En kioscos: Junio 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Consejos al presidente Boric. Por Gustavo Gac-Artigas*

Pasado el triunfo, cuando Chile elige al presidente más joven en su historia, salen los consejeros. Los mismos que salen cada tras elección, los mismos que fueran derrotados, los mismos que quieren que se adopten sus ideas.

Como de costumbre, las aves de rapiña vuelan en torno al poder para ser parte o sentirse parte, y no sé qué es peor.

En el caso de Gabriel Boric, los jerarcas, los sacerdotes de la verdad, los sumo pontífices, pontifican, sobre todo que se trata de alguien tan diferente a ellos, una mente que no fue formada o deformada por el pasado, y, pecado mortal, no pertenece a su generación.

35 años, tiene 35 años, lo que les permite pontificar y dar sabios consejos para guiar al cabro chico, consejos en política exterior: no condenes a los autócratas, son parte nuestra, de un presente anclado en el pasado, no toques ni siquiera con el pétalo de una rosa a un dictador, no te pronuncies sobre elecciones fraudulentas, ¡qué sabes tú, imberbe, de elecciones fraudulentas!, tú, que se suponía no ganarías, tú, una generación sin miedo.

En economía escúchanos, te indicaremos el camino, no importa que la desigualdad actual sea nuestra responsabilidad, ello nos da la experiencia necesaria para mostrar el camino.

En derechos humanos, por lo que sufrimos, tenemos el derecho a decir quiénes tienen derecho a ellos y quienes no, aunque los pontífices son a veces quienes menos sufrieron o quienes se apoderan del dolor de otros.

Gabriel Boric, produce temor, temor a que la historia cambie, temor a que se camine por nuevas sendas, temor a que se enrostre la rigidez en el pensamiento, temor a que los jóvenes, las jóvenes, les jóvenes marchen sin oír a los consejeros.

Llegó el cambio a Chile, la esperanza a Chile, la juventud a Chile, el recambio a Chile.

A las aves de rapiña, a los autócratas que allende las fronteras de Chile quieren apropiarse del triunfo de la esperanza y la juventud un consejo: no lo intenten, pueden salir desplumados.

A las urracas que sobrevuelan el cielo de Chile, a las aves de rapiña que quieren repetir las costumbres del pasado pensando que llegó la mala hora de la repartija de cargos, a los derrotados, estén donde estén, puesto que se encuentran en la derecha, se encuentran en la izquierda, les conmino: dejen gobernar, vuestra hora ya pasó, hoy es la hora del cambio y del recambio.

Como dijera Sor Juana:

“Si este es tu retrato

muy agrio no está,

ponle tú la hiel

de tu natural.”

* Escritor, poeta, director de teatro chileno, miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Reside en los EE. UU.

Compartir este artículo