En kioscos: Abril 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Fin de un ciclo: 30 años son suficiente. Por Alex Ibarra

Hoy 11 de marzo es una fecha que tuvo un sentido republicano para la democracia heredera de la dictadura. Esa democracia es la que, por lo menos, en la escena parlamentaria aparece dividida. La celebración oficial del Gobierno tuvo que realizarse sin sus socios de la llamada oposición.

La apuesta por la democracia representativa en manos de los partidos políticos es un lamentable fracaso. Las causas de nuestra crisis tienen mucho que ver con la corrupción de los políticos que defraudaron a la ciudadanía que creyó en sus promesas populistas que no fueron más que un mero engaño.

La democracia representativa es la que ha sufrido la herida a manos de quienes se apropiaron de la "democracia" y que hoy siguen agrediendo violentamente al pueblo desde los aparatos represivos del Estado. Siguen aumentando los heridos, los encarcelamientos, las violaciones a los Derechos Humanos. Es brutal la violencia del Estado frente a la mayoría de ciudadanos que siguen manifestándose en las protestas, paralizaciones, barricadas, etc.

Los poderes del Estado aun no aceptan que ya se terminó un ciclo histórico y que estamos en el inicio de una política por venir. En vez de la aceptación aspiran a la solución institucional apoyando las estrategias represivas.

La defensa de lo más noble del ser humano sigue siendo el modelo político que busca la realización de la felicidad. No estamos mejor que antes, pero al menos ya nos encontramos en la concientizacion de que no es justo que siempre los mismos sufran el antinatural régimen de injusticia. Las transformaciones sociales suceden en la historia y son posibles por los grandes cambios de paradigma propios de las revoluciones.

La mejor celebración de la democracia está en el hecho de que el pueblo oprimido se puso de pie gritando que la dignidad no tiene que ver con las jerarquías. Este es el centro de cualquier democracia radical, esto es lo que hoy deberían celebrar los discursos, el logro que sólo se mantiene luchando contra esas fuerzas que siempre buscan mantener sus privilegios con sus precarios sentimientos de solidaridad y con su incomprensión de lo justo.

Alex Ibarra Peña.
Dr Estudios Americanos.

Compartir este artículo /