En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

A los alcaldes y alcaldesas de Chile. Por François Richard

Ustedes tuvieron la genial idea, y la capacidad organizativa con la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), de realizar el 15 diciembre 2019 una histórica consulta a nivel nacional, que permitió desbloquear la situación política de Chile en un momento crucial de su historia, y preparar la realización del plebiscito del 25 de octubre 2020. Nuevamente, Ustedes los alcaldes de Chile, aparecen hoy día como la única institución de Chile que tenga la capacidad de organizar esta consulta nacional. Consulta que será clave para permitir a Chile elegir sus mejores ciudadanos para la Convención Constitucional. A pesar del desprestigio de los partidos políticos y de las leyes vigentes que definen que son ellos los que tienen el papel clave de confeccionar las listas de candidatos a la elección del 11 de abril 2021.

Alcaldes y alcaldesas de Chile, son los únicos que pueden ponerse de acuerdo para realizar en tan poco tiempo una consulta a nivel nacional que tenga un impacto claro y fuerte sobre la futura Constitución de Chile. Organicen una consulta, para que los partidos puedan seleccionar sus partidarios y amigos dentro de los resultados de cada distrito, en el mismo orden de preferencia, para cumplir con la voluntad popular.

Alcaldes y alcaldesas, Ustedes son pragmáticos y saben que Chile debe avanzar, independientemente de sus divisiones políticas. Ustedes, a pesar de sus opiniones políticas bien conocidas y bien distintas, saben que el interés superior de Chile es dotarse de sus mejores ciudadanos para imaginar, discutir y ponerse de acuerdo para redactar una nueva Constitución! Tarea titánica de lograr, en 9 o 12 meses, una Carta Fundamental con la cual deberían sentirse conforme la inmensa mayoría de los chilenos (2/3, o mejor 3/4, ya que sería utópico esperar el 100%).

¿Cómo organizar esta nueva Consulta? Parece relativamente simple. Lo más delicado es definir un calendario tan apretado, pero las tareas son claras y factibles:

1) Fijar las fechas de esta Consulta a nivel nacional, la que podría ser del 14 al 20 de diciembre 2020, para poder avisar con tiempo a la ciudadanía. Explicar que cada elector podrá votar en su distrito electoral por un solo candidato para la Convención Constituyente. Definir la fecha límite de entrega de estos nombres de candidatos, ojalá antes de fin de este mes de noviembre 2020, para que los candidatos puedan hacer una breve campaña electoral antes de la votación.

2) Contratar una empresa experimentada en voto electrónico (E-voting ha dado buenos resultados el año pasado).

3) Organizar una Junta de Alcaldes en cada distrito electoral. Estas juntas serán las que definirán y entregarán la lista de nombres de la papeleta electrónica de la Consulta.

4) Informar que cada partido político legalmente reconocido, podrá entregar libremente a cada Junta Distrital los nombres de sus candidatos indicando el partido político o la calidad de independiente de cada candidato. El número de candidaturas no debería ser un problema, porque las papeletas serán electrónicas y ordenadas alfabéticamente. Además, cada partido se preocupará de limitar los nombres de sus candidatos para aumentar sus probabilidades de ganar votos.

5) Prever una modalidad para que los independientes puedan presentarse con el respaldo de un número de firmas a definir (me parece que el 0,1% del padrón electoral del Distrito será suficiente para esta etapa). Cada Junta Distrital de Alcaldes se encargará de verificar las firmas colectadas, en formato libre, con el RUT del firmante para verificar su inscripción electoral en el Distrito y su teléfono para poder consultarlo en caso de duda.

6) Publicar al final de la consulta, en forma electrónica, los resultados de la Consulta con el listado completo de los candidatos de cada distrito y el número de votos obtenidos. Lógicamente, este listado de resultados será ordenado en forma decreciente del número de votos.

7) Pedir a los partidos políticos y eventualmente a los independientes, inscribir en el SERVEL sus candidatos en el orden de los resultados de la Consulta. Los partidos políticos no tendrán ninguna obligación legal de cumplir con este pedido, pero se expondrían a las represalias de la ciudadanía en las próximas elecciones si no lo hacen.

Gracias de antemano, alcaldesas y alcaldes! Chile recordará este gesto que favorecerá concretamente la llegada a la Convención Constituyente de personas apoyadas por toda la ciudadanía, y por lo tanto la redacción de una nueva Constitución que garantice mejor la paz y la convivencia nacional.

François Richard
Consejero COSOC de La Reina

Compartir este artículo