En kioscos: Mayo 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Gente digna. Por Carlos López Dawson

HOMENAJEAR LA DIGNIDAD HUMANA

La memoria es frágil por lo que es necesario recordar que hay personas con dignidad en cualquier circunstancia, incluso cuando pueden perder beneficios o prebendas. Si bien es más fácil encontrar un corrupto y hacer estudios profundos sobre sus actos, es más difícil escribir sobre las personas dignas porque ellas no hacen alardes de sus actos. Pero, es necesario hacer un esfuerzo de memoria y relevarlo. Sin duda que mencionar los a todos en una columna periodística es imposible. Las Municipalidades están tratando de nombrar calles y plazas con los nombres de víctimas de la dictadura y de personas que realizaron actos de dignidad.

LOS TRABAJADORES DE LA MONEDA

Ese aciago día del 11 de septiembre de 1973 muchos trabajadores que se desempeñaban en el Palacio de la Moneda llegaron a trabajar, a pesar de que desde temprano se sabía que había un golpe de Estado. Allí estuvieron, acompañando al Presidente de la República, Salvador Allende, incluso tomando las armas disponibles, sin proporción a las que tenían los golpistas, un gesto de dignidad empecedero. Varios de ellos fueron murieron en el combate y otros fueron secuestrados y luego asesinados por militares indignos. Sus nombres, encabezados por el Presidente Salvador Allende, están hoy grabados en los muros del Palacio presidencial como un símbolo de la dignidad humana, mientras que los nombres de sus asesinos llenan expedientes judiciales imborrables también y condenados por la eternidad.

LOS UNIFORMADOS DIGNOS

Muchos militares, marinos, aviadores, carabineros, gendarmes, fueron encarcelados y expulsados de sus instituciones y muchos asesinados, por su consecuencia democrática, incluso antes del golpe se inició la persecución, la que quedó grabada en seudo juicios en los que se sentenció a penas de cárcel sin relación con el Derecho, sino consecuencia de la barbarie de los asaltantes del poder del Estado que pretendieron con ello borrar la huella del crimen. (https://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%ADctimas_militares_de_la_dictadura_militar_de_Chile, Informe Rettig, Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación). Varios oficiales fueron asesinados en actos terroristas ordenados por el propio Pinochet, tales como los generales Bachelet y Prat. Algunos actos simbólicos de reparación se han realizado a esos militares dignos, pero sin duda el más importante es su reincorporación a las filas de la Institución, como en el caso de la FACH. Sin duda que es un ejemplo para seguir no solo respecto de los uniformados ilegal y arbitrariamente expulsados, sino que debiera también realizarse respecto de los funcionarios públicos que sufrieron lo mismo. Solo basta derogar los decretos que lo permitieron.

DIPLOMÁTICOS DIGNOS

Por un plato de lentejas muchos venden hasta su alma, con mayor razón cuando el plato es suculento. Sin embargo, el servicio público no estuvo exento de persecución y de traiciones éticas. ¨Por ello es admirable que algunos funcionarios del servicio exterior hayan manifestado su oposición al golpe, sabiendo que podían ser expulsados sin más, como de hecho ocurrió n con muchos de ellos más tarde. Solo nombrare a tres, Hernán Montealegre, Mariano Fernández y Eduardo Ormeño. La política de los consensos perduró la violación de sus derechos, prohibiéndoles a los funcionarios del servicio exterior con menos de seis años de carrera ser reincorporados.

SANTA MÓNICA

Cuando el Cardenal Silva Henríquez convenció a varias personas a crear una instancia de protección de las personas ante las atrocidades cometidas por la dictadura cívico militar que se había apoderado del Estado muchos jóvenes, arriesgando su libertad y sus vidas, se le unieron en el Comité por la Paz que se instaló en calle Santa Mónica en el barrio Cumming de Santiago, comenzando una labor gigantesca sin la cual muchos otros habrían sido víctimas de la barbarie instalada en el pais. A pesar del respaldo de varias iglesias, incluidas no cristianas, y de instituciones nacionales y extranjeras humanitarias, incluso de gobiernos extranjeros, Pinochet ordenó la clausura del Comité. Ante lo cual el Cardenal Silva Henríquez sumó a los Obispos católicos en su empeño por tratar de ´proteger la vida y libertad de los perseguidos por el régimen dictatorial, creando la Vicaria de la Solidaridad, institución de la Iglesia Católica que realizó una enorme labor por los perseguidos, tarea a la que más tarde se sumarían otras organizaciones como la Comisión Chilena de Derechos Humanos, El Comité de los Derechos del Pueblo (CODEPU), la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristinas (FASIC), el Comité contra la Tortura, entre otras. Sin embargo, el camino que abrió el Comité Pro Paz, en calle Santa Mónica, quedará imborrable en la historia patria, por lo que su nombre deberá perdurar como un signo de reconocimiento de tanta gente digna que allí colaboró. Eso aconseja mantener el nombre de esa calle como testimonio de dignidad.

