En kioscos: Mayo 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Exceso de delegación de trabajo al profesorado. Por María José Muñoz

El mundo educativo tiene varias aristas desde profesores que hacen bien su trabajo y otros que siempre están tratando de caer le bien a su jefatura directa ya sea jefe de Utp o Director, el tema es que como en todos los trabajos existen trabajadores que son “lame patas” o “chupamedias” que buscan caer bien y hacer trabajo que no le corresponde como por ejemplo publicar puestos laborales con el fin de sentir un poco de poder y que le pregunten la cantidad de horas y donde envían sus antecedentes, y por si fuera poco hasta llaman a otros colegas sin el consentimiento de los directivos, muchas veces resulta que logran ascender algún puestito de oficina porque nunca quisieron estar en el aula, porque todos sabemos que son los profesores y estudiantes son la escuela, y muchos de los puestos que se han inventado son cargos para darle mas carga laboral a los profesores, ¿Cuál es el sentido que exista un profesor que recuerde la entrega de guías, planificaciones y notas? ¿Qué sentido tienen los inspectores generales si están en una oficina como relacionadores públicos? ¿Para qué sirven los encargados de convivencia que solo piden favores y colaboraciones a los profesores? ¿No que ellos eran los que le colaboraban al profesorado?, las horas de colaboración son para cubrir compañeros de trabajo, volviendo al principio de este análisis, falta reconocimiento laboral del profesorado ya que su función es mucho más importante que otro cargo dentro de las escuelas y liceos de Chile, los profesores no deben esforzarse en buscar otros profesores porque mientras ellos se desgastan por caer bien a los directivos ¿Quién esta haciendo su trabajo?, es el colmo que profesores busquen profesores y que los profesores encargados solo deleguen trabajo y entonces si su trabajo es delegar seria muchos más fácil que hubiesen papelitos en la oficina como si fueran ticket con favores laborales con retribución económica extra, de seguro los establecimientos escolares funcionarían mucho mejor sin directores ni encargados que solo fabrican sobrecarga laboral a los profesores ordenando desde las oficinas calientitos en invierno mientras los profesores que leen correos electrónicos desde las aulas, desde sus celulares con su interne

Compartir este artículo