En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

“El agua es la leche que da la tierra”: Concierto Homenaje al centenario de Margot Loyola. Por Alex Ibarra.

“El agua es la leche que da la tierra” es una expresión propia de la sabiduría indígena. En un continente como el nuestro debería ser algo impreso en nuestra conciencia, sin embargo nuestras sabidurías ancestrales fueron borradas con brutalidad desde la instalación del proyecto de dominación iniciado en la Colonia y continuado por el Estado Nación. Varios compositores han sabido situarse empáticamente con las manifestaciones y saberes indígenas, de aquí el protagonismo de Margot Loyola, y de tantos otros. Por ejemplo, un pionero es el compositor Carlos Isamitt con su cancionero araucano en las primeras décadas del siglo XX (recientemente reeditado gracias al trabajo de Dionis Isamitt y de Freddy Chávez); algunas intervenciones del grupo Sol y Lluvia en los ochenta; o de la banda de música de vanguardia Animal en Extinción que en su disco “Antes y después” incluyen algunos versos escritos en mapudungun. En todos éstos trabajos aparece el reconocimiento sincero de la lengua como del saber mapuche que tiene como uno de sus valores principales y patrimoniales: el respeto hacia la madre tierra (Ñuke Mapu). Contesse también ingresa en esta particular tradición musical haciéndonos aparecer la lengua mapudungun del pueblo mapuche con un canto de agradecimiento a la madre tierra. La recuperación de la lengua es claramente una de las prácticas más notables en el proceso de descolonización.

Muchos de nuestros artistas asumen una conciencia clara de lo importante que es la acción política y no la eluden en su trabajo creativo. Esta artista también ha contribuido, desde sus investigaciones heredadas desde el magisterio de Loyola, en la aparición de nuestro origen afro como lo expresa en su “Cueca afro” grabada en el disco Diluvio: “aquí sí hay sangre africana (…) pero la historia no cuenta”. En trabajos anteriores ha mostrado su compromiso político, claro es en la canción “Décimas al agua” que bien podría ser utilizada en las luchas por la recuperación del agua que sigue en manos de los privados a pesar de que ésta debería ser considerada y protegida como uno de los elementos naturales de soberanía nacional.

En el Homenaje brindado por Natalia Contesse, enriquecido por el grupo musical que ha logrado conformar con una sólida base de cuerdas con Simón González y Patricio Rojas, más el aporte de Luis Barrueto en percusión, hay un espectáculo musical de calidad que se amplía con el aporte de acompañamiento que hace la Orquesta Clásica del Maule. No está de más señalar que esta producción se origina en esta región identificada con el mítico río del Valle Central acopio de las aguas de las lluvias que descienden de los Andes. Pocas veces una creación realizada en las provincias irrumpe en la cartelera capitalina, en este sentido se provoca una transgresión superadora del centralismo metropolitano institucionalizado, muchas veces, por la política cultural.

Alex Ibarra Peña.
DR. Estudios Americanos.

Compartir este artículo /