En kioscos: Mayo 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Gabriel Boric: el poder se abriga con manos obreras. Por Gustavo Gac-Artigas

Este viernes 11 de marzo el presidente más joven en la historia de Chile, 36 años, Gabriel Boric recibirá en la ceremonia de transmisión de mando la banda presidencial.

Como es tradicional en las transmisiones de mando, cada presidente recibe una nueva banda con los colores de la bandera de Chile: rojo, azul y blanco.

Este año, la banda presidencial fue bordada por manos obreras, dedos de las 16 trabajadoras del Sindicato Revolucionario Textil.

16 obreras pusieron sus esperanzas en cada puntada; en cada hebra iba un grito, unos pies cansados de tanto marchar exigiendo un Chile más justo, una espalda apaleada por la represión, un canto de alegría, una caricia de mujer resumiendo a las miles y miles que, el 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, marcharon por las calles de las ciudades de Chile los ojos puestos en el futuro.

En un gabinete, donde por primera vez en la historia hay una mayoría de mujeres —14 de 24—, donde 7 de los 24 ministros tienen menos de 40 años, se ven los rostros de aquellos que en el 2006 marchaban por sus derechos, marcha que hoy llegó al palacio presidencial para continuar marchando, marchando con los ojos puestos en el futuro para construir un Chile mejor, más amable, más justo. Un Chile social donde todos serán escuchados, donde los hilos trenzados por las 16 costureras del Sindicato Revolucionario Textil llevarán, no gotas de sangre sino lágrimas de alegría.

Gabriel Boric resume esta nueva etapa en el largo camino del pueblo chileno, el largo camino de aquellos que, desposeídos de riqueza, creyeron que las cosas podían cambiar, el largo camino recorrido por aquellos que pagaron con sus vidas, prisión o tortura el haber soñado con un Chile más justo.

Todos ellos arroparán al presidente más joven en la historia de Chile, Gabriel Boric y juntos marcharán en esta nueva etapa de la historia.

Y les pido perdón, pero por esos dolores que son mis dolores, por esas esperanzas que son mis esperanzas, por ese pueblo que es mi pueblo no puedo evitarme gritar: ¡Viva Chile, mierda!

Gustavo Gac-Artigas es escritor, poeta y director de teatro chileno, miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Reside en los EE. UU.

Compartir este artículo