En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Chile, el planeta de los simios: “¡Lo habéis destruido! ¡Yo os maldigo a todos, maldigo las guerras, os maldigo!” Por Gustavo Gac-Artigas

Que no se refocile la derecha, la explosión del descontento encuentra su base en años de gobierno que no respondieron a las necesidades de la mayoría.

Que no se refocile la izquierda, la explosión del descontento encuentra base en el sentimiento de traición que embarga a una mayoría que siente que sus expectativas fueron traicionadas.

Que no se refocile la extrema derecha, la dictadura amarró el país dejando indefensas a las masas frente a una constitución de hierro en favor de la clase alta.

Que no se refocile la nueva izquierda, surgieron como esperanza y se están transformando en parte del sistema.

Que no se refocilen aquellos que piensan que lo que acontece en Chile es la derrota del neoliberalismo puesto que a una derrota hay que oponer una propuesta o la victoria se convertirá en derrota.

Que no se refocilen aquellos que piensan que es la victoria del socialismo, el regreso del pasado, puesto que ellos también fueron en parte responsables de la explosión del descontento.

Que no se refocilen los violentos, puesto que la semilla de la destrucción es estéril, y lo que de ella surge está marcado por la muerte. Ellos no son parte del descontento, ellos son los predadores del descontento.

Que no se refocile la prensa que ama las catástrofes, la destrucción vende, la imagen de la represión vende, que no se refocilen, se están enterrando en el cementerio de la desconfianza.

Que callen los agoreros de la violencia, los agoreros del pasado, los manipuladores de la esperanza.

Para los que atentan contra un centro cultural

Pido castigo

para los que destruyen los medios de transporte y nos dejan sin poder ir al trabajo

Pido castigo

para los que reprimen a un pueblo adolorido

Pido castigo

para los que salpicaron de sangre nuestras calles

Pido castigo

para los que crearon está situación

Pido castigo

para los corruptos

Pido castigo

para los aprovechadores de la esperanza traicionada

Pido castigo

Que los que ejercen la violencia, que los que ejercieron la violencia en el pasado, no sueñen que son parte del futuro.

Para ellos pido castigo

Que los vendedores de promesas, encuéntrense donde se encuentren, sepan que su tiempo terminó.

Para ellos pido castigo

Y que al regresar a Chile, el planeta de los simios, un joven, una joven, no exclame

¡Lo habéis destruido! ¡Yo os maldigo a todos, maldigo la violencia que habéis desatado, os maldigo!

Os maldigo

y para ustedes

¡pido castigo!

Gustavo Gac-Artigas es escritor y director de teatro chileno, miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Reside en los EE UU.

Compartir este artículo /