En kioscos: Julio 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Elikura Chihuailaf diálogo abierto con nosotros los chilenos. Por Alex Ibarra Peña.

«...nuestros antepasados dicen que el primer
Espíritu Mapuche vino desde el Azul.
Pero no de cualquier Azul
sino del Azul del Oriente».

Quien haya tenido alguna conversación con este poeta seguro ha escuchado su permanente referencia al Azul. ¿Por qué esa persistente referencia? Una de las razones es la conciencia identitaria determinada por un origen ancestral. En los pueblos andinos (entiendo así al pueblo Mapuche también), la memoria por el saber de dónde provenimos es una regla. Cada persona posee una historia, es un sujeto que porta un recorrido, hay un relato con significado. La referencia insistente al Azul esconde esa conciencia de ser que alude a un origen. Me resulta significativo este Azul del Oriente, en cuanto a que representa un habitar diferente, si se quiere alternativo, a un modo de vida de Occidente. El origen marca ya una separación con los modos de vida impuestos en la Colonia y reiterados hasta hoy día.

Chihuailaf sabe de su origen y de lo conflictivo que resulta para su ser la relación con Chile, ese Estado-Nación agresivo, que buscó homogenizar la ideología invasora que nos obligó a la negación de esas legítimas formas de vida originarias. Cuántos mea culpa tenemos que hacer por esos juicios racistas que limitaron nuestras comprensiones de las reivindicaciones de este gran pueblo que se mantenido en su identidad dándonos una lección de dignidad a lo largo de la historia. Sólo nos podemos expiar tomando conciencia de nuestro racialismo y luchando en contra de esos modelos hegemónicos que son parte de la lógica del lucro de esa clase privilegiada. El «Recado confidencial a los chilenos» es una contribución fundamental para una toma de conciencia a favor de un interculturalismo beneficioso en nuestra convivencia ciudadana interpelada hoy por un plurinacionalismo constituyente. Reclamo que, este autor, emprendiera hace ya más de dos décadas confrontándonos amablemente.

Hoy quiero recordar esa amabilidad de Elikura, propia de nuestra cultura «chilena», seguro de herencia «indiana». El recuerdo es el siguiente: día de lluvia, de esos a la antigua, es decir que llueve desde el suelo hacia arriba, cruzó apurado un área verde en el Campus San Miguel de la Universidad Católica del Maule, me acompaña ese ímpetu de arrojamiento a la lluvia. Cuando llueve todos se mojan dice el dicho popular, me sacudo a la entrada del salón antes del inicio del recital poético. El amauta mapuche me pregunta, ¿eres mapuche?, medio respondo preguntándome a la vez «qué yo sepa». Observa, Elikura, no le temes a la lluvia, así que te mojas menos, el mapuche no le teme a la lluvia por eso lo agrede menos. Comprendí esto como un encuentro espiritual. Años más tarde, caminando por Santiago con unos amigos/compañeros de estudios y de bares, exclamó Cherie Zalaquett «cacha a éste la lluvia no lo moja, es mentira eso de que cuando llueve todos se mojan», hasta hoy mi amiga cuenta esa historia cuando puede.

Hace algunos meses trabajando una versión de «Razón de vivir» de Víctor Heredia, hablaba con Paquita Rivera sobre lo lindo que sería incorporar algún fragmento en lengua mapuzungu. Hablamos con Natalia Contesse para que nos colocara en contacto con este solicitado poeta. Le planteamos a Elikura la idea de que tradujera un texto de Paquita y lo involucramos con un relato que es parte de la versión (https://www.youtube.com/watch?v=EHaRdR98gt0). Aquí nuevamente encontré la amabilidad de Elikura y recibimos su generosidad. Vivenciamos la práctica cotidiana del don y la reciprocidad.

Me permití este relato anecdotario para mostrar esos rasgos característicos de este intelectual mapuche, como se ha dicho en otras oportunidades, pero desde mi punto de vista adquiere total significado con Elikura: «no es honrado con el premio, sino que el Premio Nacional se ve honrado con él». Hoy recibes este Premio a la distancia, sin poderlo celebrar con tu comunidad en el Walmapu, consecuencia de esta pandemia.

Seguro volverás cargado de nuevos poemas, con tu profundidad y sabiduría seguro algo tienes para decirnos en estos días a los chilenos del octubre, a los que no cesan en la lucha por la autonomía mapuche, a los pobres maltratados por la pandemia. Mientras sigo leyendo y dialogando con tu «Recado confidencial» que interpela a la construcción utópica en la recuperación del mito Azul. Chaltumay peukayal wenui.

Alex Ibarra Peña.
Dr .Estudios Americanos.

Compartir este artículo