En kioscos: Noviembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Esta exposición no tiene nombre. Dibujos de Álvaro Gueny. Por Francisca Márquez

Imagen digital de promoción 1080 x 1080 pixeles 72 dpi Formato PNG

[Esta exposición no tiene nombre] anuncia la muestra Dibujos de Álvaro Gueny en el Centro Arte Alameda. En el trasfondo de la invitación, los contornos de una boca y una nariz dibujadas a carboncillo completan la escena. Un rostro que opera como puerta de entrada a la serie de 11 paneles que contienen dibujos a carboncillo sobre soportes de cartón/yeso de 2,40 x 1,20 mts. Soportes volcanita (Cia.Ind El Volcán S.A.), de esos que se usan como frágiles tabiques en tantas viviendas a lo largo del país. Cada soporte ha sido numerado como si se tratase de un grabado, pero no llevan título alguno, de manera que es el o la espectadora la invitada a completar el relato. Tal como lo advierte el perfil de rostro avejentado y de sonrisa burlona dibujado en el primer panel que recibe al visitante: “esto no tiene nombre”; no moleste y no joda, pareciera querer decir. Recorrer los 11 paneles, prolijamente instalados en el extenso muro de Galería Arte Alameda, es por sobre todo, una invitación a seguir la mirada y el trazo atento del artista por la ciudad de Santiago. Recorrido que se acompaña de una advertencia: “No apoyarse ni rozar los dibujos, gracias”. Pero el visitante distraído no pareciera comprender, lo que obliga al artista a restaurar las marcas de los visitantes sobre el delicado trabajo a carboncillo.

Vista del salón de exposiciones del Centro Arte Alameda

El carboncillo, fabricado por el artista, le permite jugar generosamente con los trazos libres, gruesos y finos. El uso diestro de la goma de borrar sobre ese carboncillo, completan el juego de luces y sombras. Un dibujo, que a ratos nos hace pensar en un collage que nos permite entrever la factura de cada obra: la sutil cuadrícula naranja que nos muestra la diagramación y réplica de la fotografía llevada al gran formato; la fotografía que sirvió de inspiración; el montaje y el dibujo a mano alzada que nos remite al largo trayecto de Gueny en el comic y la historieta desde los años ochenta.

Panel 5 /10, Alvaro Gueny 2022. Dibujo con carboncillo sobre panel de cartón / yeso 2.4 x 1.2 m

En sus dibujos, Gueny suma imágenes que luego superpone jugando con las perspectivas y puntos de fuga. En este juego de la mirada, el cableado eléctrico opera como un enjambre que amarra todo a su paso: postes, árboles, transformadores, nubes, carreteras, líneas de metro, viviendas, rostros, miradas y cuerpos… Cableado que de tanta presencia por nuestra ciudad ya no vemos, pero que la mano del artista nos pone en primer plano, despertando en el visitante un cierto agobio y desazón. Líneas que como hilos se constituyen en el amarre de una trama de grises y negros: polución, bombas lagrimógenas y nubes negras que nos sumergen en la letanía de la vida urbana. A no ser quizás por los suaves destellos de la vida cotidiana y su intimidad, donde el artista nos conduce amablemente: un baño de geométricos azulejos blancos, un melón abierto y jugoso como una vulva, el cuerpo sinuoso de una mujer, la mirada extraviada de una joven tendida, una cama de blancas sábanas donde la forma del cuerpo recién despertado aún se adivina… Para quienes conocemos el Instagram de Alvaro Gueny, sabemos que a menudo esa cotidianidad redime de la inmensa soledad que se adivina en la ciudad. Allí también está su taller, su cocina, su jardín, su ventana. Aquí en la muestra, sin embargo, el artista nos revela fundamentalmente la ciudad y sus formas abigarradas. Atemporalidad de una ciudad que se ha hecho de retazos y destellos inacabados de modernidad, pero donde la soledad se impone. Sin embargo, en algunos paneles, entre cables y postes negros, surgen a modo de un horizonte tenue y desolador, los cuerpos de los manifestantes del estallido social. Cuerpos en torno una fogata humeante, y donde el hollín es tan negro como las siluetas de los árboles enredados en el cablerío infernal. Cuerpos de un colectivo movilizado, a pie o en bicicleta, que como un paréntesis se abre lugar en nuestra historia y en la muestra.

Panel 1/10 Alvaro Gueny, 2022. Dibujo con carboncillo sobre panel de cartón / yeso 2.4 x 1.2 m

En este itinerario el segundo de los dibujos permite descubrir con magistral abstracción alguna de las claves presentes en toda la muestra. Este dibujo asemeja un cielo con nubes, un conjunto de claros y oscuros, blandos y vaporosos. Parafraseando a Junichiro Tanizaki, podríamos decir que, en este dibujo, Gueny realiza, a través de una gama de luces y sombras, esponjosas, livianas y aterciopeladas, el elogio a la sombra. En toda la muestra, Gueny continúa con este juego de luces y sombras, para señalarnos que, en el mundo urbano, como en el cielo cargado de nubes, coexisten la sombra, la oscuridad, la luz y la claridad siempre como tamices que se superponen. Es a partir del juego de claroscuros en paisajes, cordilleras, nubes, horizontes, cuerpos y calles que el artista nos permite apreciar la opaca belleza de la vida contemporánea, y con ello la coexistencia del conflicto, del dolor y del afecto en la configuración de la condición de lo urbano.

Panel 6/10 Alvaro Gueny, 2022. Dibujo con carboncillo sobre panel de cartón / yeso 1.2 x 2.4 m

La muestra se exhibe en el Centro Arte Alameda, entre el 14 de octubre al 4 de diciembre 2022. Arturo Prat Nº 33, Santiago.

Álvaro Patricio Gueny es Licenciado en Artes Visuales; se desempeña como profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Santiago. Su obra

puede verse en:

https://www.instagram.com/el_rtrato/

https://www.instagram.com/alvarogueny

Compartir este artículo