En kioscos: Marzo 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El aporte cultural y social de la comunidad Palestina. Por Alex Ibarra Peña

Hay datos que estiman que la mayor inmigración de palestinos a nivel mundial fuera de Medio Oriente se dio en Chile. Este dato creo que es suficiente para ir comprometiéndose solidariamente con esta causa liberacionista. Popularmente a los palestinos en nuestro país se les suele llamar los “turcos”, el periodo de esta migración fue a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, siendo la mayoría de ellos profesantes de la religión cristiana. Varios de ellos desarrollaron la actividad comercial en distintas ciudades, antes de la explosión de los mall comerciales y de las tiendas chinas, las casas comerciales destacaban los apellidos de estos negocios familiares.

En el ámbito académico han sido un verdadero aporte, varios intelectuales chilenos de origen palestino que conozco se han ido comprometiendo desde posiciones críticas con la causa palestina que tomó una significativa forma en la segunda mitad del siglo XX. El enfoque poscolonial y decolonial se ha ido alimentado de varias categorías que provienen de este ámbito teórico donde destacan autores como Edward Said.

El rechazo a la guerra es una de las causas que deberían ser prioritarias en las culturas que asumen una perspectiva humanista, además en el caso nuestro considerando el reconocimiento a la comunidad palestina tendríamos que vociferar en contra a la pretensión de los países bélicos que la han violentado con las armas buscando su exterminio. La oposición a este genocidio, como a cualquier otro, es motivo de indignación.

En estos días la comunidad palestina chilena se ha ido organizando para visualizar y concientizar el problema de la violencia a partir de actividades culturales y políticas que contribuyen a la convivencia, esto no sólo en nuestra capital sino que también en provincia, entre éstas destaco el campeonato de surf “Palestina Libre” que se realizará en la ciudad de Constitución entre el 2 al 4 de febrero, en donde además se podrá disfrutar de la danza y del diálogo crítico, rescatando lo ancestral y poniendo a la vista el agobio de crueldad actual que sigue dándose en estos días.

Alex Ibarra Peña.
Dr. En Estudios Americanos.
@apatrimoniovivo_alexibarra

JPEG - 393 kio

Compartir este artículo