Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El engaño de la reforma antisindical. Por Catalina Rojas
- ABORTO ILEGAL, VIOLENCIA ESTATAL. POR EL DERECHO A DECIDIR EN LIBERTAD
- A propósito del asesinato de dos estudiantes en Valparaíso

- Sumario completo



Página de inicio

¿Qué pasa con el precio del cobre, cuál es la estrategia? . Por Nelson Aquiles Soto

Durante estos últimos meses y especialmente las últimas semanas, los principales titulares de la prensa nacional, han estado destacando como la baja del precio del cobre a nivel internacional está afectando seriamente nuestra economía, que mirado bajo un enfoque sistémico no solo afecta las proyecciones del gasto fiscal a través del Ministerio de Hacienda, especialmente teniendo en consideración la elaboración del presupuesto de la nación para el año 2016, discusión que se centrara estos meses en el poder legislativo, sino además como dicha baja afecta directamente a la industria de la minería del cobre, especialmente a los trabajadores de este sector, más aun teniendo en cuenta los procesos de negociación colectiva que se están realizando y los que se realizaran el año 2016. En relación a estos puntos vemos como muchas empresas han anunciado una baja de los niveles de producción como han sido el caso de la Minera El Abra, cosa similar está ocurriendo con la minera Collahuasi; si a esto se agregan los anuncios del retiro del megaproyecto 244 ktpd. de la División Andina de Codelco, así como también el anuncio que se habría hecho de un posible cierre de la División Salvador, por citar solo algunos ejemplos, que inevitablemente producirían reducción de personal y desempleo para los trabajadores de dicho sector, hace pensar a cualquier analista económico que esta situación, se asemeja mucho a un terremoto superior a grado 8.0 como el ocurrido en nuestro país, mirado en la perspectiva de la economía minera.

Sin embargo si le colocamos un paño frio a los posteriores tsunamis que se produjeron después de ese lunes negro del 28 de agosto pasado, cuando en la economía China se produjo el gran desplome de sus bolsas. Con más calma, mayor tranquilidad y más optimismo, podríamos decir que lo ocurrido recientemente en la economía China, es mucho menos grave que lo ocurrido el año 2007 en la economía estadounidense como consecuencia de la crisis de las hipotecas del suprime.

Es cosa de solo ver las estadísticas e indicadores del sector minero, para concluir que algo pasa, ¨que no están cuadrando los números en relación al impacto de la caída del precio del cobre actual¨, para ello solo basta analizar las estadísticas de los últimos 15 años en la minería del cobre, vale decir del año 2000 a la fecha, sin situarnos cuando el precio del cobre el año 2002, tuvo su transacción más baja en dicho periodo, el cual promedió su valor anual en 0,70647 centavos de dólar la libra, con un valor del dólar promedio $ 688,93, promediando el inventario de cobre anual en, un millón setecientas once mil toneladas, vale decir, precio cobre más bajo, precio dólar e inventario, ese año fueron los más altos de estos últimos quince años, en resumen la correlación exacta del mercado, que a mayor oferta menor precio, y por supuesto mayor precio del dólar. Sin embargo si analizamos el peor año del súper ciclo del precio del cobre que fue el año 2009, como lo indica el Economista Julián Alcayaga, donde se tuvo precio promedio anual US$ 2,34 la libra , con un valor del dólar ese mismo año de $ 559,61, y el sotck de los inventarios alcanzó al millón ciento treinta y dos mil tonelada. Las utilidades de las empresas mineras fueron sustanciales, es cosa de ver sus estados de resultados en internet.

Ahora si comparados solamente el primer semestre del año 2009 y el primer semestre del año 2015, donde el precio del cobre este último año ha tenido un valor promedio superior en un 14, 5 % ( US$ 2,68), en comparación al año 2009, y un valor del dólar superior en un 9,78% , respecto a ese mismo año, dejando de lado la baja producida en el valor del barril de petroleó que ha bordeado los 47 dólares, comparado con los más de 140 dólares que llegó alcanzar entre los meses de abril y julio del 2009, se podría concluir que los resultados de este primer semestre de las empresas mineras que hacen sentir su peso ante la opinión pública con la alarma por la baja del precio del cobre, nos da una señal que algo hace que no los cuadre las cifras, lo cual sería interesante profundizar especialmente los economistas ligados a la materia minera donde efectivamente podríamos encontrarnos con más de alguna sorpresa.

