En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El dilema de la ley de pesca: innovación o perpetuar la ignorancia. Por Pablo Fernando González

"La innovación es la capacidad de ver el cambio como una oportunidad, no como una amenaza"
Steve Jobs

A propósito del escaso conocimiento de la actividad: “Ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.”

En inserto en El Mercurio la patronal SONAPESCA ha acusado de que “El informe –del gobierno- no solo devela contradicciones entre disposiciones del mismo proyecto, sino que los autores del proyecto de ley tienen un escaso conocimiento de la actividad.”, pero antecedentes que resultan críticos a la hora de proyectar la actividad pesquera para los próximos años revelan que la ignorancia más grave y preocupante sería la que acompaña a los actuales grupos económicos que controlan el sector pesquero. https://proyectosespeciales.emol.com/a-la-opinion-publica-sociedad-nacional-de-pesca-fg/

El pobrísimo conocimiento de los fabricantes de harina y aceite de pescado del potencial nutracéutico y económico de los lípidos y proteínas marinas para la salud humana contenidos en las cerca de 2 millones de toneladas de desembarque por año de jurel, sardinas, anchovetas, etc., perjudican gravemente al país, ya que como resultado de su escaso conocimiento de la actividad y su inversión en tecnologías básicas de proceso terminan elaborando productos de tan escaso valor agregado que en su mayoría solo sirven para la alimentación animal, de allí su precio de venta de US$ 2.000 la tonelada, un precio tan miserablemente malo que no supera el 20 % del valor de la tonelada de cobre en bruto.

Los aceites de los peces que posee en abundancia nuestro país son ricos en Omega-3 los que son cada vez más apetecidos por el mercado global por su valor nutracéutico para la salud humana (DHA y EPA, hasta 30%), los que superan los US$ 520.000 por tonelada, un precio espectacular del que Chile no puede sacar provecho. El mercado premia a las empresas del primer mundo con fuerte inversión en ciencia, tecnología y recursos humanos altamente calificados, y deja afuera a los fabricantes chilenos ya que estos solo se dedican a los negocios de bajo valor agregado. https://news.illinois.edu/view/6367/502281

Lo anterior perjudica gravemente al sector de pesca artesanal, ya que estos últimos no tienen otra alternativa que vender su captura de anchoveta, jurel, sardinas, ricas en Omega-3, a precios bajísimos y ven que su actividad cada vez es menos rentable y que modernizar sus embarcaciones se hace a costa de muchas privaciones. También ocurre que cada vez es más recurrente se vean enfrentados a presionar a los distintos gobiernos por mayores volúmenes de cuotas para poder hacer rentable sus negocios, sabiendo que la sobreexplotación es comida para hoy y hambre para mañana.

La culpa es del chancho y del que le da el afrecho

Fue el Congreso, quien el año 2013 mediado por hechos de corrupción les entregó por ley a 20 años plazo y renovable, los porcentajes mayoritarios de las cuotas de pesca de estas pesquerías a los fabricantes de harina y aceite de pescado asociados a SONAPESCA. En los últimos 12 años de vigencia de la anterior ley la incapacidad de los anteriores para gestionar tecnologías inteligentes de procesamiento de Omega-3 y su nula inversión en innovación, permitió le dieran continuidad a lo que vienen haciendo por décadas, esto es, fabricar mayoritariamente harina y aceite de pescado destinado al consumo animal.

Dime con quien andas y te diré quién eres

Con respecto a la autora de las 211 indicaciones de SONAPESCA que serían parte de un “estudio jurídico ejecutado por una prestigiosa consultora experta en temas pesqueros.” vale anotar que estos gozarían de la misma ignorancia que sus mandantes: “tienen un escaso conocimiento de la actividad”, aunque vale reconocer que su estudio jurídico demuestra un profundo conocimiento de los modos de como la ley podría perfeccionarse a favor de los intereses de los grupos controladores del sector, lo que hace pensar si esta experticia fue adquirida cuando dos de ellos cumplieron la funciones de Director Nacional de SERNAPESCA, otro fue jefe de la división jurídica de SUBPESCA y Subsecretario de Pesca subrogante y otro de ellos Jefe de Acuicultura de SUBPESCA, lo que debería generar muchas alertas y una en especial, es si al frente de las instituciones del sector pesquero hemos tenido por años al gato cuidando de la pescadería. https://acuiestudios.cl/colaboradores-2/

El escaso conocimiento de la actividad impide la Innovación en el sector pesquero.- SONAPESCA ha insistido en el mismo inserto que cualquier alteración a la ley afectará la estabilidad económica y al empleo que generan sus empresas y ello revelaría que estamos al frente de un “… proyecto refundacional que el Ejecutivo quiere someter al sector por razones ideológicas y programáticas.”.

La pretensión de alinear al país con una economía más compleja, competitiva y de libre mercado, queda claro que los violenta y acusan que pretender esto último obedece a razones ideológicas, y en ello tienen razón, ya que la inversión en ciencia y tecnología se ha transformado en una cuestión ideológica para salir del atraso económico pero también lo es insistir en leyes de privilegio para los fabricantes de harina y aceite de pescado, socios de SONAPESCA que le cierran el paso a la innovación y a la libre competencia.

Los controladores del sector pesquero saben muy bien que sus negocios destinados a la alimentación animal que vienen haciendo sin modificación por más de medio siglo solo son rentables a condición de mantener el monopolio de las cuotas de pesca y de su fabricación, por ello no tienen pudor de reclamar que corresponde a un derecho adquirido -hacer lo más básico, sin calentarse la cabeza- . Lo más insólito es que sacan partido de ese refrán que dice que “la ignorancia es audaz” y reclaman que cualquier alteración de lo anterior es refundacional, como si la innovación fuera un castigo del infierno.

Diputados y senadores, esta vez no deberían comprometer al país en la protección por ley de la ignorancia de los grupos económicos que gustan de los negocios extractivistas asociados a la exportación de productos de bajo valor agregado. El país está al frente de una gran oportunidad si saca provecho de los Omega-3 marinos para la salud humana contenidos en abundancia en la riqueza pesquera del país. Nuevos emprendimientos podrían alinear a Chile con la industria biotecnológica mundial, la que puede ser demandante de parte de los miles de profesionales egresados de nuestras universidades en especialidades como: bioquímica, biotecnología molecular, ingeniería de bioprocesos, biotecnología, bioinformática, etc., algunos con grados de magister y doctor por prestigiosas universidades del primer mundo y del país, y por lo mismo altamente calificados esperando que Chile les dé las oportunidades para contribuir a un salto cualitativo de la matriz productiva del país.

Pablo Fernando González, PYME Innovación en biotecnología marina.

JPEG - 124.9 kio

https://inta.uchile.cl/noticias/192720/productos-del-mar-en-chile

Compartir este artículo