En kioscos: Noviembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

¿En serio? Por Luis Nitrihual Valdebenito

El operativo policial de ayer en la comunidad mapuche de Temucuicui ya es una norma. Hace tiempo vengo insistiendo en que vivimos en un Estado de Excepción Permanente que consiste en una guerra de baja intensidad, claramente en contra de grupos disidentes, pero también en contra de la población en general. Todo es culpa de la ciudadanía y no de aquellos que mal operan el sistema político, policial y judicial. Lo de ayer ya sobrepasó todos los límites de lo imaginable; un operativo de 800, sí, lea bien, 800 policías entraron a la comunidad mapuche en busca de drogas y armas. En la televisión se vio como una película; tanques, armas, helicópteros, gritos, heridos, un muerto…

Se trató, como en las series gringas, de un ejército de policías y militares que invadió con sus equipos tácticos, siempre bien premunidos y uniformados, una comunidad de poco mas de 250 personas. La verdad sea dicha, Temucuicui ha mantenido, desde hace décadas, una lucha frontal contra el Estado chileno. Han reclamado su autonomía territorial y se han enfrentado con las fuerzas policiales en una lucha que parece no tener fin y de la cual, políticos de todos los colores sacan dividendos electorales. Ahora vendrán los discursos altisonantes, pronunciados frente a las cámaras, y resultan ser mas una puesta en escena que una acción política efectiva.

Considerando el contexto de conflicto, ¿nos están diciendo que luego de movilizar a 800 policías, arriesgar la vida de jóvenes que viven en el norte de Chile, que nada tendrían que estar haciendo en el sur, encontraron 40 kilos de marihuana y unas cuantas armas? ¿En serio? Discúlpenme, pero estos policías deberían estar dedicados a desbaratar las bandas de narcotráfico que arrasan Chile y que mueven toneladas de cocaína y pasta base. O las bandas de delincuentes que roban y matan a plena luz del día en el Barrio Meiggs en Santiago. Luego de ejecutar tan desmedida acción, que le costó la vida a un muchacho que hoy pasará a la categoría de mártir, pero que luego pasará al olvido y sólo quedará en la memoria de su familia, encontraron esa cantidad de droga. Pero si más marihuana suele encontrarse en una casa.

Por otro lado, ¿en serio nos pueden decir que fue una coincidencia que el operativo en cuestión fuese hecho el mismo día que condenaron por homicidio al Carabinero Carlos Alarcón Molina en contra de Camilo Catrillanca, en la misma comunidad de Temucuicui? Resulta algo realmente preocupante que tanto la fiscalía como la policía carezcan de sentido común y estén entregando mártires a familias que poco tienen que ver con la lucha que el Estado chileno tiene en contra de Temucuicui. Es alarmante la espiral de violencia en la cual nos quiere sumir este gobierno antes de marcharse.

Esta película me parece conocida. Se llama Vendetta.

8 de enero de 2021

Compartir este artículo