En kioscos: Septiembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Ciencia y literatura. Por Rubén Rojo Maturana

Para comunicarse con sus pares en el mundo exterior, los investigadores tienen un único medio: la publicación científica. Cuando han obtenido un resultado lo describen en un artículo extremadamente formateado y lo envían a una revista especializada. Después de la revisión por parte de otros científicos y editores, se publica su artículo. Si no, es restituido para correcciones o simplemente no se le encontró el nivel científico requerido. Para quién lo escribió, la vida continúa en el laboratorio sin importar su probable decepción. El gran público para quién los científicos dedican su vida profesional, en general, no sabe nada. De hecho, son pocos los investigadores que cambian el laboratorio por el lápiz para contar su historia. Una historia que, sin embargo, suele ser una aventura entre carencias, rechazos y esquivos éxitos. Los artículos de difusión que aparecen en la prensa convencional se centran con mayor frecuencia en los resultados simplificados de la investigación. La prensa difícilmente ahonda o alienta la investigación y se atiene solo al evento noticioso.

La literatura es una forma de experimentar el mundo que naturalmente encuentra su expresión en un tipo de prosa o en un ritmo más completamente ordenado que se llama verso, mientras que la ciencia es completamente otra forma de experimentar el mundo. Representa un hábito mental diferente. El terreno común entre el científico y el artista es que ellos, al igual que el místico, están comprometidos con la experiencia misma. El artista intenta expresar la experiencia en sus propios términos y el científico trata de ver la experiencia como un sistema conectado. En este sentido, tanto el científico como el artista emplean la imaginación.

La ciencia y la literatura, por tanto, pretenden dar una explicación sistemática y racional de las cosas. Explicación que incluirá su naturaleza, génesis e historia en términos de causa, efecto, fantasía y ley física.

Rubén Rojo Maturana
Director Gerente
Centro de Investigación Científico y Tecnológico de la Región de Antofagasta, CICITEM

Compartir este artículo