero Paguanta (Tarapacá), minera los Pumas (Arica), venta de Aguas Antofagasta, entre otros proyectos resistidos por la población, pero aprobados por la institucionalidad que NO nos representa. No estamos dispuestos ni disponibles a aceptar este “progreso” a costa de nuestra salud y vida.

3- Denunciamos la responsabilidad del estado chileno frente a la crisis del agua en nuestro país, que se acrecienta aún más en los territorios del norte grande donde se asienta el desierto más árido del mundo, y donde la disponibilidad del vital elemento Agua es muy inferior a la media nacional. El Estado chileno es el responsable a través de la DGA (Dirección General de Agua) del sobre otorgamiento de derechos de aguas de las cuencas de nuestros ríos, principalmente, para la actividad minera en el norte, donde particularmente en la segunda región de Antofagasta sobrepasa los 1300 proyectos mineros, lo que requieren altísimos volúmenes de agua fresca la que devuelven convertida en miles de toneladas de desechos mineros (relaves) que contaminan nuestra tierra y napas de agua, afectando gravemente la salud de las y los habitantes, producto de los altos niveles de metales que se propagan en las atmósfera, generando que las personas de la segunda Región tengan como fatal diagnóstico de padecer la mayor tasa de mortalidad por cáncer en Chile.

4- Rechazamos que ciudades y comunas del norte grande se conviertan en zonas de sacrificio, donde se han asentado muchos proyectos energéticos, que generan altísimos niveles de contaminación en su producción, evidenciando así la colusión que existe entre los diferentes gobiernos de turno y las empresas. 5- Las organizaciones sociales, así como también, los pobladores y pobladoras que

participamos de la coordinadora de conflictos socio-ambiéntales, generaremos permanentemente, acciones destinadas a la información, difusión, demandas y educación participativa, de los habitantes de nuestros distintos territorios, para potenciar la acción conjunta por la defensa de la vida y de nuestra pacha mama.

6- Denunciamos al Estado chileno por la vulneración e incumplimiento de garantías con el territorio, las comunidades indígenas, del incumplimiento del convenio 169 de la OIT, el derecho a habitar en un ambiente libre de contaminación, el derecho a la salud entre otros convenios que el Estado no está respetando.

7- Tenemos la convicción de que es fundamental que los territorios de nuestro Norte Grande así como en otros lugares de Chile, debemos levantarnos para defender la vida y nuestros recursos, esencialmente el agua como elemento fundamental para toda la vida en nuestro planeta. Debemos levantarnos para eliminar las leyes privatizadoras del agua las que hoy se mantienen en manos de las transnacionales en más de un 90%.

8- Creemos fuertemente en la necesidad de avanzar en la construcción de una asamblea constituyente participativa que garantice la voz vinculante de la ciudadanía y que permita que el pueblo de Chile elimine la cultura del lucro existente, el que ha trastocado la vida en todos nuestros territorios. Invitamos a la población en general a levantar la lucha por la recuperación de nuestros derechos fundamentales, como el agua y la salud, fuertemente, afectada por el accionar de empresas coludidas con los gobiernos de turno. La contaminación nos afecta hoy, y mañana implicará muerte y sufrimiento para nuestras familias, las personas sencillas de nuestro pueblo trabajador, debemos decir basta a un modelo que solo ha enriquecido a unos pocos a costa del sacrificio cotidiano del 98% de la población.

¡ARRIBA LOS Y LAS QUE LUCHAN!

COORDINADORA DE LOS CONFLICTOS SOCIO-AMBIENTALES DEL NORTE GRANDE.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.