En kioscos: Octubre 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Carta abierta a Felipe Berrios

Estimado cura, reciba cordialmente el saludo de la Agrupación de Familiares y Amigos de los Prisioneros Políticos Guacoldas. Gratamente leímos la entrevista que le realizará el Diario El Mercurio de Antofagasta y que fuese publicada el pasado 10 de octubre. Hoy junto con saludar vuestro digno gesto, le escribimos para profundizar algunos aspectos que usted toca en dicho diario.

1.- Para partir tenemos que confesarle que su bregar constante por lo justo, por la gente de Pueblo y de crítica reflexiva respecto a la sociedad en que vivimos, nos hizo hace unos meses iniciar su búsqueda para conversar sobre la realidad de Prisión Política en el contexto del estallido social. Veíamos en usted una persona con un sentido ético, lo que es muy difícil hallar hoy por hoy encontrar en la clase política y en la institucionalidad democrática. Lamentablemente por errores propios de nuestra agrupación, no persistimos con esa búsqueda pero nos alegra que otros(a) hayan recurrido a usted para que manifestara el potente mensaje que realizó el pasado sábado.

2.- No provenimos de una cultura católica ni somos devotos de fe pero si reconocemos el rol fundamental que han jugado los “curas del Pueblo” en las batallas por los derechos humanos y contra la pobreza. Personas tan importantes como Pierre Dubois, André Jarlan, Mariano Puga, Alfonso Baeza, etc… han sido dignos ejemplos de esa búsquedas de una iglesia cercana a los suyos, expresando el mensaje del evangelio, de ese Cristo desde y para su Pueblo. Usted encarna de muy buena manera esa mirada, lo que ha ejemplificado con sus decisiones concretas de vidas.

3.- En la entrevista que concedió a El Mercurio de Antofagasta, usted expresa de manera muy clara y desde un profundo sentido ético, la necesidad de avanzar en una solución política para la Prisión Política del Estallido Social. No podemos no estar más de acuerdo de lo acertado de sus afirmaciones como de también del momento en el cual se hacen públicas, en una semana donde lo gravitante y desbordante fue la jornada de movilización nacional e internacional por la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a). El poder obvia dichas movilizaciones porque a una democracia que se digne como tal, siempre le va hacer muy difícil reconocer la prisión política en sus cotidianidades y más esta, en la cual se cuenta con la aberración de tener a menores de edad en dicha condición. El Subsecretario Galli reduce los hechos políticos de esa jornada (5 de octubre) a un mero parte policial, demostrando una estreches de la mirada y que usted sacude de forma muy contundente, planteando una problemática real y operante en el país, desde un sentido ético.

4.- El Estado de Derecho en Chile está quebrantado en su sentido fundamental, situación a la cual hemos llegado producto del mismo actuar del Estado de Chile, que por ejecución u omisión, ha trastocado lo fundamental de sus principios (debido proceso, igualdad ante la ley e independencia de los poderes del Estado) en su actuar sistemático de violación de los Derechos Humanos, donde la Prisión Política es una de las aristas abiertas y sin resolver aún. La Prisión Política ha sido la expresión del ensañamiento contra la juventud popular, que como muy bien usted afirma, independiente si se comparte o no las motivaciones de las movilizaciones populares, el Estado no tiene derecho alguno al enseñamiento y de usar lo jurídico con un fin de persecución política. La justicia chilena, es aberrantemente desigual, no es ciega y tiene una connotada utilización política. Mientras a Ponce Lerou, el principal financista de la corrupción política en nuestro país, se le baja la multa a pagar de manera grotesca sin haber pisado un solo segundo un recinto penitenciario del país, a los jóvenes populares por hacer uso de su legítimo derecho de manifestarse se les busca condenar a penas del infierno. Sin duda, que indiferente de estar o no de acuerdo con la violencia política, esta paradoja jurídico/político bestial ha de ser cuestionada y denunciada por los justos y por lo ético

