En kioscos: Enero 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El valor patrimonial: tributo a la comida...

El valor patrimonial: tributo a la comida italiana en Pizzería San Telmo. Por Alex Ibarra Peña.

"Qualcosa bolle in pentola".

Pasear por el Barrio Italia es una cuestión casi cotidiana para quienes disfrutan del comer y del arte del diseño. Este barrio de Providencia me evoca, en algún sentido, al barrio de Palermo en Buenos Aires, hay algunos elementos que permiten visualizar un aire común. Este centro gastronómico ofrece varias alternativas que invitan a pasear por sus calles entregándose a la distracción y al ocio, cuestiones fundamentales para la existencia.

Haciéndole honor al barrio la comida italiana es un foco central. Esta comida entendida como parte de la comida mediterránea, tiene una alta estima en nuestro consumo alimenticio. Por una parte los migrantes italianos lograron integrarse culturalmente y en esto la comida es una prueba clara, por otra parte la comida italiana es bastante universal, podríamos decir que en cualquier lugar del mundo podemos comer pizza.

En esta relación entre barrio y comida aparece en calle Santa Isabel 438 la Pizzería San Telmo, antes ha existido en otros lugares del sector oriente de la ciudad y también cuenta con una sucursal en calle Simón Bolívar. La historia del inicio de esta pizzería es de 1986, siendo pioneros en el reparto de comida a domicilio. Más tarde Marcela López y su hermana se convirtieron en socias y dueñas de este proyecto, en la actualidad su hijo Alí Aguilera López es quien es propietario de los dos lugares. Marcela con orgullo sigue apoyando el trabajo de su hijo y nos permite conocer parte de esta historia que la llenan de orgullo por las alegrías vividas junto a los distintos clientes que se van vinculando a las preparaciones que se ofrecen destacando la mano de Manuel Marín Lonconao durante treinta años.

La casona de Santa Isabel es agradable, tiene varios comedores, un patio interior que invita a estar cómodamente bajo las sombras de unas parras y la belleza de una buganvilia florida que nos permiten esa hermosa nostalgia donada por las casonas centenarias sobrevivientes a varios terremotos. Podríamos decir que aquí ingresamos a un Aleph, esos lugares mágicos en que parece que no existiera ni el tiempo ni el espacio.

Pizzería San Telmo no sólo ofrece pizzas variadas, entre éstas hay las clásicas con buena charcutería, vegetarianas y con frutos del mar; también ofrece una amplia carta en pastas, lasagnas y panqueques. En las pastas podemos encontrar aquellas a base de calabaza, con nutritivos rellenos y salsas exquisitas. Por cierto, los postres son variados y tienen ese gusto casero. Para acompañar la comida cuenta con limonadas, jugos, cervezas de calidad, vinos y espumantes. Las empanadas, los palos de ajos y las pizzas dejan claro que el queso hay que tomárselo en serio y distinguirse con la calidad de éstos.

La comida italiana es una comida que reúne a la familia, compartir la mesa en este lugar familiar en el cual se es muy bien atendido es un verdadero soporte para detenerse en un día de paseo que nos permitamos ir redescubriendo nuestra ciudad en un maravilloso barrio que respeta el ritmo del transeúnte y desde el cual todavía podemos ver la cordillera, los arreboles, el sol o la luna.

Alex Ibarra Peña.
Dr. En Estudios Americanos.

JPEG - 79.3 kio

Compartir este artículo