Pareciera ser que la campaña publicitaria elaborada por las empresas mineras y que no cabe duda que detrás de ello está el Consejo Minero que alberga a las grandes empresas mineras transnacionales que operan en nuestro país, organismo al cual esta adherido Codelco Chile como única empresa estatal, solo se estaría buscando en primer término un impacto emocional, de desgano, incertidumbre y bajas expectativas no solo a nivel de país, si no también clavar en el fondo de los corazones de los trabajadores de la minería estos sentimientos y que quizás en parte lo han logrado, colocándolo ante la opinión pública nuevamente en la posición de ¨privilegiados ¨ como a principios de los años 90, los catalogó el Presidente de la República de la época, aquél de la “verdad y justicia en la medida de lo posible”, en una intervención que tuvo en Chuquicamata, lugar donde los trabajadores realizaron una heroica resistencia a la dictadura; en segundo lugar se pretende bajo la misma premisa anterior marcar absolutamente las diferencias entre la clase trabajadora y más peligrosamente aún, situar a los trabajadores del aparato estatal prácticamente como abusadores, derramando este sentimiento a los trabajadores del Banco Estado, Registro Civil y todo aquel grupo de trabajadores que pretenda mejoras de sus condiciones laborales o en algunos casos sacarle una tajada de esas grandes ganancias que las empresas nacionales y multinacionales han obtenido a costa del esfuerzo de los trabajadores, y que muchas de ellas mañosamente, saben esconder como lo fue por largo tiempo el caso de la Disputada de la Condes hoy Anglo América, que por largos años solo reporto pérdidas.

A lo anterior debemos decir con claridad que no nos vengan con cuentos, ya que uno de los trasfondo del problema también es el temor de las empresas transnacionales radicadas en nuestro país, al creciente clamor mayoritario de la ciudadanía que cada vez está más de acuerdo en recuperar nuestras riquezas para Chile y recuperar su cobre, temores que se expresan en acciones como en la inadvertida presión ante la opinión pública ejercida al gobierno de la Presidenta Bachelet por parte empresas nacionales y extranjeras en cuanto a los cambios estructurales que ha propuesto el gobierno referido a la reforma laboral, presión que también hicieron sentir un grupo importante de empresas japonesas de las cuales muchas de ellas están ligadas también a la minería como Mitsui, Mitsubishi, Marubeni, Itochu y Sumitomo, todas ellas entregaron carta de reclamo a la Moneda por contenidos de la reforma laboral, y que a este reclamo se sumó el Consejero Minero indicando que Chile perdería US$ 3.000 millones de aprobarse el proyecto presentado por el gobierno, advirtiendo además, que si el cambio legal fortalece a los trabajadores , tendría como efecto según ellos ¨ exacerbar las brechas entre salarios y productividad ¨

En definitiva estoy convencido que este tsunami a pesar de todo prontamente estará en retirada y las aguas económicas en la minería volverán a su normalidad, pero ello también va a depender de la posición de los trabajadores y sus organizaciones sindicales, quienes deben hacerle frente a esta campaña del terror donde se indica que estarían cerrando algunas empresas mineras o aprovechando la especulación publicitaria anuncian reducir personal y con ello desempleo a quienes trabajan en la minería y por supuesto generan el temor natural de sus trabajadores.

Pero toda esa campaña de nada le valdrá, porque estoy convencido que independiente de las medidas que está tomando el gobierno chino para revertir su situación económica, tan manoseada por occidente principalmente después que estos anunciaron posicionar su moneda Yuan como contraparte del dólar americano, como por ejemplo la baja de la tasa de interés, el mensaje de tranquilidad a los accionistas chinos, ofreciéndole a aquellos que no retiren sus acciones durante un año, quedaran exento del pago de impuesto, y si a ello se agrega crecimiento gradual de su manufactura, adicionando a ello la esperada incursión de India y Afríca con tasas más altas de crecimiento; sin dejar de considerar el conflicto en Siria con la incursión militar rusa, nos hace presagiar y sostener que el precio del cobre volverá prontamente a repuntar colocándose nuevamente en una tendencia alcista, al menos hasta fines del 2018.

