En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Crecimiento, ¿la alegría ya viene? Por Cristopher Ferreira Escobar

Una noticia alegre y constante para bancos y algunos economistas es el crecimiento de la economía en Chile, donde el Informe mensual de actividad económica (Imacec) da cuenta del mismo, dando un 6,4% “en marzo. Según el Banco Central, las contribuciones de actividades de servicios y comercio destacan.

¿A quién beneficia este crecimiento?

A raíz de la escasa respuesta fiscal la gente ha tenido que recurrir a sus fondos de pensiones como a trabajos informales, muchos de ellos producidos en clandestinidad. Es así como el segundo retiro del 10% y el trabajo informal ha generado un crecimiento reflejado hoy día. El trabajo informal no solo da posibilidad de ingreso, sino que implica una serie de padecimientos a quién lo hace, como el estrés, miedo, sentimiento de inseguridad, etc. Efectuarlos en estos tiempo las tensionan con el COVID, multas y expropiación de sus productos por parte de Carabineros . Muchas son las cosas que se juegan en la informalidad.

Son los trabajos informales los que podrían catalogarse como adecuación al escenario actual, donde el miedo, estrés, entre otras cosas son graves y significativas. El consumo es clave, y el IVA para ello es fundamental. La gente al tener dinero, y como no tiene capacidad de ahorro, el consumo es obvio. Y la población que no pude ahorrar son los primeros cuatro quintiles según el INE, casi el 50%.

Si hay crecimiento, ha sido por estos hechos, el 10% y el trabajo informal. Un crecimiento que ha traído buenas nuevas a economistas y bancos, pero mala a la gente, ya que han sido bajo el esfuerzo y desgaste que han sufrido las verdaderas grandes familias de Chile, es decir, los trabajadores con sus hijas e hijos, compañeras y esposas, tíos, abuelos, primos, etc. Un sólo dato, según el Servicio de Impuestos Internos (SII) la recaudación del IVA subió, bordeando el 45% respecto a otras imposiciones. En países de la OCDE el IVA sufrió una disminución, dando cuenta que los impuestos están enfocado en la renta como las utilidades y no al consumo como en Chile.

Lo que hay detrás de este crecimiento es una vulneración constante a la gente y signo de la escaza respuesta del Gobierno.

Con este crecimiento, la alegría no viene.

Compartir este artículo