En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Camarón de la Isla es la leyenda del flamenco y de su pueblo gitano. Por Magdalena Arqueros Valer

Cuando escuchamos flamenco, enseguida lo relacionamos o nos vienen pensamientos sobre el pueblo gitano, por su vivacidad e hilaridad, sin embargo, este pueblo ha sobrellevado persecuciones causadas por el nazismo, así como igualmente hubo millones de muertos judíos, así también conllevaron a miles de gitanos en este genocidio. Fue un período de porajmos (devastación), es decir de flagelación hacia los gitanos. Ello constituirá un estigma para la historia, ya que miles de ellos fueron deportados en lager, y según dicen las cifras dejaron un total de 500.000 muertos. Indudablemente estuvo un samudaripen definido por los rom y sinti, así en ello declamaron que todos estaban muertos en esta hecatombe. Así el pueblo zíngaro, delegando en el cante será ahí que han dejado su ímpetu, pero sobre todo hubieron exteriorizado sus sentimientos, como asimismo sus aspiraciones de ver un fehaciente futuro.

Refiriéndonos a este canto adoptado por los gitanos ansi lo hacemos también usando el término de los flamencos, ambas palabras describen un embrujo seductivo integrado en la música como igualmente en el baile, sin embargo, todo aflora en la interpretación que da el cantaor ... El flamenco es el canto de Andalucía, ese canto también de las zonas de Extremadura junto a la región de Murcia. Siendo aquella afinidad determinada, por tres elementos como son cante, toque y baile. A ello se le agrego la etnia gitana, que posee flamancia aludiendo a lo fogosidad designado por este término en alemán. El flamenco es un, cante jondo o hondo, es una música muy escénica, así se nomina cante a cualquier canto andaluz, algunos son cantados a palo seco es decir a capella, puede ser sin acompañamiento de guitarra y es Camarón de la Isla de León, un maravilloso niño quimérico , un jipío andaluz del colorido de un crustáceo pues allí saldrá su apodo, que desde infante cantará a capella luego prosiguiera acompañado con la guitarra que tocara el mismo, para después lo hará con el igualmente excelente guitarrista Paco de Lucía.

Es así es, como la canción flamenca ha llegado a ser privilegiada acunando en sí al extraordinario José Monje Cruz cantaor, quién no solo orgullece a su pueblo gitano, sino también ha exaltado aquella hermandad entre todas las regiones españolas que reunirá con su voz y con su estilo, el de Camarón de la Isla. Es José Monje Cruz quién nace un 5 de diciembre de 1950 (San Fernando, llamado la isla, provincia de Cádiz España) en Badalona, Barcelona y fallece en el hospital Germans Trías i Pujol de Badalona, España el 2 de julio 1992, su partida conmovió la nación española y desconsolados han quedado los seguidores del flamenco en el mundo, así pasó a ser una leyenda del cante. Entonces lo de Camarón me lo puso mi tío Joseíco que era vendedor de telas, decía él, pero primeramente yo deseaba ser torero, más era un flacucho, rubillo e introvertido muchachito, pero cuando le venía de hablar, eso sí saltaba en energía que lo quería decir todo, así como en sus coplas. Viajó por la América, trajín triunfal 16 y 17 marzo 1989 recital en Rock Club Madrid, París cirque d’Hiver, Europa.

Publica 17 discos, el más popular soy gitano, formó parte de una gran familia gitana, todos cantaores desde su madre Juana Cruz Castro y su padre Juan Luís Monje Núñez, gente humilde, entonces encontrando la celebridad Camarón hubo encontrado a la gitana Dolores Montoya, la Chispa, a quién esposa. Camarón de la Isla en el 2000 fue premiado como el cantaor de la música de Andalucía con la llave de oro del cante.

Entre compas y palos, el canto flamenco nos ingresa a culturas como esta, expresada con tanta carga folclórica, para ser profundamente emotiva Con el acompañamiento inolvidable y perfecto de su amigo- hermano Paco de Lucía, será él y Tomatito quiénes estuvieron los guitarristas oficiales de Camarón y fue Vicente Amigo él que colaboró por brevísimo en el último tiempo. Con lo mucho que yo lo quería… ¡Ay, camarón ¡Ay Camarón! (Paco de Lucía). Hacer repiquetear las palmas de las manos sea ese deseo del instinto rítmico en ir recogiendo esos sentimientos recónditos y exaltarlos desde las vísceras hasta esfogarse en un tañó de manos y taconeó, logrando una total de musicalidad del canto, con estilo único.

El flamenco

La toná aparece, en la primera época del cante, como luego estuvo la saeta flamenca. Pero es el Cante de Levante o el Cante de las Minas aquel canto de los mineros de Almería, ha sido los comienzos de los cantes flamencos. Eran los mineros quiénes por modo de divertimento ejecutaron como cantaores anónimos. Habrá que rememorar desde el 1840 cuando se producía la fiebre minera que vino por la colonización andaluza del campo de Cartagena. Después de jornada pesante los mineros, ellos se reunían en las tabernas, posadas o café de cante, eran lugares de diversión y el cante se vivía con espontaneidad.

Cómo no buscar la identidad de este Pueblo Cíngaro o Rom, siendo gente nómade que trasporta tradiciones junto a desplazamientos y esperanzas aquellas que se irán depositando de este modo concretados en la búsqueda de tierra firme, adónde hijos y nietos seguirán estas tradiciones, son errantes desde siglos sin embargo en España se ligaran a la sociedad española. Se ha estudiado que la etnia gitana prevendría del subcontinente de la India, en esa parte de los reinos medios, es decir de Panyab, Pakistán, India, (Punyab sur del continente Asia, la historia es ágrafa).

Ya en un día 8 de abril 1971, se recuerda que, en la capital Londinense, se izó por primera vez la bandera gitana y se entonó Gelem Gelem el himno (camino camino) en lengua romaní. Así estuvo en el funeral de Camarón se cubrió su féretro con la bandera símbolo de la unión del pueblo gitano. Allí estuvieron y vibraron Zíngaros romaníes, ellos que prefieren usar la Z, y que durante la segunda guerra mundial fueron marcados con ella, así en griego paradoxalmente significa intocables.

Se le ha preguntado a Camarón. ¿de dónde sale tu cante? Y él respondió -Del Alma. Será la canción flamenca que es Camarón de la isla su Cantaor por siempre. La Isla de León, rincón de libertad, tierra bendita, así es España y esta que se han quedado desamparadas sin su hijo, sin su cantaor. Aquella Isla, se quedó muda, tanto quieta y en adonde los aplausos desaparecieron, sin gritos cuando su féretro pasaba entre la muchedumbre, hombres vestidos de negros de camisas blancas y a adonde ellos junto a las mujeres y niños eran apesadumbrados de la prematura partida y allí o por adonde se divisaban eran tantos pañuelos blancos flotando como pececillos saltarines así se andaba el cantaor del siglo, del pasado y del que va a venir, lo repetía un amigo de infancia.

Con, lo mucho que yo lo quería/Se fue de mi vera/Se fue para siempre /Pa toíta la vida/ ¡Ay camarón ¡Ay camarón

Magdalena Arqueros Valer, Roma, 8 de octubre de 2019

,

Compartir este artículo /