En kioscos: Agosto 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

A 8 años del asesinato de Juan Pablo Jiménez

Este 21 de febrero, se conmemora un año más del asesinato de Juan Pablo Jiménez, dirigente sindical proletario y nosotros y nosotras como Asociación Intersindical de Trabajadores y Trabajadoras Clasistas AIT, no podemos ni debemos dejar de rendir homenaje a quien entrego su vida en manos del sicariato empresarial de AZETA, empresa subcontratista de Chilectra, que con la bala asesina buscaba acallar el grito de justicia y dignidad para la clase trabajadora que expresaba Juan Pablo.

Como AIT desde nuestros inicios hace ya varios años hemos impulsado la lucha contra toda forma de precariedad laboral, y en particular contra el subcontrato y el trabajo a honorarios, expresión concreta de la explotación hacia nuestra clase y el pueblo.

La crisis capitalista que azota al mundo y en particular a la clase trabajadora y al pueblo, ha lanzado a millones de trabajadores y trabajadoras a la cesantía y la miseria, la pandemia del COVID 19 que no solo ha asesinado a nuestros abuelos y abuelas, sino que a través de las cuarentenas y confinamientos, ha encerrado a nuestro pueblo y ha acabado con cientos de miles de puestos de empleo, es el escenario de la lucha de clases actual y debemos enfrentarla de forma organizada, articulada y bregando por el fortalecimiento del sindicalismo clasista y combativo.

La ofensiva patronal no se hizo esperar y con el objetivo de hacer pagar la crisis a las y los trabajadores impulsaron una batería de legislaciones antiobreras para asegurar sus ganancias a través de la ley de teletrabajo, de protección al empleo, entre otras que solo perjudican a las y los trabajadores, precarizando aún más sus condiciones de trabajo.

Pero todo no es negativo, al contrario, desde el alzamiento popular de octubre, muchos trabajadores y trabajadoras se han sumado a la lucha en los diversos territorios, otros y otras han impulsado huelgas para mejorar sus condiciones laborales, los y las trabajadoras públicas se han movilizado por aumento en sus remuneraciones, otros y otras tantas se han sumado a los sindicatos de cesantes. En fin, la energía de la clase ha fluido a través de la organización y la lucha por acabar con el actual patrón de acumulación que a costa de nuestras vidas busca aumentar las ganancias de la patronal.

La lucha contra el subcontrato que emprendió Juan Pablo, y por la cual perdió su vida, no es muy distinta que la de Rodrigo Cisternas y Nelson Quichillao, trabajadores forestal y minero respectivamente, ambos asesinados por los sicarios de la patronal, la policía, que no dudaron en defender a la burguesía y atacar a las y los trabajadores que protestaban por sus derechos laborales. Pero no son los únicos, Macarena Valdés, Alejandro Castro, son parte de la lista de quienes han sido asesinados por las grandes compañías para contener la lucha por la vida.

Hoy, cuando han pasado 8 años, debemos seguir impulsando la pelea contra la precariedad laboral. Acabar con el subcontrato, y exigir la incorporación inmediata a las empresas mandantes en igualdad de condiciones que las y los demás trabajadores. Asimismo, en el caso de trabajadores subcontratados, a honorarios y tercerizados del Estado, exigir un contrato único que acabe definitivamente con las discriminaciones y arbitrariedades de todo tipo.

Por último, hacemos el llamado a seguir impulsando la lucha por el pliego de demandas de la clase trabajadora, es decir por un salario vital, fin al código del trabajo, sala cuna asegurada para todas y todos los hijos de las/os trabajadores, pago de alimentación y locomoción por parte de la empresa, pensión mínima igual salario mínimo, igual trabajo igual salario, entre otros, e impulsar la articulación de las y los que luchan debe ser la tarea táctica de las y los trabajadores clasistas. Debemos preparar las condiciones para la realización de la huelga general con el conjunto de la clase y colocar por delante el pliego de demandas y el programa que busque transformar nuestras vidas y acabar definitivamente con la explotación y opresión capitalista y patriarcal.

Con el ejemplo de Juan Pablo Jiménez

¡Sabemos que la fuerza está en la organización!

¡¡¡Vivan los Sindicatos Mierda!!!

¡¡¡Fin al Subcontrato y toda forma de precarización laboral!!!

Asociación Intersindical de Trabajadores y Trabajadoras Clasistas AIT

Febrero, 2021

Compartir este artículo