Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Mónica, su nuevo libro y un recuerdo de Rodrigo. Por Manuel Acuña
- El caso Luciano Rendón
- La danza de los cuervos de Javier Rebolledo COMUNICADO DE CEIBO EDICIONES

- Sumario completo



Página de inicio

Vals Im Bashir, ilustrando la dramática realidad. Por Magdalena Arqueros Valer

FILM DOCUMENTAL REFERIDO A LA TRÁGICA MASACRE DE SABRÁ Y CHATILA (GUERRA DEL LÍBANO)

La idea consolidada a esa destreza del dibujante, será lo que nos concederá en forma relevante la ilustración comunicativa asimismo emotiva, dentro de la realidad. De este modo ha sido adoptada por David Polonsky y Yoni Goodman transfiriéndola a guión gráfico o storyboard la cual desenlaza en la proyección del film Vals Im Bashir, dirigida y escrita por Ari Folman. De cuyo relato se basa este film y lo mismo la novela gráfica. Se entrega una narración entre imágenes del reencuentro de Ari Folman y Boaz Rein. Veinte años atrás, ambos eran soldados del ejército israelí. Rein resaldrá a evocar este dramático episodio durante la guerra del Líbano de 1982. El protagonista busca readquirir su memoria erradicada, sobre todo, por los trágicos hechos perpetrados en la periferia oeste de Beirut, Líbano, particularmente en el barrio de Sabrá, donde era emplazado el campo de prófugos de Chatila.

Se ha utilizado como medio creativo el dibujo animado con movimientos pausados, pensado como si los personajes fuesen conducidos sin hacer sentir su parecer o que ninguno acatase su decisión. Es una película que atestigua e instruye, siendo orientada hacia la juventud intentándo hacerles meditar sobre este terrible, ansi horrible hecho, concibiendo con lo que es la unidad, un documental ilustrado con las técnicas de gráficos del nivel de Polonsky. Han trascurrido más de 30 años hasta que Ari Folman en el 2006 decide escribir su historia.

Se podría traducir como La danza del soldado, Vals con Bashir pasando a ser un film particularísimo debido a la manera como estuvo creado, refiriéndonos a las técnicas utilizadas de su realización, las cuales fueron basadas proyectando la unión que va entre ilustración y animación entorno al argumento realístico. Dirigida y escrita por Ari Folman versión original en lengua mameloshn sagrada cual es el yiddish, realizada en el 2008.

Pertenece al género documental de animación, no obstante, el diseño tomará parte fundamental en este amargo episodio contexto libanés, más la imaginación no ló dará la ilustración sino vuestro pensamiento al tener presente y razonar sobre las guerras que no debían existir, no obstante, el hombre continua a crearlas y por qué no decir a fomentarlas. Se concurre a contemplar un común film, pero somos trasportados a esa pantalla grande como si tuviésemos una gran revista en las manos, hojeando páginas sobre lo que es el cine animación de este grupo de producción israelita, diseñadores deseosos de entregar su propia experiencia tocante unirán géneros y verdades fuertes proyectadas para que el lector-espectador reflexione.

Los dibujos fueron creados por David Polonsky, profesional de la ilustración, gran parte de su trabajo ha sido publicado en revistas y newspaper, nacé en 1973 en Kiev Rusia, de origen israelí. Profesor de arte Bezalel, Jerusalén. David es el director de arte en Valzer de Bashir, en cuánto a la animación estuvo a cargo de Yoni Goodman, ilustrador y diseñador gráfico israelita, nace en 1976. La música fue compuesta por el británico Max Richter, sintiendo el valzer op 64 Chopin n2 de 1831, así hubo por título este film. Ya Ari Folman, director cinematográfico, israelí, 1996 fue galardonado por el público en el Festival de Berlín, por Santa Clara.

