En kioscos: Octubre 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El Gobierno y su falta de confianza. Por Alex Ibarra Peña

Suele hablarse del ilícito que ocurre en las relaciones entre la política y lo financiero. Poco se cree en la transparencia de los fidecomicios, lo cierto es que los empresarios que se involucran en política incrementan su riqueza. La sospecha sobre esta forma de enriquecimiento cruza el limite de lo ético. Será por eso que en Chile, a algunos estafadores, en vez de presidio se les ha condenado con clases de ética?

En estos días se han dado algunas noticias financieras relacionadas a Piñera. Una es que según Forbes esta figura empresarial habría subido cincuenta y cinco lugares, o sea en estos últimos años su riqueza aumentó, en esa cínica figura del fideicomicio. Claramente hay razones evidentes de lo conveniente que es el vinculo de la política para los negocios. Muchas fortunas se ven blindadas por las garantías que entrega la clase política a algunos comerciantes, por cierto perjudicando a otros. Esto es un hecho grave y no debería parecernos normal. La cuestión ética es una cuestión humana y la falta de ésta afecta el desarrollo equitativo que debe imperar en las sociedades.

El otro hecho noticioso financiero que afecta a Piñera, es el traslado de una suma importante de inversiones a la bolsa colombiana. Esto no sólo constituye un problema ético, en el sentido que veníamos describiendo de la ilícita relación entre lo financiero y la política.

Aparece aquí un relevante aspecto político. En el contexto de la crisis social y política que vive Chile, en la cual tiene una parte importante de responsabilidad el Gobierno actual, lo movimientos financieros a otras bolsas, pueden ser interpretados como inseguridades de estabilidad para las inversiones. Es decir los capitales dejan de confiar en las políticas de los países dado el fracaso que representan.

El traslado de las inversiones de la familia Piñera Morel dejan ver qué el Presidente se está quedando cada vez más solo. Esta familia ya no confía en el Gobierno, por eso es que tiene sensatez que se lleven los capitales a otros mercados internacionales. Otra equivocada señal de Piñera.

El fracaso de este Gobierno es evidente, hay hechos concretos que lo muestran a pesar de que el discurso sea otro, ya sabemos que algo se esconde cuando las acciones no corresponden con las palabras. La crisis política se sigue agudizando, seguimos con los mismos políticos que intentan salvar de algún modo al viejo sistema político que le entrega los privilegios que no respetan la dignidad del ser humano.

Un Gobierno sin confianza, es muestra de una total crisis política. En estos casos debería ser considerado válido un desalojo, no se puede ser irresponsables con crisis tan grandes como estas. Acudimos al fracaso histórico, tal vez más grande de la derecha. Este Gobierno no está capacitado para terminar su periodo, además sería muy injusto que sea el mismo Piñera a quien le toque firmar la Nueva Constitución, no sé si él rechace esa situación de oportunismo.

Alex Ibarra Peña
Dr Estudios Americanos

Compartir este artículo