Mayo de 2015
Las minas, el agua potable y las micropartículas de EE.UU.
Apalaches, prisioneros de su propio carbón

A pesar del boom del petróleo y del gas de esquisto, el carbón sigue siendo la principal fuente de producción de electricidad en Estados Unidos. En la actualidad, las compañías mineras privilegian la explotación a cielo abierto y arrasan las montañas para extraer el mineral, con efectos devastadores para el medio ambiente.

La tarde del 5 de abril de 2010 una poderosa bola de fuego se propagó por las galerías del Upper Big Branch, una mina de carbón del Coal River Valley, en Virginia Occidental. Decenas de hombres quedaron atrapados. Mientras Cable News Network (CNN) enviaba móviles satelitales, el presidente Barack Obama hablaba en televisión. Ese valle encajonado, donde jalonan pueblos casi fantasmas y el agua de la canilla huele a gasoil, se convirtió en el ojo del ciclón mediático estadounidense. El suspenso macabro llegó a su fin unos días más tarde: el balance definitivo contabilizaba veintinueve muertos.

Se construyeron dos monumentos en memoria de los desaparecidos. Uno de ellos, tallado en granito, representa veintinueve siluetas que se abrazan. Fue financiado por la industria y está dedicado a “todos los mineros heridos, enfermos o muertos en el trabajo”. El otro memorial, más íntimo, se encuentra en el lugar exacto de la tragedia: veintinueve cascos y otras tantas coronas de flores. En el piso puede verse, como un grito, un mensaje en tiza escrito por un lugareño: “Dios bendiga al carbón”...

Texto completo en la edición impresa del mes de MAYO 2015
a la venta en librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl





http://sc.mondediplo.com/article.php3?id_article=3961

Droits réservés - TOUS DROITS RÉSERVÉS © 2002 - 2004 Le Monde diplomatique