5.- Estimado cura, concordamos con usted que es necesario una solución política para la Prisión Política del Estallido Social, la venimos procurando hace bastantes meses y la clase política no ha hecho más que saludos a la bandera. Para esas búsquedas en común, vemos que usted, en su sentido ético y de lo justo, debiese cumplir una función de mediador entre los familiares, Prisioneros(a) y la clase política. Desde nuestra experiencia en esto del bregar por la libertad, resaltamos esa figura, que por ejemplo jugó Monseñor Baeza a principios de este siglo, contribuyendo así en la libertad de los Prisioneros Políticos de la Democracia de aquella época. Para ello, si usted quiere jugar ese rol fundamental, vemos necesario que aparte de nuestro respaldo, también pueda contar con la designación clerical. El Vicario de la Solidaridad, padre Jorge Muñoz, también ha hecho público la necesidad de allanar camino en la misma dirección, entonces no vemos problema alguno para que usted cuente con ese respaldo protocolar.

6.- Por nuestra parte, mientras nos podemos comunicar con usted para ahondar en este propósito común que compartimos, le dejamos planteado nuestro ABC de exigencias, que a nuestro parecer contienen los ejes centrales de lo que debiese contener una solución política:

A.- Poder Legislativo:

 Que el Congreso Nacional, presente, promueva y facilite la aprobación de una ley que permita la libertad inmediata de todos(a) los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) del Estallido social, sin excepción (independientemente de la ley por la cual hayan sido formalizados y/o condenados), sea que estén en situación de imputados(a) o de condenados(a).

 Que se garantice que el proceso legislativo al respecto no sea un saludo a la bandera, como fue la aprobación del proyecto de resolución 1089 aprobado por la Cámara de Diputados el pasado 26 de mayo y que no culminó en nada.

 Que las Comisiones de Derechos Humanos, tanto de la cámara baja y alta, reciban a la brevedad a representantes de los Familiares de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) del Estallido Social, para que conozcan de primera fuente el conjunto de violaciones de Derechos Humanos en los cuales ha incurrido el Estado de Chile a la vez que se facilita la promoción de iniciativas legislativa para allanar una solución política respecto a la Prisión Política del Estallido Social.

B.- Poder Ejecutivo:

 Deje de interferir en los procesos judiciales, en una clara intención de presión política indebida hacia el Poder Judicial, como son la invocación de leyes de contexto y de desproporcionalidad jurídica, siendo que la jurisprudencia nacional cuenta con los presupuestos jurídicos para un debido proceso.

 Que en lo inmediato el Ministerio del Interior y Seguridad Pública retire todas las querellas por la ley 12.297 (ley de seguridad del Estado) en los procesos judiciales de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) del Estallido Social.

 Que el gobierno, al retirar las mencionadas querellas de contexto, facilite, promueva y proponga el desprocesamiento de todos(a) los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) del Estallido Social.

C.- Poder Judicial:

 Garantice su independencia como Poder del Estado, negando la incumbencia desproporcionada y política proveniente del ejecutivo. Para lo cual debe exigir a la brevedad que el ejecutivo se reitere como querellante en todos los procesos judiciales de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) del Estallido Social.

 Que los procesos judiciales se apeguen a criterios jurídicos y no políticos, haciendo el uso debido del Derecho, dejando de utilizar la Prisión Preventiva como castigo anticipado, ejemplificador y de connotación política.

 Que los tribunales de justicia se atengan a la objetividad científica de las pruebas presentadas, no haciendo uso interpretativo y con intencionalidades política como ha sido hasta el día de hoy.

 Que se garantice la aplicabilidad de lo dispuesto por los diferentes tratados de derechos humanos internacionales los cuales Chile suscriba.

Sin otro particular y esperando una pronta respuesta. Atte.

Agrupación de Familiares y Amigos de los Prisioneros Políticos Guacoldas.

Correo: agrupacionguacolda@gmail.com

En Santiago de Chile, 13 de octubre de 2020

GUACOLDAS - Agrupación de Familiares y Amigos de los Prisioneros Políticos

https://www.facebook.com/agrupacionguacolda

https://www.instagram.com/guacoldas.2019/

https://twitter.com/AGuacoldas

Compartir este artículo