En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Estado de rebeldía. Juicio a los criminales. Por Alex Ibarra

Con el paso de los días la insurrección del pueblo chileno comienza a dar algunas luces de claridad. Cada vez es más evidente que es inútil la continuación de este sistema político, actualmente suspendido por un régimen de facto inconstitucional. Los principales responsables políticos de las graves violaciones a los derechos humanos son Sebastián Piñera y Andrés Chadwick.

Lamentablemente los políticos no han comprendido el grito de la calle. Siguen aferrados a sus puestos políticos sin cumplir con su obligación frente a la ciudadanía. No hay consenso entre la clase política y la ciudadanía es contundente el malestar que justifica el "que se vayan todos". Sin embargo, los causantes y principales responsables de la crisis desatada en medio de las legítimas protestas deben ser juzgados política y criminalmente.

El juicio no sólo se justifica por la falta constitucional sino por la gravedad de las consecuencias del Estado de Facto en el cual hoy nos encontramos. Hay muertos, desaparecidos, violadas y torturados, todos estos crímenes merecen condenas.

No se puede aventurar hasta cuándo se mantendrá este estado de rebeldía, no hay suficiente organización revolucionaria. Tal vez ya sea el momento de junto con gritar dejar espacios a cabildos y dejar que fluyan los liderazgos para sintetizar las demandas políticas del movimiento ciudadano.

Por el momento la gente sigue en las calles y se ha ido sumando más a las movilizaciones, han disminuido los enfrentamientos y los saqueos. La única violencia que aumenta es la violación a los derechos humanos de los cuales cada día nos informamos más acerca de su gravedad y cantidad, superior a los datos oficiales. Tengamos en cuenta que la alta funcionaria internacional Michel Bachelet no tiene la autoridad moral para pisar este país como comisionada, ya que es parte de la causa de la insurrección que es la grave situación de desigualdad.

Chile sigue despierto y soñando con menos ingenuidad. Esperamos los castigos a la clase política y a los oligarcas de los monopolios que bien conocemos Matte, Luksic, Angelini, etc. Ningún culpable puede quedar impune, los males sólo se terminan atacando la raíz.

La situación política es grave, Chile hoy es una país inestable por su ingobernabilidad, hay desobediencia civil, así que señores de la COP25 busquen otro país, no vengan a provocar una nueva revuelta, ahora viene el tiempo de asumir el poder popular.

Alex Ibarra Peña
Dr Estudios Americanos.
Colectivo de Pensamiento crítico:
Palabra encapuchada.

Compartir este artículo /