Si a todo el análisis anterior Chile en una crisis de precio del cobre como Estado Chileno tomara medidas en defensa de su soberanía e intereses de su pueblo, bien podría exigirle a las empresa mineras transnacionales que operan en nuestro país, que cada vez que el precio llegue a niveles crítico considerando que es la principal fuente de ingreso de nuestras arcas fiscales, se le reduzcan las cuotas de exportación de cobre, y tal como lo ha dicho el Doctor Orlando Caputo por décadas ¨que debido a la sobreproducción de cobre desde Chile, nuestro país ha influido en la baja del precio del metal ¨ y la mejor prueba de corroborar dicha hipótesis fue cuando el entonces Presidente Ejecutivo de Codelco Chile Juan Villarzú apiló 200.000 toneladas de cobre en Antofagasta y con el aporte de 300.000 toneladas de la Disputada Las Condes, ocasión en que inobjetablemente el precio subió manteniéndolo en el súper-ciclo de precio ya conocido.

Finalizo diciendo que no es justo que sean nuevamente los trabajadores los perjudicados por las medidas que toman las mineras por la baja del precio del cobre, y que según este análisis solamente estos últimos diez años su precio supero la barrera de los tres dólares, sin embargo, anterior a ello su precio muchos años no supero el valor del dólar la libra, no hubo una campaña mediática y de desprestigio a los trabajadores del cobre, más bien tuvieron utilidades extraordinarias especialmente en el supe ciclo, el problema está, que lo primero que hacen es ajustar las dotaciones y los salarios de los trabajadores, pero los porcentajes de sus ganancias no la transan.

No se olviden que los trabajadores del cobre no solo tienen una historia de lucha social ganada por más de un siglo y muchos beneficios que actualmente tienen son producto de muchas batallas donde quedaron en el camino trabajadores, esposas e hijos bajo la ilusión de luchar por causas justas. Recordemos el heroico movimiento de los trabajadores del cobre, del año 1983, reconocido como uno de los más importantes en la lucha por la libertad de Chile, permitiendo que otros sectores pudiesen comenzar –muy lentamente para mi gusto- a recuperar los derechos adquiridos y cercenados a sangre y fuego por la dictadura militar.

Si agregamos aquellos compañeros que quedan en el camino por enfermedades profesionales como la silicosis y accidentes durante las faenas, sin distinción que sean contratistas o trabajadores propios podríamos decir entonces que efectivamente los trabajadores de la minería ¨son privilegiados pero por el reconocimiento del pueblo por su historia de lucha, dignidad y solidaridad., para lo cual reitero lo he dicho en varios de mis artículos ¨Si el Capital se Globaliza, es un imperativo ético y político Globalizar las Organizacionales Sociales y Sindicales, ya que los intereses de los trabajadores y su pueblo, no tienen fronteras, ni mucho menos son una isla, solo deben tomar la bandera de la solidaridad, y que muchas veces el modelo ha llevado a los trabajadores del cobre, especialmente influidos por algunos de sus dirigentes cupulares haciéndolos creer que están en una isla, pero cuando suceden hechos como los expresados en este análisis, se refuerza los sentimiento que ningún trabajador asalariado, obreros empleados y profesionales, deben renunciar que ante todo está la solidaridad, menos aún olvidarse de sus raíces y origen, haciendo carne el dicho más de una vez ¨hoy por ti mañana por la alameda¨

Finalizo diciendo, basta de mentiras, de una vez por todas a construir una Constitución que profundice la participación del pueblo para que vuelva a declarar a todas las riquezas naturales como una propiedad inalienable del pueblo de Chile.

Fraternalmente

Nelson Aquiles Soto Aguilera
Ex Consejero Nacional Federación de Trabajadores del l Cobre

Referencias

• Economista Orlando Caputo

• Diario Financiero

• El Pulso

• Economista Julian Alcayaga

• Cochilco

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.