Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- “No hay tiempo”
- Materias primas
- Crónica de un sueño jamaiquino

- Sumario completo octubre de 2012





Sobre el autor

Gregory Wilpert
Sociólogo, autor de Changing Venezuela by taking power. The history and policies of the Chávez government (Verso Press, Londres, 2007).
plus...



Página de inicio >> Octubre de 2012

Negociaciones entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Gobierno
¿Por qué la paz en Colombia se ha vuelto posible?

por  Gregory Wilpert

Después de cincuenta años de una guerra civil feroz, y un número incalculable de negociaciones infructuosas, el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) convinieron en volver a darle una oportunidad a la paz. El 27 de agosto, el Presidente Juan Manuel Santos anunció su intención de renovar el diálogo con la guerrilla y confiar la mediación a los gobiernos de Venezuela, de Chile, de Noruega y de Cuba. Este giro repentino –que rompe con la política de escalada militar seguida durante diez años, primero bajo la presidencia de Álvaro Uribe, después bajo la de Santos, que fue su Ministro de Defensa–, no deja de sorprender.

Al menos dos factores concurrieron al cambio. En primer lugar, los dos beligerantes tomaron conciencia de que ni uno ni otro estaba en condiciones de ganar esta guerra. Aun cuando los rebeldes sufrieron importantes reveses durante la década de Uribe (2000-2010), desde 2008 en adelante vienen reconstituyendo lo esencial de sus fuerzas. La pérdida de varios de sus dirigentes, eliminados en emboscadas, no impidió a las FARC iniciar una contraofensiva que, desde hace cuatro años, conjuga minas antipersonales, tiradores de elite y ataques con bombas. Según un informe reciente del Congreso colombiano, la guerrilla disponía en 2011 de una “presencia significativa” en un tercio de las municipalidades del país. Frente a esta situación, los militares multiplicaron los raids de comandos y las tentativas de infiltración. Es verdad que a partir de estas nuevas decisiones tácticas la lucha resultó menos visible de lo que era hace diez años, pero no atenuó el sacrificio infligido a la población. Si hay un punto en el cual los dos campos adversarios están de acuerdo –aunque no lo proclamen a los cuatro vientos–, es que ninguno podrá imponerse al otro...

Texto completo en la edición impresa del mes de OCTUBRE 2012
a la venta en quioscos, librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.