En kioscos: Enero 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El valor patrimonial del vino chileno: el milagro de Convento Viejo. Por Alex Ibarra Peña

Una de tantas historias de migrantes de que se pueden relatar es la de José Puertas Pons, proveniente de una provincia de España apenas una década del comienzo del exilio republicano que le diera tanta importancia al Winnipeg y a la labor humanitaria del poeta Pablo Neruda. Este visionario migrante instalado en la comuna de Convento Viejo en Curicó se refirió a sus tierras, dedicadas al cultivo de viñas incluyendo bodega para la producción de vinos, como “el milagro”, dando así el nombre a este fundo. Curicó es sin duda uno de nuestros valles que se reconocen como productores de frutas y también de buenos vinos. Seguramente quien sea oriundo de esta tierra recordará la importancia que adquieren las vendimias, cosechas que generan trabajo a grupos de temporeros en estos meses veraniegos que quedan antes de que caiga la primera lluvia, casi siempre cercana a Semana Santa. Los temporeros son grupos de trabajadores que han aprendido el oficio de este trabajo fundamental para el cultivo de los vinos procesados en las bodegas dedicadas a la fermentación.

Viñedos Puertas en el fértil valle de Curicó se ha transformado en un importante productor de vinos heredera de la tradición española que suele destacarse junto a otras tradiciones como la francesa o la italiana elaborando vinos desde hace siglos. La estancia en este territorio le ha permitido a esta familia integrar a su historia la pertenencia geográfica dándole una identidad maulina abierta a la internacionalización de sus mostos.

La línea de vinos Aguanegra es parte de este proceso de pertenencia que posibilita la toma de conciencia en el amor a la tierra, ya que este nombre alude a otra reconocida localidad curicana. Aguanegra posee una variedad amplia de cepas tintas como lo son el clásico cabernet sauvignon, el malbec mucho más conocido del otro lado de la Cordillera de Los Andes, los novedosos cabernet franc y petit verdot y el ensamble malbec/merlot.

Este tipo de producciones vitivinícolas que han ido creciendo en el reconocimiento de las uvas, dedicándoles especiales cuidados que permiten la diversificación en la clasificación de los vinos, son un aporte importante a la vino cultura. El vino en nuestro país parece una bebida cotidiana que intuimos compleja, pero a la cual no nos podemos aproximar a su comprensión total, después de todo el ser humano no puede acercarse demasiado a la comprensión de un milagro. Esto es parte de nuestra compleja existencia por eso cuando el verbo no es suficiente acudimos extasiados a los sentidos, con el buen beber nos acercamos a nosotros mismos sin temor al misterio.

Alex Ibarra Peña.

Dr. En Estudios Americanos.

@apatrimoniovivo_alexibarra

Compartir este artículo