En kioscos: Julio 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Análisis del discurso Pablo Urquizar sobre el atentado a equipo de prensa de TVN. Por Derek Angulo

En la Escuela de Carabineros de Valdivia, el pasado 22 de marzo, Pablo Urquizar, Delegado Presidencial para la Zona Macro Sur, hizo una serie de declaraciones respecto a su función en la zona. El delegado fue acompañado por César Asenjo, Intendente de la región de Los Ríos, Claudio Valencia el General de Carabineros, Guillermo Sánchez Cross, Jefe de la Defensa Nacional General de Brigada, y Consuelo Peña, Prefecta de la Policía de Investigaciones.

Solo cuerpos armados.(1)

Se habla de paz social y vemos solo uniformados

Dentro de lo que expuso Pablo Urquizar, destacó hechos de desorden público y «hechos de violencia rural». El delegado habla de un “objetivo” que el mismo Presidente le dio para la zona macro sur (Araucanía - Los Ríos - Los Lagos). Catalogó algunos antecedentes como «acción política»; “tenemos que ir en resguardo de las víctimas, sea mapuche o no mapuche" . De esta forma es enmarcado todo su discurso hacia los “movimientos mapuche como no mapuche.”

“Lo que está en juego son las personas y los bienes”. declaró Urquizar ¿ De qué personas habla?, propiedad privada desde Forestal Arauco S.A, Statkraft, Emiliano Pino, empresario inmobiliario, hidroeléctricas, etc. La particularidad de esta lista es que mantienen conflictos con comunidades donde se ha ejercido fuerte represión y movilización contra estos proyectos y empresas. Cabe mencionar estos antecedentes de cómo el propio Estado corre el cerco de la militarización cada vez más al sur, sin buscar una respuesta política a las demandas históricas del movimiento mapuche, si no, enfatizar en la búsqueda de mayores penas aflictivas en la ley antiterrorista e inteligencia e instalar el discurso de la necesidad de “restaurar el Estado de Derecho” y acabar con el “terrorismo”.

Las dos vías…

En la primera vía, se planteó un equipo especializado en la Intendencia para querellarse en aquellos casos más graves dentro del territorio. Durante toda la entrevista se destacó como segunda vía, los proyectos sobre la ley antiterrorista para, por ejemplo, el uso de efectivos policiales encubiertos como una medida práctica para la resolución de su «objetivo». También el aumento de penas de usurpación que tienen directa relación hacia las recuperaciones territoriales que es una forma de movilización contra las distintas empresas que mantienen bajo sus dominios terrenos ancestrales. Dejemos en claro que estas movilizaciones no se hacen sin un porqué; entre los antecedentes destacan sobre posiciones de títulos, donde tierras mapuches están inscritas bajo el nombre de una empresa que tras pasar de mano en mano llegó a una empresa, como las ya nombradas. Para definir el contexto histórico, Martin Correa, historiador señala “Se refiere a las disputas por la propiedad de la tierra desde el punto en que el territorio tenía un dueño claro, a cómo los mapuche fueron relegados por el Estado a vivir en un espacio que correspondía al 5% de su territorio ancestral mientras que las 10 mil hectáreas restantes se entregaron a colonos.” En una columna de CIPER donde se destacan las “raíces históricas del conflicto”.

Por otro lado tenemos los últimos hechos, el atentado a un equipo de prensa al cual Pablo Urquizar se refirió como: “lo que hubo fue un homicidio frustrado y además una afectación grave de la libertad de prensa. Desde esa perspectiva, a nosotros como Gobierno nos parece que se tiene que condenar sin matices lo que ocurrió”. Pero este es un antecedente mas a la historia, el periodismo a sabido bordearse con atentados, humillaciones y violencia hace mucho rato ya en este país, desde el asesinato de Pepe Carrasco para dictadura militar, hasta el encarcelamiento del fotógrafo Felipe Duran que retrataba el conflicto en Araucanía, en este país ya existe la persecusión y la censura, que los nombres no sean conocidos no es casual, pero que lo recordemos es solo para hacer memoria.

Así mismo al momento de referirse al contexto de la labor de los periodistas emboscados, tras verse con el dirigente mapuche Héctor Llaitul, agregó: “acá las cosas son claras, la CAM ejerce la violencia como método de acción política”. El foco se mantiene en los mapuche y no en ¿quién está amenazando la ley de prensa? o ¿existen otros actores interesados en amedrentar a la prensa?. Es necesario formular esta pregunta ya que el interés en la zona es tanto político como económico a llevado desde montajes, amedrentamiento, etc. Por parte del Estado chileno y por otro lado un despliegue jurídico y monetario por parte de grandes empresas para defender sus intereses. Es de esta forma que se instala el discurso del enemigo interno y el terrorismo dentro de zonas cada vez más al sur, donde diversos movimientos de recuperación territorial se están llevando a cabo por parte de una gran cantidad de lof que se mantienen organizados ante la nula respuesta política del Estado y grandes empresas. Por otra parte como periodistas nos queda romper el cerco del periodismo televisivo para dar paso a un periodismo que se encuentre fuera del poder político o de grandes grupos económicos.

Anexo 1.-https://www.facebook.com/watch/live/?v=747583816128682&ref=watch_permalink 2.-https://www.ciperchile.cl/radar/conflicto-mapuche-las-razones-historicas-de-la-violencia-en-vilcun-y-una-carta-abierta-al-presidente/ 3.-https://www.cnnchile.com/lodijeronencnn/entrevista-pablo-urquizar-responsabilidad-estado_20210329/

Compartir este artículo