La masacre de Sabrá y Chatila, fue un fatídico acontecimiento histórico ocurrido durante la guerra del Líbano 1982, donde murieron civiles 162 a 3.5oo (cifras aproximativas) entre palestinos y chiitas libaneses, fue cumplido por las falanges libanesas y por el ejército del Líbano Sur con la intervención de las fuerzas de defensa de Israel, su ejército indirectamente responsable. Sucedió entre el 16 y el 18 de septiembre 1982, en el barrio de Sabrá en el cual estaba el campo de prófugos de Chatila, Beirut y por ese entonces ejercía el poder el recién elegido presidente Bashir Gemayel, quién fue asesinado, y para los libaneses esto represento una gran conmoción, pues era considerado por su pueblo como “Un Hermano, un cristiano, uno del Pueblo” al cual le sucederá Elie Hobeika. Ariel Sharon, en ese entonces ejercía como ministro de defensa de Israel.

Un documental tal como fue la guerra, en su dimensión total: cruda, tocante, dejando lacerar a ambas partes sea enemigos o sean defensores combatientes y por sobre todo desgarrando nuestro pensamiento de quiénes sufrieron este vejamen siguiendo el enlace dramático en que finalizó. El color, la música asociada a la banda sonora y los dibujos realizarán aquella introspección de sí mismos, claro sin omisión de meas culpas es la línea oscura que el diseño nos traspasan, lo lóbrego de todo, lo que es muerte.

Chatila, donde el sentido de culpa es grande, el no haber detenido esta tragedia, es ello que destroza la mente del protagonista, borrado hasta el punto de anular ese lapso real, resaliendo en medio a pesadillas insistentes, debiendo consultar a una psicóloga de traumas de guerra. Quedará en la memoria del espectador, una figura heroica humana, la cual fue la presencia del periodista y corresponsal de guerra israelí Ron Ben -Yishai quién llamó por teléfono en el anochecer a Sharon, intercediendo por la protección de los refugiados. Quedará muy dolido Ben-Yishai al ver el cadáver de una infanta asesinada sin piedad y hace suyo, como ahora lo hacemos nuestro este sufrimiento. Así circunda un ambiente de introspección muy bien llevado a la ilustración con preámbulos de esos movimientos y esos primerísimos planos del cigarrillo pasado de un mano y aceptado del otro, representando un momento de reflexión, con libertad de decir lo que se tiene dentro y ser expulsado de una bocanada.

Entre muchos premios vence el Globo de Oro (2009), como coproducción; Israel, Francia y Alemania. Después del Film, fue publicada la Novela Gráfica.

Es la ilustración que se impone en modo relevante a partir de los años 80, pasando casi a superar a la fotografía, es así bien acogida, pues cada día aumentan sus fans, pasando a ser una expresión importante dentro de los medios de comunicación, capta al lector con placer. El dibujo se ha recibido desde hace mucho tiempo a manera de gozó, sin embargo, ahora será una incursión seria, al englobar lo social, político o religioso por intelectuales gráficos sobre auténticos acontecimientos que deplora el individuo.

Para contemplar Valzer im Bashir, hemos asistido a un cine descubierto, en Roma, inmediatamente al comenzar la función fuimos envueltos de la atinada banda sonora, pero serán las ilustraciones un unísono no obstante alzarán nuestro interés y despertando tensiones, ya que irrumpen en escena a carrera velocísima 26 perros enfurecidos es una enfoscada, impactarán al espectador entre el clima del verano tórrido romano del 2017. Esto no impide reflexionar desde Villa Borghese, en esa escena sobre la manada de perros acechando su presa, imágenes dibujadas es un film perfectamente coordinado con la gráfica, hoy en día es así fundamental para lograr ingresar a los lectores y al término de la exhibición compartimos con el público, ese gran silencio doloroso por las víctimas imágenes fotográficas terribles de cadáveres de niños, mujeres, ancianos y civiles, que yacían en Chatila.

Condenamos todo tipo de violencias, torturas y atentados a la existencia del ser humano.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.