En kioscos: Abril 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El valor patrimonial: Il Vicino el buen sabor de barrio. Por Alex Ibarra Peña

Es una buena costumbre la de salir a pasear por el barrio, darse el tiempo para el ocio necesario de caminar un poco por esas calles de barrios tranquilos entre árboles y casonas conversando con la libertad de divagar, realizar el sano ejercicio de olvidarse de preocupaciones en el espacio urbano que habitamos. Volver a caminar la calle, volver al reencuentro con la familia y los amigos, práctica necesaria de la sociabilidad en que el rito de compartir los alimentos ocupa un lugar central.

Hay varios barrios bellos de Santiago en la comuna de Providencia, lugar céntrico de la ciudad, apartándose un poco de au arteria central está la Avenida Francisco Bilbao que rinde homenaje a un gran intelectual chileno decimonónico que nos dejó varios escritos con un espíritu libertario orientado al ideal de la igualdad. Esta Avenida se va cruzando con calles y callecitas que conviven con una arquitectura patrimonial del siglo XX, espacios habitacionales de departamentos a escala menor y la aparición de nuevos proyectos habitacionales que tienden a descomponer la densidad geográfica más cotidiana.

Un buen barrio, por cierto, requiere de espacios que ofrezcan comida de calidad para que la caricia al espíritu también sea acompañada de la necesaria nutrición que merece el ser humano. Aquí me permito destacar un pequeño lugar que con delivery (costumbre aumentada en el encierro pandémico) proporciona alimentos a sus vecinos, el cual también cuenta con algunas mesas para disfrutar de la buena comida italiana, esto es lo que ofrece Il Vicino (@il.vicino) una pizzería y un lugar que tributa la comida de ese país. Proyecto que está próximo a cumplir dos años y que nace por el fanatismo por la pizza que posee Pablo Rosales que logró convencer a unos amigos para que fueran sus socios.

La pizza se ha convertido en una comida cotidiana a nivel global y nuestro país no es la excepción, por eso es que dada la oferta existente podemos ser más exigentes con la calidad de éstas, este criterio es uno de los que motiva a Il VIcino a ofrecer un producto de alta calidad logrando una exquisita masa acompañada con productos variados, frescos y abundantes para los distintos gustos que haya que satisfacer. Junto a una variedad de pizzas también ofrecen una variedad de distintas pastas y salsas para acompañarlas. A diferencia de otros proyectos similares aquí también han incorporado una carta especial de postres destacando la Panna Cotta de frutos rojos, el Canollo Siciliano (galleta frita, rellena de crema ricotta, naranja confitada y pistacho) y Scialatelli Fritti (churro con nutella y pistacho).

Il Vicino es un lugar que ha hecho un compromiso por la buena alimentación que contribuye al entorno del barrio al que pertenece, logrando en estos años un importante reconocimiento entre quienes disfrutan de la comida italiana. Comida que hoy es reconocida internacionalmente y que previamente se fue instalando en nuestros países americanos después del desplazamiento de las guerras europeas en el siglo XX. Comprender el amor por la comida italiana es un buen ejercicio de comprensión a la integración de la migración forzada. La comida además de nutrirnos es una posibilidad de ensanchar nuestras concepciones culturales a través de la estimulación sensorial que provocan los sabores.

Alex Ibarra Peña.
Dr. En Estudios Americanos.

JPEG - 1.6 Mio

Compartir este artículo