En kioscos: Agosto 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Educación Virtual, nuevas habilidades y la importancia de las instituciones educativas chilenas. Por María José Muñoz González

En la actualidad los profesionales de la educación deben manejar una comunicación efectiva, pues la enseñanza expuesta a constantes cambios debe garantizar la enseñanza y aprendizaje haciendo uso de las tecnologías, al mismo tiempo que el profesorado debe actualizar sus conocimientos de forma dinámica y en constante cambio. Los docentes hoy son protagonistas de un cambio profundo en las metodologías educativas y para ello requieren de capacitaciones progresivas, las plataformas online educativas tecnológicas nos invitan a la innovación pedagógica y acercamiento a las nuevas generaciones de estudiantes, en consecuencia, las clases presenciales deben ser transformadas a la virtualidad con cambios profundos de formatos educativos, para que el educando participe de su aprendizaje virtual.

La docencia es la esencia de la enseñanza y aprendizaje de los estudiantes, la importancia de la comunicación efectiva y las competencias Tecnologías de Información y Comunicación conocidas como TICs que deben estar presentes desde la formación inicial, la formación a través del tiempo y el ejercicio de la docencia. En la actualidad se observan cambios importantes, adaptaciones curriculares, metodológicas junto a un gran cambio gatillado por la comunicación online al interior de la comunidad escolar debemos dejar en el pasado las cajitas para el desuso de los aparatos electrónicos en las aulas chilenas.

Los profesores chilenos son reconocidos a nivel internacional por su excesivo trabajo docente, según estudio de la OECD (2020), TALIS 2018 la cantidad de horas anuales son 2.006, de las cuales 1.146 son horas de clases y en algunos casos, la cantidad de estudiantes por aula en algunos casos superan los 40 educandos generando sobre trabajo, los profesores han ofrecido sus aplicaciones personales como WhatsApp, Facebook, Instagram, Correos electrónicos no institucionales, para el uso educativo, traspasando los límites establecidos hacia los alumnos y apoderados.

La educación apuntan al uso de aplicaciones como WhatsApp, Telegram, correos electrónicos no formales, llamados telefónicos de forma simétrica entre pares y asimétricas entre profesores y jefaturas, profesores estudiantes, todo lo cual ha generado la demanda de un exceso de trabajo desarrollando agobio y estrés laboral. La educación requiere no solo de profesores titulados y profesionales competentes en el área educacional, se observa que esta realidad no solo cruza fronteras nacionales e internacionales, sino también la intimidad de los hogares y espacios familiares

Consecuente con lo anterior, la pandemia Covid-19 ha visibilizado una brecha de diferencias sociales y, debido a que los docentes deben comunicarse por vías digitales con sus estudiantes, ello ha significado un proceso difícil de afrontar por las instituciones educativas. En efecto, existen alumnos que no disponen de aparatos tecnológicos adecuados para recibir la enseñanza virtual específicamente mediante aulas en línea, videoconferencias, videos, programas educativos virtuales. De igual modo no existe una política pública que considere la capacitación nacional de profesores mediante una plataforma única para la realización de clases online y offline. A ello se suma la necesidad imperiosa de continuar asegurando la calidad en la educación en Chile como también ocurre en otros países de la región.

Si bien es cierto pensar en un regreso a clases tal como se conocía, antes de la pandemia Covid19, es ilusorio por cuanto el futuro educativo no continuará como era antes de dicha crisis sanitaria. En este sentido cuidar la salud de estudiantes, profesores, asistentes de la educación, familias, de todos los actores de la comunidad escolar, es tan importante como aprender, pues es parte del aprender a vivir juntos para salvaguardar la salud pública. Sin duda ello es parte de la nueva realidad mundial donde debemos pensar en la salud del otro, donde los docentes deben crear nuevas estrategias, metodologías de aprendizaje quizás aún no conocidas las cuales deben ser creadas. Cuando la Pandemia del Covid-19 sea controlada, no podemos retroceder al pasado, debemos avanzar en nuevas metodologías donde los profesores tengan clases virtuales o presenciales, el modelo conocido como mixto, está enfocado en el ahorro y no la calidad de la enseñanza, un docente no puede atender estudiantes presenciales y online al mismo tiempo, es generar políticas publicas deficientes, los profesores necesitan ser capacitados y divididos con diversas especialidades.

Se puede trabajar a distancia gracias al desarrollo de las tecnologías, aunque ello es posible sólo para un porcentaje de la población que tiene los medios y recursos necesarios para estudiar de forma remota. La educación se encuentra en una fase de reacomodación en la que destaca la internalización, que incorpora las tecnologías, los medios de expansión, la era de la información.

Compartir este artículo