En kioscos: Junio 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Boric Presidente: canto a Chile, mi lejana tierra. Por Gustavo Gac-Artigas

Al atardecer, tras un caluroso domingo de diciembre

entre campanadas de gozo acompañando a las estrellas

y sombras retrocediendo en la noche oscura

Chile se levantó de las cenizas y abrió nuevos horizontes

Chile abandonó el miedo del uno al otro e hizo renacer la esperanza

Chile abandonó la historia para escribir una nueva historia

Chile entonó su canto para cantar junto

a ti

a mí

a nosotros

los pueblos de América

Violeta eterna, acompañaste su renacer después de vivir un siglo

ese renacer tan frágil como un segundo

Gabriela, bajaste de la cordillera para acompañar a tu pueblo

Pablo, tus versos florecieron en el corazón del pescador que con milagrosa red nos devolvió libres al océano

Salvador, descendiste de las nubes de pólvora para descansar en La Moneda

país de historia

Chile hizo historia

país de resistencia

Chile resistió al invasor

resistió al dictador

país que se renueva,

Chile resiste la tentación

cuando la tentación ronda

la tentación de revivir el pasado

de dejarse tentar por los fantasmas del pasado

la tentación de cerrar los ojos

en vez de abrirlos al futuro

país en marcha

Chile eligió al presidente más joven

de su historia

Gabriel Boric

verso a verso los chilenos

fueron escribiendo una nueva oda

oda a un Chile que comienza a navegar

por los arduos caminos

del cambio

de la justicia

de la fraternidad

de la igualdad

por el camino esperanzador,

no exento de peligros,

de un Chile sin miedo

a definir su futuro

lápices temblando de amor en su primera entrega

rayas bajando del cielo a la tierra fértil

papeletas alimentando las fauces hambrientas

de los desposeídos

de los olvidados

de los sedientos de justicia

fueron escribiendo este poema

cada voto un verso

cada verso fue secando el llanto de un pueblo

apagando el grito de dolor

poniendo un bálsamo al sufrimiento

hoy, ¡cómo quisiera!

¡ay cómo quisiera!

reposar mi cabeza en la falda de la cordillera

refrescar mi memoria en los lagos del sur

sentir mis mejillas acariciadas por el viento Puelche

cómo quisiera

que las lágrimas de mi pueblo

que las lágrimas de tu pueblo

fueran de hoy en adelante lágrimas de alegría

en esta

nuestra nueva historia

Gustavo Gac-Artigas es escritor y director de teatro chileno, miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Reside en los EE. UU.

Compartir este artículo