En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Homenaje en el mes de Roberto Matta. Por Jorge Leal Labrin

Roberto MATTA:
Nacimiento 11 de noviembre de 1911,
Fallecimiento: 23 de noviembre de 2002,

COMENTARIO SOBRE UNA OBRA DE MATTA: ¨El día es un atentado¨ - 1942- Ibra que se puede ver en la Colección Museo Bellas Artes, Chile.

En honor a la clave numérica de Matta : nacimiento 11 / 11 / 1911, en este mes de noviembre del 2022, el huracanado artista tendría 111 años.

Su gran legado, sus espacios, colores, temáticas y un método para la reflexión.

Cabe señalar que Matta, al situarse como creador, se involucra fundamentalmente como ser humano. Desde esa visión, es válido para él interrogarse permanentemente, una y otra vez… Es una premisa que acostumbra introducir en cada una de sus obras; se permite entrar en lo medular, en la palpitación misma del corazón de la existencia, como vasos comunicantes entre la obra y la vida; lo hace filosófica y poéticamente. Al trazar y manchar su tela, parte del principio mágico de las eventualidades; se deja llevar en afinidad con el sentimiento de Novalis en esa magia sorpresiva y así cotidiana. Las tramas tensionan el riesgo de quien vive el día bajo la condición absoluta de la poesía, con una disposición frente a la vida, valor que señalaba también Duchamp con el ¨infra-mince¨. Será una visión sicodramática que vemos en varias de sus pinturas; se repite la misma tensionalidad y confluye en muchos de sus trabajos de la década de los años 40, como Accidentalidad, Dark Light, Splitting the Ergo, … ¨El día es un atentado¨ es una tela de pequeño formato, 76x91 cm, en una variación de grises que fluyen tanto al blanco como al negro, junto a unos leves toques de verde árbol, más rosado y amarillo que dan alegría y calidez, para contrastar con la tonalidad que prima, el gris; el espacio se acentúa con finas líneas ondulantes, aparecen unos cuerpos en volúmenes y, de fondo, diversos planos, todo en un sugerido laberinto del ¨Vitreur¨. Conoce bien este artista que vivió una vida surrealista; sabe que salir al encuentro del día es prepararse a la aventura, el riesgo… Como lo señala, esto dependerá de la intensidad de tu propósito; si quieres vivir el día en sus veinticuatro horas deliberadamente, poéticamente, tendrá que ser desde las vísceras de Lautréamont. Todo nos indica que el día puede ser plano y aburrido, sin amenazas; puedes andar mirando cada vuelta de la esquina, protegiéndote de que nada te suceda, evitándolo todo, pero éste igual irrumpe y puede ser amenazador… El día es un atentado, al igual que la vida. Sólo el valor que Matta le otorga a la poesía puede alterar los riesgos, porque como él lo dice: ¨La poesía no es solamente un sonido musical, un sonido de palabras; es más, es el nombre de la vida¨. Nos induce a reflexionar sobre algo importante; es que a partir de este momento, el día marcará la secuencia de tu vida y puedes también hacer ¨estallar el ego¨, para ser tú el dueño del tiempo de tu día, y resolver las múltiples dudas que parecen amenazar tu jornada. En el paso de la luz a la sombra y del sol a la oscuridad, puedes responderte que existes.

Jorge LEAL LABRIN

Compartir este artículo