LOS ABOGADOS Y ACTIVISTAS DE DERECHOS HUMANOS

Desde el primer día de iniciada la dictadura asumieron la defensa de los perseguidos numerosos abogados y activistas a lo largo del pais, entre ellos estaban Jaime Castillo Velasco, Raúl Rettig, Pedro Barria, Roberto Garreton, Eduardo Castillo, Jorge Molina, Alejandro González, Gustavo Villalobos, Caucoto, Rose Marie Bornand, por nombrar solo algunos, quienes debieron trabajar contra viento y marea, contra jueces prevaricadores, contra una prensa mentirosa y controlada por la dictadura, y arriesgando sus vidas y su libertad. Muchos fueron secuestrados, expulsados del pais, ingresados en listas negras, perseguidos, asesinados, victimas como muchos otros. Miles de activistas en las poblaciones del apis jugaron un rol fundamental para proteger a los perseguidos y difundir los derechos humanos, algo nunca visto en ningún país.

EMPRESARIOS DIGNOS

La persecución política también alcanzó a los empresarios nacionales, algunos de los cuales sufrieron la desaparición de sus hijos, otros que se vieron forzados a cerrar sus empresas. La persecución política no discriminaba, de hecho, la DINA era como una jauría sin control. TRABAJADORES DE LA SALUD

El personal de la salud, políticamente heterogéneas en esa época enfrentó el golpe militar con una enorme solidaridad. Sin duda que lo arriesgaron todo por proteger a personas diversas que ni conocían pero que estaban en riesgo. Varios debieron después salir del pais, otros no tuvieron esa suerte y fueron encarcelados o asesinados por los agentes de la dictadura. 22 médicos y otros tantos estudiantes de medicina fueron asesinados entonces y otros que sobrevivieron siguieron arriesgando sus vidas, de los cuales solo nombrare algunos Hernán Lechuga, Leopoldo Ortega, Hernán Saavedra, Michelle Bachelet, Ramiro Olivares.

EL PERIODISMO DIGNO

Ser periodista en dictadura es un acto de heroísmo, tal como el de un miembro de la resistencia, o un guerrillero, debe enfrentarse a los riesgos del secuestro. la tortura y la muerte. Y los hubo y muchos. Los militares golpistas bombardearon las instalaciones de las radios, luego ocuparon sus oficinas. Ordenaron primero el cierre y luego establecieron la censura. En un primer periodo se imprimieron diarios clandestinos y se emitieron programas radiales del mismo modo. Otros siguieron adelante a pesar de la censura, como Análisis, Apsi, Cauce y Fortín Mapocho. Otros pagaron con su vida, como el editor internacional de Análisis, José Carrasco Tapia. Todos esos periodistas y los que aun luchan contra la dictadura mediática, son sin duda gente digna que merecen nuestro respeto.

DIGNIFICANDO EL ARTE

Muchos artistas sufrieron la represión de entonces, la lista es larga pero quien la debe encabezar es Víctor Jara, no solo por ser uno de los más conocidos, sino por la forma en que fue asesinado, y porque simboliza la sociopatía criminal del régimen cívico militar.

UN PUEBLO DIGNO

Seguramente hay muchos que merecen ser mencionados por sus actos dignos, como aquellos que salvaron vidas o se opusieron a actos criminales. Y no habría espacios en un diario para mencionarlos a todos. A pesar de la represión el chileno ha sabido enfrentar con coraje tanto la dictadura como el abuso policial, teniendo presente que durante doscientos años ha sido victima de masacres inaceptables, crímenes de lesa humanidad, incluyendo el propósito de genocida cometido contra el pueblo mapuche. Siempre los chilenos se han levantado contra el abuso y la indignidad, y el 18 de octubre de 2019 no fue una excepción DIGNOS CONSTITUYENTES

Actos de dignidad también se han producido recientemente. La Convención Constitucional elegida democráticamente en mayo de 2021 estaba integrada por personas muy diversas, muchos de ellos, la mayoría, profesionales incluidos profesores universitarios. Desde el primer día fueron víctimas de una campaña de desprestigio y persecución como solo se conoció en dictadura, por los mismos medios de comunicación que se prestaron entonces a ocultar los crímenes de Pinochet y que hoy rasgan vestiduras ante las criticas del presidente Gabriel Boric. La campaña contra la Convención Constitucional no solo fue respecto de los temas que se debatían si no hacia las personas, descalificando su profesionalismo, o su calidad moral o su cultura o su raza. Entre los convencionales de entonces habían calificados intelectuales como Fernando Atria o Agustín Squella o Elisa Loncon, por nombrar solo algunos. Muchos de estos constituyentes han demostrado su calidad humana al no ponerse a la altura de sus calumniadores y perseguidores. Que duda cabe que la historia recogerá el ejemplo y consecuencia democrática de cada uno de ellos. Que sirvan estas líneas como homenaje a todos ellos.

Compartir este artículo