Agosto de 2017
En Bagdad, los artistas iraquíes hacen frente al caos
Representar el dolor para superarlo

Devastada por casi cuarenta años de guerras o embargo internacional, cruentos atentados terroristas, una desastrosa situación económica y un lastre de tradiciones opresivas, Bagdad exhibe sin embargo una vitalidad cultural asombrosa. Creadores teatrales y cineastas, artistas plásticos e intelectuales no cesan de producir.

Apenas una decena de hombres jóvenes barren piedras y escombros, silenciosos y ensimismados. Un humo acre se siente en la garganta cuando ellos se van y nos dejan en el silencio absoluto de un cráter negro y opresivo. Unos instantes después se empieza a oír la música y se ve un haz de luz. En el piso agoniza un cuerpo torturado. Su cara, que imanta nuestras miradas, irradia con dolor sus últimos espasmos de vida. Un compañero de infortunios, aturdido y en harapos, se le acercó y en un gesto de fraternidad intenta agarrarle el brazo. Al sentir el contacto el cuerpo herido se convulsiona y se separa. Cualquier tentativa de acercamiento y compasión parece estar destinada al fracaso, pero el segundo hombre se empecina, desplegando alrededor de ese último suspiro sus brazos de ave, en una búsqueda desesperada por calmar el dolor. Este atrapante y perturbador ballet sigue por unos densos e incómodos veinte minutos, hasta que un canto coránico nos comenta que hay que entregarse al duelo y a la oración, buscar el sosiego en un más allá del mundo...

Texto completo en la edición impresa del mes de AGOSTO 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl





http://sc.mondediplo.com/article.php3?id_article=5431

Droits réservés - TOUS DROITS RÉSERVÉS © 2002 - 2004 Le Monde diplomatique